Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 19 9 2006 53 Un nuevo chip con láser promete revolucionar la transmisión de datos Razones para acosar Porque me provocaron Por gastar una broma Por otras razones Por molestar Por pasar el rato Porque a mi me lo hacen otros Para evitar que me lo hagan a mi (En 22,40 8,60 Por qué crees que te acosan No lo sé Por molestarme Por otras razones Porque soy más débil Para gastarme una broma (En 15,20 17,40 9,70 10,10 8,40 9,80 5,00 8,30 5,30 7,30 8,60 6,70 4,80 5,60 2,10 4,80 Mujeres Varones 5,80 4,80 3,20 3,00 2,90 Los jóvenes cometen actos delictivos cada vez más graves y a edades más tempranas Alerta sobre cómo internet y la televisión les hacen percibir la violencia de forma positiva b El congreso sobre hijos tira- Por envidia Porque soy diferente a ellos Porque son más débiles 1,10 Porque les provoqué nos, alumnos violentos y bandas juveniles analiza en Valencia la influencia de las políticas sociales y penales en los menores LUZ DERQUI VALENCIA. Los padres no sabemos lo que hacen nuestros hijos o no queremos saberlo Para el catedrático de psicología José Ignacio Navarro, codirector del seminario Tres retratos de violencia: hijos tiranos, alumnos violentos y bandas juveniles que ayer se inauguró en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Valencia, el tipo de vida actual ha hecho que, sobre todo en las grandes ciudades donde ambos padres trabajan, no exista supervisión sobre los niños, que pasan mucho tiempo ante la tele, conectados a internet o enganchados a los videojuegos. Las familias, añade, han delegado la responsabilidad de educar, algo que tiene muy difícil solución pero que es muy preocupante porque tiene gran incidencia en el fenómeno de la violencia juvenil. ran a su vida este comportamiento y utilizan la violencia para resolver sus conflictos. La consecuencia más importante de esta situación es que los actos delictivos se producen a edades cada vez más tempranas y son cada vez más graves Porque son diferentes 1,00 0 5 10 15 20 25 0,70 Porque me lo merezco 1,40 Síndrome del emperador Pero la violencia de los menores no sólo se refleja en la escuela o en su vida social, sino en su propia familia. Para Vicente Garrido, profesor de teoría de la Educación de la Universidad de Valencia, un ocho por ciento de los niños son violentos con sus propios padres, principalmente con la madre. Estos menores sufren el llamado síndrome de emperador caracterizado por maltratar física y psíquicamente a los padres de forma continuada, sin que estos puedan ser considerados como malos padres La pérdida de la capacidad educadora y socializadora de la sociedad, y en particular de la familia, ha contribuido, según este experto, a la expansión de la violencia de los hijos. Asimismo, Garrido destacó que actualmente la probabilidad de que los hijos sean egocéntricos es cada vez mayor porque se ha eliminado la culpa de la educación. Hemos cometido un error de gran calado, creer que la conciencia y el sentimiento de culpa era algo obsoleto, propio de ideologías caducas o de una religión trasnochada, pero la culpa es lo que nos hace humanos ya que, por ejemplo, los psicópatas no sienten culpa alguna afirma Vicente Garrido. 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 Infografía ABC El riesgo de acoso o violencia en las aulas es cuatro veces mayor entre los niños de 7 y 8 años En contra de la opinión de otros expertos, el estudio sostiene que el acoso es mayor en Primaria que en la ESO mayores tasas entre los varones se han detectado en Andalucía (un 27,7 País Vasco y Navarra (25,6 y las más bajas en Canarias (19,1 y Aragón (18 En conjunto, el informe atribuye la tasa más alta de acoso y violencia a Asturias y Cantabria (23,6 seguidas de Madrid (23,4 Castilla y León (22,7 Cataluña (22,6 Galicia (22,4 Murcia (21,50 y Extremadura y Castilla- La Mancha (20 En el capítulo dedicado a los autores del acoso y la violencia en la escuela, el estudio depara que tanto víctimas como agresores son, con mayor frecuencia, chicos que chicas. En el 18,65 de los casos, los acosadores son compañeros de clase, y en el 8,03 son compañeras. Además, en el 13,42 de los casos son alumnos de otros cursos o clases, y en el 3,74 el acosador es el propio profesor. Hay profesores- -dijo Piñuel- -que estigmatizan a un alumno, desencadenando así el fenómeno Esperanzas de solución Pese a la crudeza de los datos suministrados, Araceli Oñate manifestó que hay razones para la esperanza Basó está afirmación en que tres de cada cuatro niños acosados no responden con violencia y en que el 19 de los casos son los propios compañeros, los que detienen las conductas de maltrato Ayer también el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Nuñez Morgades, terció en el debate y limitó a un 4 el índice de acoso y violencia en las aulas. La violencia vista como positiva En esta misma línea, el defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, incidió en que una de las causas de la violencia juvenil está en que los menores, a través de la televisión, los videojuegos e internet, perciben la violencia de forma positiva. Ellos comprueban cómo los violentos consiguen lo que quieren y triunfan, así que incorpo-