Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional LUNES 18 9 2006 ABC LOYOLA EN BRUSELAS N o creo que a ella le importe; pero si en política ha habido insidias injustas, han sido las que se hicieron circular sobre Loyola de Palacio. Yo sólo la conocí en Bruselas, cuando era vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Energía y Transportes. Y donde sorprendió a muchos con su perfecta adaptación a los modos sutiles e ilustrados de las instituciones europeas. Fue modélicamente progresista sin dejar de ser conservadora. Y conste que esto no es un panegírico, sino el recuerdo de lo evidente. La verdad es que en Bruselas, donde no hay ninguna obligación de practicar el cainismo, nuestros representanALBERTO tes nunca llegaron a perSOTILLLO der el sentido de la dignidad. Solana, Marín, Oreja, Matutes, Solbes o José María Gil Robles, entre otros, han estado a la altura. La diferencia es que Loyola es más progresista que todos ellos. Desde luego, bastante más que Solana, Marín o Solbes, aunque éstos no lo crean. Pidió una revolución en la política de transportes europea desde la conciencia de que, por el actual camino, estamos abocados al atasco terminal en las carreteras. Y en consecuencia, abogó a favor del ferrocarril frente al automóvil, reconoció que en las autopistas hay unos costes internos que hay que asumir, tuvo el valor de afirmar que las autopistas deben ser de peaje y, en todo caso, invertir el dinero recaudado en promocionar el tren. Vamos, que ni el menor asomo de populismo. A veces escandalizó a su propio gobierno, que no podía asumir una estrategia acertada, pero difícil de explicar y con peligro de ser muy poco rentable en las urnas. Se peleó con los militares para que éstos cediesen para uso civil parte de su inmenso espacio aéreo reservado. Y no cedió ni un milímetro frente a Estados Unidos cuando éste presionó para que Europa renunciase a su sistema de navegación por satélite Galileo No es que tuviera nada contra el amigo americano. Todo lo contrario. Pero su deber era defender el interés de los europeos. Y sin embargo, las insidias llegaron a calar fuera de las fronteras españolas. Cuando el gobierno de izquierdas francés se atrincheraba en sus reaccionarias posiciones, a sus ministros les encantaba poner pose volteriana y repetir que no aceptaban los dogmas de fe de la comisaria. Dogmas europeístas, en todo caso, Y cuando tomó posesión de su cargo, un periódico sueco afirmó tan campante que Loyola profesaba en una secta Ya se tomaría ella después cumplida venganza, al recordar la afición a la eugenesia que imperó en aquel país en los 30. Batalladora sí que es. Con la particularidad, además, de que, si se mete en guerras, es para ganarlas. Valga su ejemplo como demostración de que no tiene por qué estar reñida la derecha con la ilustración, ni ésta con la pugnacidad. Todo un ejemplo quizás para estos tiempos, en los que tanto se habla de crisis de identidad. El gobierno israelí crea una comisión para investigar la guerra del Líbano El presidente palestino congela las negociaciones con Hamás ministro hebreo es acusado de oportunista y de prolongar el conflicto por su propia imagen pública cuando ya no era necesario HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El gobierno israelí aprobó ayer la creación de una comisión ministerial que investigará y examinará el comportamiento de los responsables políticos y militares durante los 34 días que duró la guerra del Líbano. El primer ministro, Ehud Olmert, elude así la creación de una comisión de Estado que habría tenido más competencias y cuya formación han exigido tanto la oposición como algunos miembros de la coalición de gobierno. Veinte ministros se expresaron a favor de la nueva comisión, dos en contra y uno se abstuvo en una votación que da la salida a los trabajos que presidirá el juez Eliyahu Winograd, y que hoy mismo dará sus primeros pasos. El Consejo de Ministros no estuvo exento de cierta tensión, especialmente cuando Olmert se dirigió sin mencionarlos por su nombre al ministro Shaul Mofaz y al ex jefe de los servicios secretos, Moshe Yaalon, b El primer quienes los últimos días han criticado con saña al primer ministro. Yaalon llegó a decir que algunas de las batallas del Líbano, sobre todo las de los últimas días, se libraron por el deseo del gobierno y el ejército de mejorar sus relaciones públicas con la población israelí y no por necesidades militares. No entiendo cómo hay alguien que es capaz de decir a decenas de familias enlutadas que el ejército envió a sus hijos a la guerra por una photo opportunity antes de que la comisión haya comenzado a trabajar y se hayan establecido los hechos dijo Olmert. Es una vergüenza que (Yaalon) meta en la discusión a personas que están de duelo y que han perdido lo que más querían. Es una pena que se use a esas familias para un ajuste de cuentas personales continuó Olmert. El primer ministro aseguró que la comisión tendrá los mismos poderes que una comisión de Estado, por lo que muchos israelíes no se explican por qué no se ha designado una comisión de Estado. Si Olmert dice la verdad, la comisión tendrá competencias para determinar hechos y comportamientos que después podrán utilizarse para exigir responsabilidades ante los tribunales. El trabajo de la comisión se presenta como un melón que todavía está por catar y, por lo tanto, no se sabe a quien acabará salpicando, desde el propio Olmert para abajo. Lo que está claro es que la guerra ha debilitado la posición de Olmert y que la opinión pública se ha apartado del primer ministro y exige responsabilidades, tanto a Olmert como al ministro de Defensa, el laborista Amir Peretz, como al jefe del estado mayor, Dan Halutz. Ninguno de los tres ha mostrado la menor intención de dimitir. Abbas, en la ONU Mientras tanto, el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, ha viajado a EE. UU. para participar en las sesiones inaugurales de la Asamblea General de la ONU y reunirse con el presidente Bush. Hasta su regreso, las negociaciones con Hamás para la formación de un gobierno de unidad quedan congeladas. La decisión de Abbas se fundamenta en las declaraciones de algunos dirigentes de Hamás, incluido el primer ministro, Ismail Haniyeh, en el sentido de que la organización fundamentalista no está preparada para reconocer los acuerdos que la Organización para la Liberación de Palestina firmó con Israel. AFP Ahmadineyad y Chávez prosiguen su idilio en Venezuela CARACAS. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, fue re- cibido ayer en el aeropuerto de La Guaria, a unos 30 kilómetros de Caracas, por el presidente Hugo Chávez (en la imagen) en el comienzo de su visita oficial a Venezuela. Más allá de los convenios en materia comercial y energética que suscri- birán ambos mandatarios, presentes este fin de semana en la cumbre de Países No Alineados en La Habana, la visita del líder iraní se inscribe en la reciente pero sólida amistad entre ambos mandatarios, cimentada en su oposición a la política estadounidense y en su búsqueda de la energía nuclear.