Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 20 9 2006 ABC Scotland Yard se declara inocente en la muerte de De Menezes E. J. B. LONDRES. Scotland Yard tendrá que someterse a juicio en los tribunales después de que ayer no asumiera ninguna culpabilidad en la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes, muerto en julio de 2005 de siete disparos en la cabeza confundido con un terrorista suicida. En la vista celebrada ayer, Scotland Yard se declaró no culpable de los cargos presentados contra este cuerpo en relación a la muerte del electricista de 27 años al entrar en un vagón del metro. Los cargos, elevados por el Servicio de Acusación de la Corona, tienen que ver sólo con la Ley de Seguridad e Higiene en el Trabajo; ni los policías que dispararon ni los jefes de la operación antiterrorista que propició la fatal equivocación serán procesados por asesinato. La familia del brasileño ha considerado ridículo que todo quede en un juicio por accidente laboral, y ha indicado que habría preferido que Scotland Yard se hubiera declarado culpable para así evitar un pleito judicial que se puede prolongar entre año y medio y dos años. Por su parte, la Comisión Independiente de Quejas de la Policía sigue instruyendo un informe sobre la posibilidad de que el jefe de Scotland Yard, Ian Blair, hubiera mentido en sus comparecencias en las horas siguientes a la muerte de De Menezes. David Cameron, (a la derecha) en su reciente entrevista con Nicolas Sarkozy, ministro francés de Interior AP El nuevo rumbo de Cameron recibe en referéndum el placet conservador El congreso del partido se convertirá en un show con concursantes EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La nueva dirección que David Cameron ha dado al Partido Conservador británico ha contado con un 92,7 por ciento de votos favorables en el referéndum celebrado entre la militancia. El apoyo ha sido definido por el propio Cameron como abrumador si bien en la consulta celebrada por correo finalmente sólo han participado 65.000 afiliados, que suponen el 27 por ciento del censo interno. La reducida participación no cuestiona el apoyo al documento Construir para durar sobre el que votaban los afiliados, según ha insistido la dirección del partido. Además de que el cuerpo social de los tories es poco dado a este tipo de consultas- -en una celebrada en 2000 sólo participaron el 16 por ciento de los miembros- es significativo que ningún sector del partido se haya movilizado en contra de los nuevos postulados de Cameron. Pío XI se opuso a Hitler y Mussolini, según archivos secretos del Vaticano ABC ROMA. Un diario escrito en 1938 al final del Pontificado del Papa Pío XI confirma que el Santo Padre se opuso a Adolfo Hitler y a Benito Mussolini, especialmente al aproximarse la Segunda Guerra Mundial, señaló ayer un historiador francés después de examinar varios documentos de lo que fueron archivos secretos del Vaticano, informa Ep. No tendré miedo. Prefiero mendigar limosna antes que ceder a las presiones del régimen del dictador italiano, afirma Pío XI en el diario que le llevaba uno de sus ayudantes, según el historiador Philippe Chenaux, quien dice haber leído el pasaje en los archivos del Vaticano. El diario fue escrito por monseñor Tardini, secretario de Estado del Vaticano con Pío XI, y estuvo basado en las conversaciones de Tardini con el Pontífice en septiembre de 1938, semanas antes de la Conferencia de Munich, símbolo del fútil intento europeo para aplacar a Hitler. Declaración de principios Aunque el texto Construir para durar no supone ninguna revolución y es más una declaración de principios que un detallado programa, sí que introduce las nuevas sensibilidades que defiende Cameron, como una apuesta por la ecología; el rechazo a insistir en una reducción de impuestos, que se supedita a la estabilidad económica, y más visión social. La declaración trata de distanciarse de la era Thatcher y confirmar que el partido ha cambiado como destacó ayer Cameron. La iniciativa busca sobre todo un efecto mediático de cara al congreso anual que los tories celebrarán a comienzos de octubre. Cameron se valió de sus artes telegénicos para hacerse con el liderazgo hace casi un año y ahora pretende que el congreso adopte formas de un show de televisión, con concursantes en busca de premio. Hay quien critica que Cameron confíe más en el marketing que en los contenidos, respondiendo a la etiqueta de tory Blair que él mismo se dio, pero nadie niega que ha sabido llegar al electorado, situando a los conservadores claramente por delante de los laboristas, por primera vez en muchos años. Mientras el congreso laborista que comienza el domingo tendrá elementos de documental dramático, el de los conservadores responderá una semana después de aquel al formato de concurso televisivo, y no sólo en aras de las candilejas mediáticas sino también como medio para encontrar nuevas ideas que pueden incorporarse al programa. El congreso copiará un show de la BBC llamado La cueva de los dragones al que acuden personas que han ideado algún producto para convencer a un grupo de exitosos empresarios de que inviertan en él. Así, en la parte final de cada jornada congresual, cinco dirigentes menores o simples militantes podrán exponer ante un panel de conocidos tories las propuestas que crean que el partido debe asumir. El panel, al que se incorporará uno de los empresarios que forman el jurado del show de la BBC, hará preguntas y escogerá las propuestas que considere más oportunas. Éstas se agregarán al programa del partido. Con todo lujo de medios El resto de la audiencia podrá intervenir utilizando agendas electrónicas que se repartirán entre todos los delegados. Con ellas podrán enviar textos con sus opiniones, que aparecerán en una gran pantalla próxima al estrado, previo escrutinio de que no contienen comentarios inapropiados. A la cita de los tories acudirá como invitado especial el senador norteamericano John McCain, uno de los candidatos con más posibilidades para la nominación del Partido Republicano en la carrera por suceder a Bush. La presencia de McCain es una muestra de que los republicanos de Estados Unidos han recobrado interés en los conservadores británicos ante la posibilidad de que vuelvan pronto al poder. Se trata de una alianza natural que quedó cortada ante la estrecha relación entre Bush y Blair y la nula perspectiva electoral de los tories El líder conservador británico busca un efecto mediático para el congreso anual que se celebra en octubre