Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 18 9 2006 ABC Deportes El Madrid salva los puntos, pero no supera su crisis de juego La Real Sociedad apostó por el empate y terminó perdiendo sin remisión ENRIQUE ORTEGO MADRID. Posiblemente no sea más que una coincidencia, una casualidad de esas que el fútbol regala a montones cada partido, pero el Real Madrid no ganó ayer hasta que Capello retocó el equipo, quitó a Emerson, metió a Robinho y dejó sobre Guti la responsabilidad de la organización del juego. Y digo que a lo peor no se puede considerar más que una anécdota porque la victoria blanca llegó inmediatamente, pero fue en una acción a balón parado en la que Reyes terminó de convertirse en el hombre del partido con la ayuda de Riesgo, que ayudó lo suyo en que ese balón entrara en su puerta. A pesar todo, no va a ser fácil que Capello cambie sus planes. Ha ganado demasiados títulos como para pensar que puede estar equivocado. Y además, pensará él, si le han fichado como capataz de la reconstrucción es precisamente porque su ideario es el correcto y el idóneo para que club se reencuentre con los títulos. Era evidente que ayer iba a hacer algún cambio después del repaso que sufrió en Lyon, pero apañó el equipo sin tocar su espina dorsal. Para el técnico italiano un once que se precie debe ser fuerte por el centro. Es decir, en sus dos centrales, sus dos medios centros y sus dos delanteros. Lo que no pase por esa columna vertebral es más aleatorio. REAL MADRID REAL SOCIEDAD 2 0 Real Madrid (4- 2- 3- 1) Casillas, Cicinho, Cannavaro, Sergio Ramos, Roberto Carlos (Raúl Bravo, m. 46) Diarra, Emerson (Robinho, m. 59) Reyes (Beckham, m. 74) Raúl, Guti; y Van Nistelrooy. Real Sociedad (4- 2- 3- 1) Riesgo; López Rekarte, Juanito, Labaka, Garrido; Gerardo (Gartiano, m. 51) Rivas; Xabi Prieto, Aramburu, Uranga (Fabio Felicio, m. 72) y Díaz de Cerio (Kovacevic, m. 59) Árbitro Muñiz Fernández. Tarjeta amarilla a Gerardo, Díaz de Cerio y Beckham. Expulsó a Aramburu por una entrada por detrás a Sergio Ramos que pareció un tanto exagerada. Goles 1- 0. m. 70: Reyes. 2- 0. m. 90: Beckham te blanco. Fue una acción de contragolpe en la que Reyes habilitó a Van Nistelrooy y la vaselina de éste obligó a Riesgo a mandar el balón a córner. Volvió a no ser nadie el Madrid en esa primera parte. Sin juego por el centro- -salvo cuando Guti entraba en acción y por lo menos intentaba darle un poco más de profundidad y velocidad al balón- -y sin aprovechamiento de las bandas. Los laterales, ya se sabe que por pura táctica, tienen prohibido pasar de la divisoria, aunque como en el caso de Roberto Carlos tuviera toda la banda a su disposición. Sólo Reyes supo jugar al ritmo adecuado. Su velocidad y fútbol al primer toque chocaba con la lentitud y abundancia de toques de Emerson y Diarra, que se fueron a la caseta totalmente devorados simplemente por la presencia de Guti en su zona de influencia. Se va Emerson... y gol Se dio cuenta el Real Madrid de que sólo había dos hombres sobre el campo capaces de arreglar el desaguisado y en la reanudación se encomendó descaradamente a Guti y a Reyes, sobre todo al sevillano. Cargó todo su caudal ofensivo por la derecha y por ahí comenzó a complicarle la vida a la Real. Quedaba media hora cuando Capello sentó a Emerson. Hacía tiempo que sobraba en el campo. Justo desde que Guti le había comido el terreno. Robinho se alternó con Raúl entre la media punta y la banda izquierda y con ese simple reajuste el equipo se reactivó. Van Nistelrooy desvió un cabezazo de Cannavaro que pareció que iba dentro, el holandés se fabricó otra acción de gol... y llegó la falta de Reyes, que unida a la expulsión exagerada de Aramburu valía para sentenciar el partido- -Beckham redondeó en el último minuto- -pues la Real no fue capaz de reaccionar simplemente porque en el partido no había pensado en la posibilidad de ganar en el Bernabéu. Un buen entramado defensivo Beckham y Cassano fueron los damnificados. Oportunidad para Reyes y Guti, que precisamente terminaron siendo los dos mejores del equipo. El ex del Arsenal se pegó a la banda derecha y Guti comenzó en la izquierda para convertirse en un tercer medio centro cuando comenzó a darse cuenta de que Diarra y Emerson no eran capaces de canalizar el juego. La Real llegó al Bernabéu con el único propósito de no perder. Bien es cierto que defensivamente Bakero montó un buen entramado que volvió a mostrar las carencias imaginativas del rival, pero ofensivamente el equipo fue demasiado rancio. Ese montaje basado en un repliegue ordenado y disciplinado le sirvió para cerrar espacios y al descanso se fue con una única ocasión de peligro en contra porque hasta el minuto cuarenta no llegó el primer rema- Capello gesticulaba en la banda porque el equipo no funcionaba IGNACIO GIL ASÍ JUGARON REAL MADRID Casillas: bien. Cicinho: regular. Cannavaro: bien. Sergio Ramos: bien. Roberto Carlos: bien. Emerson: mal. Diarra: mal. Reyes: notable. Raúl: regular. Guti: bien. Van Nistelrooy: bien. Raúl Bravo: regular. Robinho: regular. Beckham: regular El técnico: Fabio Capello: regular. Tardó una hora en darse cuenta de que Emerson y Diarra eran incapaces de crear juego y cuando quitó al brasileño mejoró su equipo, tanto que terminó ganando. Lo mejor: la intención de Reyes en todos sus balones y la omnipresencia de Guti. Lo peor: la falta de imaginación para crear fútbol en el medio campo. La falta de juego por las bandas REAL SOCIEDAD Riesgo. regular. López Rekarte: regular. Labaka: bien. Juanito: bien. Garrido: regular. Rivas: bien. Gerardo: regular. Xabi Prieto: regular. Aramburu: regular. Uranga: regular. Díaz de Cerio: mal. Kovacevic: mal. Felicio: mal. Garitano: regular. El técnico: Bakero: mal. Montó un planteamiento a la defensiva y su experiencia como jugador le debía haber servido para saber que aguantar así noventa minutos es muy difícil. Lo mejor: el orden defensivo durante la primera parte y la presión a los medios centro del rival en la medular. Lo peor: la falta de profunidad y remate. El equipo, muy lejos del área rival. LO MEJOR LO PEOR La velocidad y el juego al primer toque de Reyes, que redondeó su tarde con un buen gol de falta La falta de ambición de la Real y la falta de imaginación del Madrid en el medio campo