Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 19 9 2006 Madrid 43 Las dos historias de la discordia 144998: Corresponde a una mujer de 91 años que, según el informe de los peritos, padecía diabetes tipo 2, deterioro cognoscitivo moderado y dependencia moderada para las actividades básicas de la vida diaria. Por su casa caminaba con apoyo. El 10 de enero de 2004, a las cinco de la tarde, acude a Urgencias con hipoglucemia. Sus familiares le habían administrado esa mañana la dosis de insulina retardada habitual, pero apenas había desayunado. Cuatro horas después de su ingreso se pautan 100 mg. de tranxilium y cuatro ampollas de cloruro mórfico. Fallece a las siete horas y media después de la sedación. Según los peritos, no estaba en situación terminal. Para López Varas, sí. 526843: Es una mujer de 85 años con antecedentes de hipertensión arterial. Ictus dos años antes con hemiplejia residual- -para López Varas, era terminal- Llega al hospital el 8 de noviembre de 2003 sin conciencia. Se le diagnostica un ictus y, tras ocho horas de ingreso, la sedan, pero después se lo retiran. El 12 de noviembre se le reintroduce la sedación y muere poco después. califican lo sucedido de homicidios porque, según su versión, los pacientes no fueron consultados sobre si querían recibir la sedación, y el visto bueno lo dieron los familiares. También criticaron el baremo utilizado para determinar si los pacientes necesitaban ser sedados o no. Nunca trataban la enfermedad de base, sino que, directamente, se les practicaba la sedación indicó María Antonia del Moral, su presidenta. En este extremo tampoco se pone de acuerdo la otra parte, que afirma que en uno de los casos, la puntuación era de 11 puntos sobre 12, y en el otro de 12 sobre 12. El baremo establecido es que si el enfermo presenta más de siete puntos- -éstos vienen dados por algunas características que presentan los enfermos, como que sea mayor de 70 años o que esté en situación terminal- -la sedación está indicada, según los denunciados. El tema de fondo, de cualquier modo, se resume en si los protagonistas de las dos historias tratadas ayer en los juzgados de Leganés entraron en urgencias en situación terminal. Según el informe pericial, ninguna de estas dos mujeres se encontraba en tal coyuntura. López Varas, sin embargo, afirmó con rotundidad que ambas eran personas en estado agónico Luis Montes, Miguel López Varas y el letrado del primero, Rafael Burgos, a su entrada a los juzgados IGNACIO GIL Declara un imputado por las sedaciones de Leganés con divergencias con los peritos El abogado del doctor Montes pide que Lamela sea citado ante el juez de urgencias Miguel López Varas mantiene que las mujeres de dos de los casos más graves agonizaban. El informe pericial lo niega CARLOS HIDALGO MADRID. Discrepancias en el fondo del asunto para unos. Errores de bulto para otros. Pero nadie se pone de acuerdo. El médico adjunto del servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, Miguel López Varas prestó ayer declaración en el juzgado de primera instancia número 7 de esa localidad. Se trata del primer facultativo de siete que aporta su versión sobre las supuestas sedaciones irregulares practicadas en ese centro hospitalario entre 2003 y 2004. El imputado negó en todo momento la mala praxis y defendió su actuación en las 11 historias clínicas con resultado de muerte con las que se le relaciona, aunque su defensa legal habla de diez. La defensa de López Varas informó, al término de la declaración, que su cliente había aportado nuevos datos de los que no se había hablado hasta el momento Sin embargo, el representante de la acusación popular, Rafael Martín Bueno, de la Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias (Avinesa) explicó que no había indicado nada nuevo. Es más, se ha negado a contestar a las preguntas genéricas que le he hecho indicaba el abogado. En total, calculó Martín Bueno, fueron alrededor de diez las interrogantes sin respuesta. Una de las más polémicas, la b El médico adjunto siguiente: ¿Le había informado el doctor Luis Montes, por entonces jefe de Urgencias del Severo Ochoa, de la existencia de un nuevo protocolo de actuación? Según la acusación, se administraba desde un primer momento más cantidad de lo estipulado en ese protocolo, uno de cuyos firmantes era Montes. Es, según la acusación, lo que ocurrió en los dos casos tratados ayer, ambos de mujeres, que fueron objeto de la declaración: el 144998, de 91 años, y el 526843, de 85. El abogado de López Varas, Adolfo Barreda, indicó que su defendido explicó que el protocolo va según cada pa- ciente y, dependiendo de sus características, varía la administración de las dosis Como ejemplo, durante su declaración, López Varas esgrimió su experiencia con el tratamiento de toxicómanos. El imputado, en un primer momento, pactó con su abogado no contestar a las preguntas de las acusaciones y hacerlo sólo a las del juez y el fiscal. Sin embargo, observando el desarrollo del interrogatorio, decidieron contestar a todos. El abogado de Montes, Rafael Burgos, anunció que ha solicitado que el consejero de Sanidad, Manuel Lamela, sea citado a declarar. Los representantes de Avinesa no quieren oír hablar de eutanasia. Ellos Hoy comparece ante el juez el doctor Luis Montes por dos historias clínicas El doctor Luis Montes, jefe del servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa durante la época a la que corresponden las 15 historias clínicas que son el ojo del huracán, prestará hoy declaración ante el juez. Es, sin duda, la comparecencia más esperada, habida cuenta de que ha sido quien ha puesto rostro a la agria polémica. Montes, que fue destituido a raíz de que se presentaran las denuncias por las presuntas sedaciones irregulares, deberá hoy responder a preguntas sobre dos de las 15 historias que están siendo investigadas. Además, se le relaciona con otras dos. Según indicó escuetamente a ABC, su declaración redundará en los aspectos por él defendidos en el último año y medio. El titular del juzgado de instrucción número 7 de Leganés quiere aclarar 15 historias clínicas, de las que cuatro fueron, según el informe pericial, contraindicadas, y 11, excesivas. Las dos que protagonizaron la jornada de ayer se corresponden al primer grupo, a las más graves. La crisis del Severo Ochoa ha provocado un enfrentamiento político entre el Gobierno regional y la oposición, quizá el más agrio de esta legislatura. Utilización del bolo Durante la declaración se trató otro asunto espinoso. En la historia 526843, los peritos hablaban de que se había administrado la sedación con un bolo- -dosis de medicamento que se inyecta por vena rápidamente, de una embolada- lo que podría haber acelerado la muerte de la paciente. López Varas niega tal hecho, y afirmó que se hizo pausadamente, no de golpe Frente a los juzgados, un centenar de personas- -incluido el alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez (PSOE) -y miembros de sindicatos se congregaron ante la sede judicial para prestar apoyo a los médicos imputados.