Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 19 9 2006 ABC AD LIBITUM POR OTRA PARTE MIRA, UN BUEY VOLANDO ÓNDE estará la nueva extrema derecha con la que José Luis Rodríguez Zapatero trató de sacudirse las pulgas en la Conferencia Política del PSOE, que, a falta de debates y congresos, le brinda a la directiva socialista licencia para encabezar a su capricho, sin voz y sin voto de los militantes, las próximas listas para los ayuntamientos y las autonomías? Zapatero, como los viejos pícaros, concentra su mirada en una nube, señala con el dedo y dice: mira, un buey volando. Su devota clientela busca el buey en las alturas y ése es el momento que aprovecha el líder, distraídos sus observadores más próximos, para manipular a capricho y disponer a voM. MARTÍN luntad. El truco es viejo, FERRAND pero viejo es también el socialismo español y se compensan lo uno con el otro. Quizá también ocurra que Zapatero, más brillante por su poder que por sus ideas, confunda la parte con el todo y, ensordecido por el ruido escasamente liberal de los aledaños mediáticos del partido de Rajoy, vea en el grano fronterizo lo que no existe en el cuerpo de la formación. El PP es, básicamente, un partido burgués y, por ello, incompatible con cualquier radicalismo frenético. Algunos, pocos, aprovechan los momentos de tribulación, como el presente, para arrimar el ascua a su sardina, y bien puede suceder que entre las sardinas figure algún besugo. A la vista están. En cualquier caso, mera anécdota que se viste de categoría porque Rajoy, hombre de paz y siesta, prefiere evitar un disgusto que ganar una guerra, y, con tan benéfico planteamiento, no cuadra y somete a los más desleales entre sus más obligados leales, tal que Eduardo Zaplana y Ángel Acebes. Dos cohetes que, lejos de la fiesta, confunden la contemplación de un partido de orden con diez millones de votantes, poco amigos del ruido y de la bronca. Zapatero juega con la falsedad. Cuando señala que esa nueva extrema derecha pretende revisar la historia, deslegitimar las instituciones y poner en cuestión el resultado electoral el presidente del Gobierno ejecuta un triple salto mortal en la pista del absurdo. La reescritura de la historia es asunto de su iniciativa y exclusiva competencia. Las instituciones con lo que se deslegitiman es con su falta de uso, tal cual acostumbra a hacer con el Parlamento. Las decisiones políticas fundamentales tomadas en esta legislatura han sido acordadas entre los socialistas y sus asociados, fijos u ocasionales, lejos del debate en el escenario que, debiendo ser representativo, no lo es y que de parlamentario sólo exhibe el envase. Lo de cuestionar el resultado electoral, pasado el ecuador de la legislatura, tiene poco sentido, pero sí es cierto- -nadie miente todo el tiempo, sobre todos los asuntos y ante todas las personas- -que algunas cabezas populares, las que pudieran inducir una imagen de centro- derecha, no asumieron sus responsabilidades en el 11- M, ni su fracaso el 14. ¿APRENDERÁN DEL ERROR? el Gobierno con sus pretensiones reorganizadoras del UNQUE se desconozcan la fecha y las condiciosector? ¿sigue vigente la desacreditada doctrina de los nes concretas en las que terminará el culebrón campeones nacionales? ¿resulta políticamente admiside las opas sobre Endesa- -la primera y derrotable un escenario de Endesa contra todos, o viceversa? da de Gas Natural, la segunda y vencedora de E. ON- Dados los precios actuales de la energía primaria: ¿no ya resulta de claridad meridiana que a la tribu de aprennecesita Gas Natural un paraguas financiero, del que dices de brujos que idearon y lanzaron la operación el carece como empresa solitaria? En definitiva, ¿volvetiro no sólo les salió por la culata, sino que la bala les rán los aliados del Gobierno a intentar una opeimpactó en sus partes pudendas. ración semejante a la fracasada? Ahora resulta pertinente preguntar: ¿habrán Si fuera así, no estaría de más que recordaran aprendido? Dicen que las personas inteligentes alguna de las buenas prácticas, cuyo olvido protienen en sus errores una fuente principal de savocó el fracaso. Primero: a pesar de su incuria biduría: ¿serán inteligentes? porque errores ideológica y su pasotismo político, desde el pundonde aprender han cometido de sobra y, por su to de vista económico, la sociedad española no culpa, ésta de Endesa ha sido la primera vez que soporta todos los caprichos del Gobierno. El orun Gobierno no consigue imponer su criterio en JOSÉ M deno y mando que sirve, por ejemplo, para desel sector energético. Otrosí, nunca como ahora GARCÍA- HOZ trozar el sistema educativo o desnaturalizar el España ha recibido tantas collejas de la Comiderecho de familia, en las operaciones empresariales sión Europea. Y, por último, nadie recuerda que el presidebe ser utilizado con cuidado extremo. El capital interdente del Gobierno haya sido obligado a cambiar por nacional, las competencias de la Unión Europea y los presiones alemanas su terminante digo por un muintereses de empresas extranjeras son barreras que ya cho más dúctil diego no se franquean a golpe de BOE. Como bien se sabe, la brillante operación estratégica El desprestigio inherente al coscorrón recibido por el diseñada al alimón en los despachos de Repsol y del MiGobierno et alia hace que el resto de los potenciales nisterio de Industria debería de haber concluido con el protagonistas de fusiones y adquisiciones energéticas nacimiento de un campeón energético nacional, sólidaesté más crecido. Seguramente pasó el tiempo de premente asentado en producción comercialización de sentar un papel, redactado con prosa de orden ministeelectricidad, gas y petróleo, con operaciones en medio rial, sobre el cómo va a quedar, o debe quedar, el sector mundo y cuya imponente base de clientes nacionales le energético. Ahora el procedimiento debe ser empezar permitiría mirar a los ojos a casi cualquier otra emprede cero: ¿qué piensa usted? ¿cómo ve el futuro? ¿qué sa internacional del sector, por grande que fuera. Una debería hacer el Gobierno? Sin duda, el consenso resulespecie de Telefónica de la energía. ta un objetivo utópico, pero sólo desde la información Pero el papel aguanta mucho más que la realidad, y se puede levantar un mapa topográfico sobre el que polos cálculos impecablemente realizados en una hoja de ner puentes, construir embalses y rebajar pendientes. excel, a la hora de cobrar vida, pronto se demostraron Por último, aprendan de Florentino Pérez cuando se imposibles, quizá no tanto porque el planteamiento esquedó con Unión Fenosa: el que vaya a comprar una tuviera conceptualmente equivocado, sino por los muempresa, que se rasque el bolsillo. La influencia polítichos errores que se cometieron al intentar llevarlo a la ca permite una operación, pero no la abarata. El permipráctica. so del Gobierno y el consentimiento de los accionistas Sea como fuere, a estas alturas ya se descuenta que se consiguen en ventanillas diferentes. E. ON se quedará con Endesa, y por eso las cabezas y las josemaria garcia- hoz. com carteras se sitúan ya en la etapa siguiente: ¿continuará ¿D A