Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 9 2006 53 Sociedad DINERO PARA EL AGUA El urbanizador no necesita para nada el agua del Tajo- Segura ni del Ebro ni de ningún sitio. Sencillamente la va a pagar, porque el incremento de coste que le supone para su actividad económica es marginal DESARROLLO URBANÍSTICO El crecimiento urbanístico que se decía iba asociado al trasvase del Ebro se ha producido sin él. El trasvase se derogó y, sin embargo, los poderes urbanísticos ni se han enterado Francisco Cabezas, durante un momento de la entrevista FRANCISCO CABEZAS Director del Instituto Euromediterráneo del Agua Desaparecerán miles de hectáreas de regadío en el Segura Conoce bien la realidad hídrica española, y no duda en afirmar que las tierras de cultivo acabarán sembradas de urbanizaciones, que son las únicas que pueden pagar el agua desalada TEXTO: ARACELI ACOSTA FOTO: JAIME GARCÍA MURCIA. Francisco Cabezas tiene en su mente toda la planificación hidrológica de España. No en vano fue coordinador del equipo redactor del Libro Blanco del Agua y responsable de la elaboración y desarrollo del Plan Hidrológico Nacional. Ahora, alejado de sus tareas en la Administración, ve con preocupación los derroteros que está llevando la política del agua, convencido de que tras la derogación del trasvase del Ebro se ha exacerbado la conflictividad territorial. Una situación que nada beneficia a la cuenca del Segura, estrangulada por la sequía. ¿Cuál es la situación al no haber trasvase del Tajo al Segura? -La situación de la cuenca es muy mala porque a la penuria continua se suma la falta de trasvase Tajo- Segura, que es fundamental para dos cosas: garantizar el abastecimiento a poblaciones y mantener muchas hectáreas de regadío que están a costa del Tajo- Segura. Si no hay trasvase, o se reduce al mínimo el abastecimiento, o el campo tendrá muchos problemas que sólo se pueden resolver intensificando el uso de aguas subterráneas. Lo que sucederá es que la sobreexplotación que hay ahora se verá muy incrementada. -Una sobreexplotación que incide también en el suelo, por tanto ¿están los cultivos murcianos abocados al fracaso? -Desde luego es una situación insostenible, insoportable, porque excepcionalmente, durante algún tiempo, se pueden establecer estas medidas singulares, pero de manera permanente esto no se puede soportar. Y si esta situación de sequía permanece, llegará un momento en que las aguas subterráneas se agotarán o su explotación será inviable, y será el comienzo de un proceso, que yo creo que ya se está apuntando, que es el de caída de la agricultura de esta zona. -A medio o largo plazo, si no se toma otra solución, ¿acabaría des- mantelándose gran parte del regadío en la cuenca del Segura? -Yo creo que sí, y no por culpa del Tajo- Segura. Aunque este trasvase funcionase de forma satisfactoria y con sus caudales regulares, hay una parte muy importante del regadío de esta cuenca que es de aguas subterráneas; en muchas zonas está compartido, es decir, en el perímetro del TajoSegura también hay explotación de aguas subterráneas, pero todo ese volumen de agua que se está obteniendo de sobreexplotación está abocado a desaparecer y, por tanto, a medio- largo plazo creo que es inevitable que haya una crisis importante en el sector del regadío de esta cuenca que llevará consigo la desaparición necesaria de decenas de miles de hectáreas. Eso es un proceso que ya se ve venir, durará más o menos en el tiempo, será más o menos acusado, pero se va a producir con toda seguridad y es inevitable si no se aportan recursos ex- ternos de la cuenca como los que se preveía aportar con el Plan Hidrológico Nacional. -Ahora se habla del minitrasvase del Ebro a Castellón y del Tajo Medio. ¿Cómo ve esas opciones? -Estas cosas ya se han estudiado, porque son ideas muy antiguas, no es ninguna novedad, tan antiguas que en el minitrasvase del Ebro está el canal construido. El canal Xerta- Calig se construyó hace muchísimos años y está abandonado. O sea, que fíjese la novedad que se plantea, es una cosa muy vieja. Respecto a la idea del Jarama también es algo que yo he oído desde hace muchísimos años, una idea recurrente que de vez en cuando surge y se pone encima de la mesa. Son cosas, como digo, viejas, que ya se han pensado y que, por una razón o por otra, hasta ahora se han venido descartando. ¿Por qué? -En el caso del minitrasvase del Ebro porque si se aborda un trasvase desde el Ebro no tiene ningún sentido que se detenga en Castellón. Yo no encuentro ninguna justificación técnica ni económica ni ecológica para que el trasvase no pueda seguir hacia el sur. Pero esta fijación a priori de escenarios por criterios que no se sabe cuáles son no me parece que sea sensata. ¿Y la solución propuesta de las aguas residuales de Madrid? -Respecto a la solución del Jarama también es una idea muy antigua, pero además tiene una dificultad fundamental y es que, efectivamente, las aguas del Jarama son en gran parte, no todas, pero casi todas, aguas residuales de Madrid, tratadas, porque Madrid trata sus aguas bien, pero no dejan de ser aguas residuales. Lo cual plantea para el abastecimiento un problema obvio, no sólo respecto a su calidad sino también psicológico. No es admisible que se mezclen esas aguas con aguas que van a ser destinadas al uso de poblaciones y, por tanto, para el abastecimiento serían rechazables. Sólo se utilizarían para regadío, aunque también se plantean varios proble (Pasa a la página siguiente)