Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional LA CRISIS DE LOS CAYUCOS MARTES 19 9 2006 ABC Caldera propone a las comunidades un plan para acoger menores sin concretar traslados ni financiación Andalucía, Ceuta, Melilla y País Vasco replican que no tienen plazas b Las autonomías gobernadas por Cuarenta nuevos antidisturbios a Canarias El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, anunció ayer durante su visita a Canarias que el miércoles llegarán a las islas 42 nuevos agentes de la Unidad de Intervención Policial para el control de la inmigración ilegal- -se ocupan sobre todo de la vigilancia de comisarías, centros de internamiento y puntos habilitados para acoger inmigrantes- Estos funcionarios se sumarán a los 399 antidisturbios ya desplegados. Entre los vigilados estarán a partir de mañana casi con seguridad los 160 ocupantes del barco- chatarra que llegó el jueves a Tenerife. El 90 por ciento son de Pakistán, según Interior, el resto de India y Sri Lanka. Ayer debían pasar a disposición judicial, dado que aún no se sabe si podrán ser repatriados y acababa el plazo máximo de 72 horas ante la Policía. el PP se comprometen a estudiar el programa pero advierten de que provocará otro efecto llamada ahora de los menores CRUZ MORCILLO MADRID. El Gobierno presentó ayer a las comunidades una propuesta para que acojan y tutelen a medio millar de menores extranjeros de los más de 800 que viven en los centros de Canarias tras llegar en cayuco o patera. El plan, discutido en el marco del Consejo Superior de Política de Inmigración, lleva aparejado un presupuesto extraordinario sobre el que no se concretó ninguna partida. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, indicó que se había alcanzado un acuerdo de fondo para el reparto de los niños y que a partir de hoy, de forma bilateral, se cerrará la participación de cada autonomía en el programa de traslados. Las comunidades gobernadas por el PP negaron rotundamente que se hubiera llegado a acuerdo alguno. Nos hemos comprometido a estudiar la propuesta, vacía de contenido y de dinero, pero nadie ni siquiera las autonomías del PSOE han dicho que sí señaló la consejera de Inmigración de Madrid, Lucía Figar. De hecho, la reunión estuvo marcada por las reticencias de casi todos. Andalucía, Ceuta y Melilla advirtieron de que no pueden hacerse cargo de ningún menor trasladado desde Canarias porque sus centros están saturados. ra el traslado y acogida de los inmigrante adultos explica Figar, pero aun así el ministro se atreve a decir que por falta de dinero no sea El programa de traslados y atención plantea dos opciones: que las comunidades asuman la tutela de los 500 menores extranjeros y la guarda de todos ellos con recursos propios o concertados con el Gobierno o que se hagan cargo sólo de parte de los inmigrantes y que el resto sean atendidos por ONG. La tutela de los chicos es otra de las cuestiones que preocupa a las autonomías. Para que esa tutela que ahora ejerce Canarias sobre los menores puedan asumirla el resto es preciso firmar un convenio entre los gobiernos afectados, que deben aprobar después los res- pectivos parlamentos. El acogimiento no va a ser fácil y en estas condiciones no se ha hecho nunca. Va a suponer otro efecto llamada esta vez de los menores como ocurrió con los niños marroquíes pronostica la consejera de Bienestar Social de la Comunidad Valenciana, Alicia de Miguel, quien también estudiará el programa. Como Baleares, Murcia, Castilla y León o La Rioja, la única que se negó radicalmente a aceptar subsaharianos adultos hace dos semanas. Caldera tendrá que convencer con propuestas concretas mientras siguen llegando niños en los cayucos. La consejera de Canarias, María Luisa Zamora, recordó que en un día los números aumentan en 40 o 50 niños. Galicia se hará cargo de alguno El representante del País Vasco recordó que los menores son competencia de las Diputaciones provinciales y, por tanto, tampoco participará en el programa. Asturias replicó que sólo tiene entre diez y 14 plazas libres, y Cantabria que para contribuir al plan tiene que crear plazas nuevas. Galicia que sí será solidaria se hará cargo de alguno La financiación del programa es clave para todas las regiones, dado el coste que suponen las plazas de acogida de menores y la cantidad de niños que se encuentran en esta situación. La Comunidad de Madrid (que acoge a 400 menores extranjeros y otros 1.500 nacionales) y la de Valencia (con unos 600 extranjeros) aseguran que una plaza diaria les cuesta una media de 110- 115 euros- -es el promedio entre los chicos acogidos en la red social y los que permanecen en internamiento- Con esas cifras, aseguran que si no hay un compromiso económico concreto, no será posible la solidaridad. Hasta ahora se nos ha abonado sólo el 50 por ciento del dinero acordado pa- Un grupo de inmigrantes espera en una carpa de Cruz Roja en Fuerteventura poco después de ser interceptados AP Una nueva oleada de pateras con cerca de 300 inmigrantes llegó anoche a las costas andaluzas EP GRANADA. Al menos 275 inmigrantes, repartidos en un total de 11 pateras, llegaron a lo largo de la noche de ayer y de esta madrugada a las costas andaluzas. La localización de estas pateras obligó a movilizar tres helicópteros y dos embarcaciones de Salvamento Marítimo, así como varias patrulleras adscritas al Servicio Marítimo de la Guardia Civil. El primer grupo, formado por 44 inmigrantes, fue rescatado a primera hora de la noche frente a las costas de Almería. Los sin papeles se encontraban repartidos en este caso en seis pequeñas embarcaciones. Horas después, la embarcación de Salvamento Marítimo Denébola arribó al puerto de Motril portando a bordo a 65 personas más, todos ellos varones, entre los que se encontraban varios menores de edad. La Salvamar Genil transportó, tras su rescate, hasta Almería a otro grupo, en este caso formado por 50 in- migrantes, mientras la patrullera de la Guardia Civil Río Jiloca se encargó de trasladar hasta el puerto a 34 personas más. Un helicóptero de Salvamento Marítimo rescató a 16 indocumentados que viajaban en una pequeña embarcación frente a las playas de Granada, mientras que a última hora de la noche era detectada una lancha zódiac de ocho metros de eslora por dos de manga, en la que viajaban un total de 66 inmigrantes de origen marroquí, entre los que podría haber al menos veinte menores, Este grupo fue el último en llegar a tierra, también al puerto de Motril, pasada la medianoche. La embarcación fue localizada a unas 30 millas de Granada por un buque del Servicio de Vigilancia Aduanera.