Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 9 2006 Nacional 13 SE VA EL ÚLTIMO BASTIÓN DEL PSOE DE GONZÁLEZ Conmoción en Extremadura y expectativas en el PP Los populares creen que no se ha acabado el ciclo de Ibarra, sino el del socialismo en la región JOSÉ ENRIQUE PARDO MÉRIDA. No hubo champán, pero en la sede regional del PP no podían disimular ayer cierto entusiasmo. Una alegría mal disimulada que se entiende en clave de disputa electoral. Y es que se cae del cartel el hombre que los ha derrotado hasta en seis citas electorales consecutivas, incluida la de 1999, cuando el candidato popular era presidente del Senado y José María Aznar estaba a punto de conseguir mayoría absoluta en las elecciones generales de 2000, también en el feudo de Rodríguez Ibarra. Muchas cosas van a cambiar en Extremadura tras la retirada de Rodríguez Ibarra, y el Partido Popular pretende que esos cambios les lleven hasta el Gobierno de la Comunidad. Eso dependerá en buena medida del candidato que elijan los socialistas (Fernández Vara es casi seguro) pero el PP cuenta con que el elegido será menos conocido por los extremeños que su actual líder, Carlos Floriano, para quien no se ha acabado el ciclo de Ibarra, sino el ciclo del socialismo extremeño. El presidente de los populares extremeños se mostró ayer convencido de que el nuevo candidato del PSOE intentará seguir con la rendición ante José Luis Rodríguez Zapatero y los nacionalistas que Ibarra ha consumado en los últimos meses y eso sería muy perjudicial para los intereses de Extremadura Esa fue una de las múltiples y variadas valoraciones que se sucedieron ayer en la hasta ahora Extremadura de Ibarra. Una región con menos de un millón de habitantes, controlada de cabo a rabo por el poder autonómico, que se había acostumbrado a vivir bajo el paternalismo y populismo de un carismático político cuya forma de expresarse, brusca, directa, y sin pelos en la lengua, había dado a la región un protagonismo inusitado a nivel nacional. Ayudas a Extremadura Alguien se preguntaba con lamento ayer, medio en broma medio en serio, quién le pagará a partir de ahora el PER, o las ayudas agrarias procedentes de Europa. Es tan sólo alguna de las opiniones que se podían recoger en las ciudades extremeñas cuando la noticia de la retirada de Ibarra empezaba a extenderse. Había opiniones para todos los gustos, pero también se oía el run- rún de los jóvenes de que ya era hora de que dejase: muchos no han conocido a otro en la Junta. GUILLERMO FERNÁNDEZ VARA Consejero de Sanidad y presumible sucedor de Ibarra como candidato del PSOE Un médico ex afiliado del PP J. E. PARDO El PSOE extremeño dará a conocer esta tarde el nombre del político elegido para sustituir a Juan Carlos Rodríguez Ibarra, pero la mayor parte de los dirigentes socialistas consultados por ABC en las últimas horas responden: Guillermo, será Guillermo Se refieren a Guillermo Fernández Vara, el actual consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura. Uno de los hombres fuertes del Gobierno regional y amigo personal de Ibarra. Hasta el punto de que el presidente extremeño no tuvo reparos a la hora de citarlo como la persona que le salvó la vida cuando el pasado mes de noviembre sufrió un infarto. Fernández Vara, médico forense, adivinó por teléfono que los síntomas de la dolencia que Ibarra le estaba explicando podían ser los de un infarto y avisó de inmediato al Samur. Comedido casi siempre en sus declaraciones y bastante respetuoso con sus rivales, Vara lleva años siendo la cara más moderada del Gobierno extremeño y es señalado como el hombre que supo recoger para el PSOE mucho voto de centro derecha en la región. También fue señalado rápidamente como el delfín de Ibarra, y eso le valió para que algún compañero de partido, seguramente con sus mismas ambiciones, filtrase a la prensa que Fernández Vara había sido afiliado del Partido Popular hasta bien poco antes de entrar a forma parte del Gobierno de Ibarra en 1995. Posteriormente, él misno se encargó de quitar importancia a este hecho y dijo que un familiar suyo le había apuntado al PP en Madrid. Su mayor logro en la cartera de Sanidad ha sido que en los hospitales extremeños las habitaciones sean individuales.