Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MARTES 19 9 2006 ABC Sociedad El acoso escolar y sus formas Tasa de acoso y violencia escolar por CC. AA. Asturias Cantabria 23,6 Galicia 23,6 Acoso por profesores Andalucía Cataluña Madrid Galicia Extremadura Castilla- La Mancha Castilla y León País Vasco y Navarra Canarias Murcia Aragón Asturias Cantabria 0 1 2 (En 5,10 4,30 4,20 4,10 3,90 3,60 3,10 3,10 2,90 2,80 2,40 3 4 5 6 País Vasco Navarra 25,6 %25,6 22,4 Castilla y León 22,7 La Rioja 22,6 Aragón 18,2 Cataluña Com. Valenciana Madrid 23,4 Extremadura 20,0 Castilla- La Mancha 20,0 21,5 Baleares Modalidades de acoso y violencia escolar en España 30 (En 29,30 Murcia Andalucía 27,7 25 20,90 20 19,90 17,40 14,20 9,10 16,00 13,00 Canarias 15 Ceuta Melilla 10 5 Por encima del promedio En el promedio Por debajo del promedio Sin datos 0 Hostigamiento Intimidación Amenazas Coacciones Exclusión Bloqueo Manipulación Agresiones Uno de cada cuatro alumnos sufre acoso o violencia escolar a partir de los siete años El 60 de los acosadores acabará cometiendo un delito antes de los 24 años, según un informe b La investigación se ha realizado entre 25.000 alumnos de 2 de Primaria a 1 de Bachillerato de centros públicos, privados y concertados de 14 autonomías M. ASENJO MADRID. Uno de cada cuatro alumnos es víctima de algún tipo de acoso y violencia en las aulas, sin que se detecten diferencias entre centros públicos, privados y concertados, según el estudio Violencia y Acoso Escolar en España presentado ayer. Los datos del estudio- -dirigido por Araceli Oñate, directora del Instituto de Innovación Educativa, e Iñaki Piñuel, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares- -proceden del muestreo realizado a 25.000 alumnos de Segundo de Educación Primaria a Primero de Bachillerato (de 7 a 17 años) de centros públicos, privados y concertados escolarizados en 1.150 aulas de 14 comunidades autónomas. No aparecen datos de La Rioja, Baleares y Comunidad Valenciana, en este caso por problemas técnicos a la hora de aplicar el test a los escolares, ni de Ceuta y Melilla. El trabajo de campo fue realizado entre mayo y junio pasados y de acuerdo con las conclusiones obtenidas, el 23,2 de los niños que se sometieron al test AVE (Acoso y Violencia Escolar) han sido víctimas alguna vez de algún tipo de acoso o violencia en las aulas. No obstante, los autores del informe indicaron que sólo la cuarta parte de los que confiesan haber sufrido alguna de estas agresiones se encuentra en una situación límite. Es decir, es población con riesgo de caer en estados de ansiedad, depresión o baja autoestima e incluso de mayor gravedad. Me dan collejas y se ríen de mí dicen las víctimas Los autores del informe señalaron que no existe una causa real para ser objeto de acoso. Puede desencadenarse de la forma más trivial Así, sacar buenas o malas notas, llevar gafas o aparato en los dientes o ser la más guapa de la clase- -en el caso de las niñas- -son a veces motivo para convertirse en víctima. Piñuel y Oñate sostienen que los casos de acoso son, en la práctica, conocidos por profesores, alumnos y dirección del centro, y que mientras los alumnos se suelen unir al acoso, para no ser victimizados también, los adultos suelen trivializar este tipo de conductas, escudándose en que han ocurrido siempre Entre las formas de acoso que refieren los alumnos de Primaria aparecen el me llaman por motes no me hablan o me pegan collejas o puñetazos En Secundaria, a estos se añaden el me odian sin razón no me dejan hablar no me dejan jugar con ellos me insultan o se burlan de mi apariencia física Multiplicar por cuatro Asimismo, el estudio revela que el riesgo de sufrir acoso escolar se multiplica por cuatro en niños con 7 u 8 años y disminuye progresivamente hasta el Bachillerato (16- 18 años) etapa esta última en la que el porcentaje de acoso en las aulas (en torno al 11 por ciento) coincide con el acoso que se produce en otros ámbitos, como el doméstico o laboral. Piñuel rebatió la teoría de que Secundaria (ESO y Bachillerato) es la etapa en la que se produce más acoso. En su opinión y en contra de lo que suele pensarse, hay muchos más casos de acoso en la etapa de Primaria que en la de Secundaria. Según sus estimaciones, el mayor incremento de la violencia escolar, se da en Tercero de Primaria (43,60 de los casos) Sobre los efectos del acoso, el 54 de las víctimas sufren estrés postrau- mático, el 54,8 depresión, el 57,2 pérdida de autoestima, el 38 autodesprecio, el 43 ansiedad y el 15 %i ncluso llega a plantearse el suicidio como posibilidad, aunque sea de una forma muy remota y pasajera, afirmó Piñuel. Para los redactores del informe, el concepto de acoso escolar incluye tanto las agresiones y el daño físico, que representa el 10 de los casos, como la violencia psicológica, en la que incluyeron el hostigamiento verbal, las amenazas, la intimidación o las coacciones. Resaltaron que el daño psíquico provoca mayores secuelas que el físico en la personalidad del alumno e incluso tiene consecuencias más graves. Más vulnerables El resultado de las encuestas les lleva a deducir que un cuarto de millón de alumnos de los tramos de edad analizados sufren un acoso o una violencia muy intensa y que la mitad de ellos presentan consecuencias psicopatológicas, pueden padecer un daño crónico y ser más vulnerables ante otras formas de acoso. Piñuel aseguró también que, aunque no se desprende de sus datos, pero si de otros informes internacionales el 60 de los acosadores acabará delinquiendo antes de los 24 años. El acoso es mayor entre niños (24,4 que entre las niñas (21,6) y las