Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 9 2006 Madrid 49 La terraza del hotel Urban cuenta con varios ambientes desde los que contemplar los tejados de Madrid Copas de champán con chocolate blanco, piscinas en las que brindar desde las alturas, hamacas de diseño, pasarelas de cristal... Algunos de los hoteles más importantes de la ciudad esconden lugares ocultos que vale la pena descubrir Un cóctel de vértigo TEXTO: C. ALONSO M. SÁNCHEZ FOTOS: VÍCTOR INCHAUSTI MADRID. El verano tiene los días contados, pero todavía quedan ciertos lugares en la ciudad desde los que poder despedirse de él con todos los honores. Para llegar hasta ellos es necesario llamar a un ascensor y tocar el botón que conduce al piso más alto, a la azotea. Una vez arriba, con el cielo y los tejados de Madrid como escenario, se descubren varias mesas, taburetes, sofás, hamacas, sombrillas y hasta alguna piscina en la que refrescar los pies mientras se disfruta de la consumición. Tampoco falta una barra con multitud de botellas con las que elaborar los combinados más originales. Son las terrazas de los hoteles de Madrid, que han vuelto a estar de moda este verano. No hay muchas, pero las que existen merecen, desde luego, una visita. Ocultas a simple vista, quizá si se cruza de calle y se levanta la cabeza, se pueda divisar las cristaleras o las vallas que las limitan. Si aún no ha tenido la oportunidad de admirar el horizonte de la capital con una copa en la mano, le recomendamos decir adiós al verano y brindar por el vértigo desde una de estas terrazas exclusivas que permanecerán abiertas hasta que el frío, el viento y la lluvia del otoño decidan. ño. No falta una pasarela de suelo acristalado que une los dos ambientes de la terraza y en la que es mejor no mirar hacia abajo si no se es muy dado a emociones fuertes. Música brasileña, chill out y actuaciones de jazz los viernes y sábados se pueden disfrutar mientras se descansa en una de tus tumbonas de diseño. Consumición mínima, 10 euros, aunque hay copas de hasta 100 euros. Especialidad, mojitos, caipirinhas y cócteles a la carta. Horario, de 21.00 a 5.00. Dirección: Avenida de América, 41. Entrada libre. Hotel Urban. Situado frente al Congreso de los Diputados y con el continente africano como inspiración, este hotel de 5 estrellas gran lujo está decorado en colores tierra. Su botones negro, alto, elegante, con gafas de patilla a cuadros blancos y negros seguro que no le ha pasado inadvertido. Con una arqui- tectura de vanguardia, cuenta con una piscina en el cielo y con una colección privada de arte antiguo distribuida por todas las salas del hotel, en la que destacan piezas de arte egipcio. La subida a las alturas se realiza en un ascensor panorámico desde el que se contempla todo el hall. Una vez en la azotea, compuesta por varios ambientes, las vistas son extraordinarias. Se puede elegir entre sentarse sobre el Madrid de los Austrias, el Madrid del siglo XIX o la zona más moderna de la capital. Éste es el segundo año consecutivo en el que esta terraza, inspirada en los ambientes ibicencos, abre para todos los públicos. Si se opta por la zona de la piscina, la bebida es servida en copas de plástico para que el cliente pueda sentarse tranquilamente en uno de los puf colocados al borde del agua y así poder refrescarse los pies mientras escucha música chill out. La especialidad del Hotel Urban son los cócteles de champán que se acompañan de aperitivos chips vegetales. El precio de los cócteles, entre los que destacan el after eight -champán, menta y chocolate blanco- -o el de frambuesas, grosellas y champán, es de 16 euros. Cóctel chic para un ambiente con mucho glamour. Consumición mínima, 10 euros. Horario: de 22.00 a 4.00. Dirección: Carrera de San Jerónimo, 34. Entrada libre. Hotel de Las Letras. En pleno corazón de la Gran Vía, se alza este hotel de 103 habitaciones cuyo edificio ha sido declarado Patrimonio de la Comunidad de Madrid. Su terraza, abierta por primera vez este año, se halla en la sexta planta, hasta la que se llega en un ascensor prácticamente a oscuras, iluminado sólo por un neón azul. Nada que ver con la luminosidad de la terraza, desde la que se contempla un atardecer de Madrid de ensueño. Con suelo y cercado de madera y en forma de L destacan sus sofás y hamacas blancas y sus taburetes y mesas de metacrilato. La decoración, salpicada por varias plantas, ha sido obra de Blanca Fontán. La música, chill out, flamenco, blues o jazz. Y de noche, varias velas crean una atmósfera acogedora. Además de copas, la terraza del Hotel de Las Letras también ofrece tapas de queso manchego o jamón ibérico. Aunque la estrella de la carta son los sabores salados de las conservas. El precio de las copas oscila entre los 11 y los 14 euros. Horario: fin de semana, de 19.00 a 2.30. Domingo a jueves, de 19.00 a 00.30. Dirección: Gran Vía, 11. Entrada libre. Hotel Puerta América. Inaugurado en junio de 2005, este hotel de 5 estrellas gran lujo ha sido decorado, entre otros, por Victorio Lucchino o Norman Foster. No apto para supersticiosos, en el piso 13 descansa su Sky Night un espacio bañado en luz roja anaranjada con capacidad para 350 personas que ofrece unas vistas espectaculares de 360 grados sobre el cielo madrile- La azotea del Hotel de Las Letras, en plena Gran Vía