Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M INFORMES DE LA POLICÍA (II) MIÉRCOLES 20 9 2006 ABC La Policía demuestra que no hubo contactos entre la caravana de ETA y la del 11- M El informe, de diciembre de 2005 y enviado al juez, se basa en los rastreos de los móviles de los terroristas b Las dos caravanas salieron hacia Madrid la misma noche, lo que fue utilizado por los teóricos de la conspiración para asegurar que hay conexiones entre ambas P. MUÑOZ, D. MARTÍNEZ MADRID. El segundo de los informes elaborados por la Comisaría General de Información, por orden expresa del juez Del Olmo para despejar las dudas lanzadas por El mundo y alentadas luego por la Cope sobre supuestas conexiones entre ETA y el 11- M, se ocupa de la coincidencia de que la caravana de la muerte etarra y la de los islamistas partieran la misma noche hacia Madrid, en concreto la del 28 de febrero de 2004. El asunto sirvió para poner una vez más en cuestión la autoría de la matanza de los trenes y alimentar la teoría de que una siniestra conspiración estaba detrás del peor atentado de la historia de España, perpetrado además con el objetivo de desalojar al PP del poder. Una vez más, la Policía, para llegar a sus conclusiones, se limita a analizar hechos probados y, por tanto, no sujetos a especulación. Lo hace, al igual que en el caso del informe publicado ayer por ABC, en un documento fechado el 15 de diciembre de 2005; es decir, cuando ya el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, había comparecido en la comisión de investigación del 11- M. Por tanto, difícilmente pudo hacer referencia a estos análisis concretos en aquella ocasión, tal como ayer se sostenía en los micrófonos de la cadena de los obispos. Rutas de los etarras y los islamistas Avilés Salas Tineo Grado Gijón N- 634 Torrelavega Santander Prellezco FRANCIA San Sebastián Bilbao Oviedo Unquera Sierrapando Vargas Rasillo La caravana Entrembanmestas del 11- M Bricia N- 623 Llanes León Escalada Sotopalacios Vitoria Logroño Pamplona Castrillo Rucios Burgos Benavente Palencia A- 1 Cogollos Madridejo del Monte Bahabon Esgueba Oquillas Gumiel Hizan Honrubia de la Cuesta Fresno de la Fuente Boceguillas Cerezo de Abajo A- 2 Lerma Huesca Soria Zaragoza Albalate de Cinca Alcolea de Cinca Binefar Valladolid Tordesillas Aranda de Duero A- 1 Fuentespina Salamanca Ávila Pedrales Castillejo del Mesleón Lérida Mequinenza Segovia A- 6 La Cabrera Pedrezuela Alcalá La caravana de la muerte Alcañiz Montilla de Aragón Alcorisa Tarragona Guadalajara Horche Villar Domingo garcía Madrid A- 5 A- 3 A- 4 Teruel Cañaveras Lugar de la detención A- 7 Infografía ABC Morata de Tajuña Seis móviles El elemento probatorio fundamental en el que se basa la Policía para demostrar que entre la caravana de la muerte y la del 11- M no hubo relación alguna es el rastreo de los teléfonos móviles de los terroristas. Los etarras- -Gorka Vidal Álvaro e Irkus Badillo Borde- -llevaban tres de estos aparatos y otros tantos estaban en poder de los islamistas, en concreto los correspondientes a Jamal Ahmidan, el Chino a Mohamed Oulad Akcha y a Abdennabi Kounjaa. Así, la Policía, en los análisis a los que ha tenido acceso ABC, concluye que los rastreos telefónicos no permiten determinar ningún tipo de contacto entre ambos grupos terroristas. Pero los investigadores, en su informe, no se conforman sólo con ese análisis primario y estudiaron también todos los contactos entre los responsables de las caravanas en sus diferentes niveles. El documento confirma la inexistencia de cualquier tipo de conexión o contacto entre ellos, lo que hace inverosímil la teoría de una acción concertada entre ambas organiza- ciones. Aún hay más en este punto. Se trata de la confesión de un miembro legal de ETA, Beñat Barrondo Olabarri, que declaró a la Guardia Civil haber adquirido en centros comerciales de Álava dos de los móviles que portaban los integrantes del comando Gaztelu de la caravana de la muerte El análisis policial destaca que los terroristas siguieron durante su viaje las indicaciones de sus jefes, que les fueron anotadas en un mapa de carreteras intervenido en el momento de su detención en Cañaveras (Cuenca) Precisa además el informe que los etarras se trasladaron al sur de Francia, donde un responsable de ETA les hizo entrega de la furgoneta Renault Trafic que contenía una bomba fabricada con Ni por el tipo de explosivo ni por las vías de adquisición se puede concluir una relación entre los grupos El único punto en común detectado es que ambos querían atentar en la campaña del 14- M pero con fines distintos 506 kilos de cloratita, 30 kilos de dinamita Tytadine y 90 metros de cordón detonante de fabricación francesa Además, precisa que este vehículo fue sustraído el 27 de noviembre de 2003 en la localidad francesa de Vallniers. Cuando se produjo la entrega, la furgoneta estaba ya preparada y dispuesta para que Vidal y Badillo sólo tuvieran que conectar el temporizador. De hecho, entre los efectos igualmente decomisados a los etarras había un papel con instrucciones sobre cómo tenían que hacer las conexiones para programar la activación del coche bomba. Se cree que las anotaciones fueron escritas por el también etarra Joseba Segurola Querejeta, alias Giputxi considerado en aquellas fechas como el lugarteniente de Txeroki jefe del aparato militar de la banda. Además, todo apunta a que fue Segurola quien entregó a Vidal y Badillo la furgoneta con 506 kilos de explosivo. En cuanto al material que transportaron desde Tineo (Asturias) hasta Morata de Tajuña Jamal Ahmidan y sus dos compinches, el informe precisa que se trataba de dinamita Goma 2 sin ningún tipo de preparación ni manipulación en una cantidad estimada en unos 200 kilos sustraídos de Mina Conchita por individuos del mundo de la delincuencia como el ex minero Suárez Trashorras, quien utilizó como enlace al también confidente Rafa Zo- huier. Precisamente el informe destaca como otra evidencia de que no hay relación entre ambos grupos el hecho de que en el caso de la caravana de la muerte la furgoneta ya estaba preparada para hacerla estallar. Análisis periciales Además del cotejo de las llamadas telefónicas que demostraron que entre los grupos no existía la menor conexión, la Policía hace referencia a los análisis periciales realizados por los expertos en explosivos de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía sobre las cargas explosivas de las dos caravanas. Los estudios corroboran la ausencia de cualquier tipo de relación al dejar claro que tanto la naturaleza y características del material como el origen del mismo no presentan ninguna analogía Los agentes de la Comisaría General de Información, no obstante, sí encuentran un nexo entre las intenciones de los dos grupos terroristas: su deseo de perpetrar un atentado en plena campaña electoral de las elecciones que se celebraron el 14 de marzo de 2004. En cualquier caso, la Policía añade de inmediato que incluso en este punto existen diferencias, ya que ETA buscaba una acción con una finalidad alarmista mientras que en el caso de los islamistas era manifiestamente destructiva Los investigadores demuestran