Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid LA REBELIÓN DE LOS BARRIOS NUEVOS MODOS DE PROTESTA CIUDADANA LUNES 18 9 2006 ABC Economía La región estrena 42.900 empleos para jóvenes M. DÍAZ. La Comunidad de Madrid ha generado 42.900 nuevos empleos para menores de 25 años desde que comenzó la presente legislatura, casi el 25 por ciento de los creados en España según un estudio realizado por la Consejería de Empleo, basado en los datos de la Encuesta de Población Activa. Del total de empleos creados, el 54 por ciento han sido ocupados por mujeres (23.000) con lo que las jóvenes que trabajan (136.900) son prácticamente el mismo número que los hombres (144.100) Tetuán Centro sociocultural en el barrio de Almenara Los disturbios con quema de vehículos en diferentes barrios parisinos fueron la tónica general el pasado año AP En la capital de Francia, hay barrios en que los vecinos deben pintar las puertas de los inmuebles del color que ordena la alcaldía. Mientras, en la periferia, los barrios se han transformado en guetos étnicos El descontento cívico en la capital francesa, un espejo para Madrid JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL M. D. El barrio de La Almenara, en el distrito de Tetuán, contará con un nuevo centro sociocultural a finales del 2008. Se levantará en un solar de 2.471 metros cuadrados, con una edificabilidad de 7. 910 metros cuadrados. El proyecto permitirá crear un edificio con grandes espacios para albergar grandes proyectos culturales y las diversas actividades demandadas por los 144.700 vecinos de Tetuán. Estará ubicado entre las calles Montoya, Yeros, Morando y Marcelina, próximo a la Avenida de Asturias y el presupuesto para la ejecución de la obra es de 11. 600.000 euros. Sucesos al activismo cultural, político o religioso, muy alejado del activismo puramente vecinal. En París y la periferia parisina existen infinitos problemas inmediatos, que quizá sólo sean resolubles a escala vecinal o municipal. Pero el Estado y las burocracias municipales, sindicales, religiosas, étnicas y políticas vampirizan la sociedad civil, intentando capitalizar los problemas como fondo de comercio propio. En la periferia de algunos barrios pobres, al norte de París, los barrios se han transformado en guetos étnicos, donde no siempre cohabitan con facilidad franceses de distinta raza u obediencia religiosas. En los alrededores de la rue de Aubervilliers, por ejemplo, varios liceos que tienen estudiantes mayoritariamente negros o judíos se hacen la guerra de manera permanente, intercambiando cócteles Molotov, sin que el odio religioso o racial invite a la militancia vecinal de ningún tipo. En los barrios ricos del corazón de París, como en el distrito VI, algunas micro organizaciones culturales han intentado militar en defensa de la identidad del barrio. Todas han tenido un éxito sencillamente nulo: los propietarios están encantados con vender sus inmuebles a los inversores ricos dispuestos a comprar casas, pisos o comercios que tienen la marca del lujo urbano, insensibles a las tribulaciones de la militancia vecinal. PARÍS. En Francia, por insondables razones culturales, no existen movimientos vecinales significativos de pueblo, calle, barriada, víctimas de sindicatos poco o nada significativos, asociaciones culturales o étnicas y asociaciones políticas financiadas con dinero público para canalizar los ríos de subvenciones con los que es tradicional que el Estado francés intente canalizar el descontento cívico. En París, ese comportamiento del Estado, la alcaldía de la capital, la alcaldía de los 20 distritos de la ciudad y las incontables asociaciones políticas, culturales, étnicas religiosas, puede cobrar dimensiones kafkianas. En el distrito VI, el más caro de París, con mucho, con micro barrios legendarios, en torno a las plazas de Saint- Germain- des- Pres o Saint- Sulpice, los vecinos deben pintar las puertas de los inmuebles del color que ordena la alcaldía. Y a nadie se le ocurre esgrimir la libertad individual para defender el impensable derecho a pintar la puerta de su casa del color que estimen oportuno sus vecinos. En algunos casos, como en la famosa rue de Seine, la alcaldía ha decidido que todas las puertas deben pintarse de un elegantísimo color azul oscuro. En el distrito XIII, donde cohabitan micro barriadas de muy distinta procedencia étnica, hay numerosas organizaciones étnicas, culturales y políticas. Pero ninguna de ella tiene ambiciones vecinales particulares. Existe una Asociación de amigos de la Comuna de París (1871) consagrada a la memoria cívica de aquel acontecimiento histórico: pero su participación en los negocios vecinales se limita a alimentar la llama de la memoria. Existen varias asociaciones de vietnamitas en el destierro: pero todas se cuidan muy mucho de embarcarse en reivindicaciones vecinales. En la montaña de Montmartre existen numerosas asociaciones culturales, consagradas a la defensa del barrio, su historia, sus leyendas. Pero ninguna tiene ambiciones cívicas o vecinales particulares. Sólo se aspira a preservar el fondo comercial de la leyenda. Dos detenidos por tenencia de armas M. D. La Policía Local de Coslada detuvo a dos individuos, D. G. A. un rumano de 25 años, y V. D. moldavo de 23 años, por tenencia ilícita de armas de fuego e importante cantidad de munición, según informó la comisaria de esta localidad madrileña. La colaboración de varios vecinos permitió detectar que dos personas de nacionalidad extranjera entraban y salían de un locutorio del casco urbano de la localidad portando tres armas de fuego en la cintura. La investigación policial concluyó con las detenciones. En los suburbios En los suburbios parisinos, el problema se plantea de otra manera. Existen incontables asociaciones filantrópicas, deportivas, culturales, religiosas, étnicas, etc. Pero ninguna trabaja en el terreno inmediato de los problemas del vecindario. Las asociaciones filantrópicas tienen vocación de beneficencia, no siempre política ni meramente humanitaria. Las asociaciones deportivas están muy mayoritariamente financiadas por el Estado o los municipios, con el fin de integrar a unas poblaciones de distinta procedencia geográfica, cultural o religiosa. Las asociaciones étnicas (negras, hindúes) o religiosas (musulmanas, judías) están consagradas Cultura El Womadrid se pospone hasta 2007 M. D. El área de Las Artes y la organización Womad Limited acordaron posponer la celebración de la segunda edición del festival internacional de músicas de mundo Womadrid hasta el próximo año en el Matadero Madrid. Los ajustes de calendario, infraestructura y duración han supuesto un replanteamiento del evento por parte de los organizadores que ha derivado en un pacto conjunto para posponer la segunda edición de Womadrid hasta el próximo año.