Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional LUNES 18 9 2006 ABC Los conservadores de Reinfeldt terminan con doce años de gobierno socialdemócrata en Suecia El primer ministro, Göran Persson, renunciará hoy al cargo y abandonará la jefatura del partido b Escrutado el 99 por ciento de los votos, la oposición liderada por Fredrik Reinfeldt lograba el 48,2 por ciento, frente al 46,1 del jefe del Gobierno, Göran Persson CARMEN VILLAR MIR. CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Con la sordina de la repentina muerte del anterior ministro de Exteriores y secretario de Estado, Sven Andersson, los suecos acudieron ayer las urnas bajo un pálido cielo escandinavo. Cerradas las urnas, los primeros avances del recuento reflejaban un virtual empate entre los socialdemócratas del presidente Göran Persson y el centro derecha encabezado por Fredrik Reinfeldt. Pero escrutado ya el 99 por ciento de los sufragios, el centro derecha certificaba su victoria con un 48,2 por ciento de los votos frente al 46,1 de los socialdemócratas. En un principioo, al cierre de los colegios electorales, a las ocho de la tarde, los sondeos a pie de urna daban una amplia derrota socialdemócrata por 4 puntos. Se anunciaba una catástrofe para el partido de la rosa, que se ha mantenido en el poder 65 de los últimos 74 años y que ha gobernado los últimos doce. Conforme a esas primeras impresiones, la coalición de derecha obtenía el 49,7 por ciento de los votos, según la televisión pública, mientras que el bloque de izquierda (socialdemócratas, verdes y ex comunistas) lograba el 45,6 por ciento. El sondeo de la cadena privada TV 4 se acercó más a la realidad al conceder el 48,6 por ciento a la coalición opositora frente al 46,7 por ciento del bloque de izquierda. Después de tres horas de incertidumbre, el aspirante Reinfeldt se proclamaba vencedor al filo de las once de la noche. Minutos después, el primer ministro Persson concedía definitivamente su derrota al tiempo que anunciaba para hoy el abandono de su cargo y su retirada de la jefatura del partido. El conservador Fredrik Reinfeldt celebraba anoche la victoria ante sus seguidores en Estocolmo AFP El Riksdag (Parlamento sueco) Bloque de izquierdas o rojo Bloque burgués o azul Elecciones 2006 Verdes Conservadores Democristianos Bloque de izquierdas o rojo TOTAL: 349 escaños Escrutado el 92 de los votos Elecciones 2002 Partido de Izquierdas Socialdemócratas Bloque burgués o azul 4,5 %8,3 %9,1 Liberales 15,1 %39,9 %13,3 Centro 6,2 %158 escaños 43,7 46,5 47,8 191 escaños 52,7 173 escaños 176 escaños Infografía ABC Doce años después del gobierno del conservador Carl Bildt, una nueva generación de políticos, bajo el liderazgo del también conservador Fredrik Reinfeldt, ha roto la hegemonía socialdemócrata. El casi medio millón de nuevos votantes se ha convertido en árbitro. El porcentaje obtenido por la alianza de centro derecha (quedan por contar un millón de votos depositados en Correos y las papeletas de los residentes en el extranjero) es suficiente para convertir a Reinfeldt en el sucesor de Persson. Los votantes (unos siete millones) han dicho adiós al mítico paraíso socialdemócrata que fascinó durante décadas a los progresistas de izquierdas. A lo largo de la campaña, mientras Persson y sus aliados defendían el estatu quo y el tan cacareado estado del bienestar trucando las cifras del paro La hegemonía se ha roto y escondiendo a los desempleados en programas de reeducación, Reinfeldt, apoyado por los partidos burgueses (centro, liberal y democristiano) criticaba las cifras del paro (un 6,3 por cien- to) y el modelo sueco, y desafiaba al gobierno: Bienestar contra Trabajo La pareja formada por Filippa y Fredrik Reinfeldt es la versión sueca de Hillary y Bill Clinton. Filippa, mujer del futuro jefe del Gobierno, de 39 años, es una atractiva joven deportista que ha acompañado a su marido durante la campaña electoral (algo inusual) por todo el Reino. Alcaldesa conservadora de Täby (a las afueras de la capital) reconoce haber servido de inspiración para algunos de los discursos de su marido y de conejillo de Indias para la plana mayor del partido, que prueba con ella ideas y conceptos nuevos. Los líderes de los cuatro partidos vencedores, en vez de permanecer en sus casas durante la jornada, como ess tradición, se pasearon sonrientes desde primera hora de la mañana por la calle Drottninggata, seguidos por una multitud con banderas nacionales. El gobierno estuvo particularmente nervioso durante los últimos días. De nada le sirvió amenazar a los ciudadanos de que sin su voto no recibirían los subsidios. Persson, que creía en milagro, ha salido derrotado. El azote del estado del bienestar C. V. M. ESTOCOLMO. Conservador hasta la médula y respetuoso con los valores tradicionales y cristianos, Fredrik Reinfeldt, de 41 años, asumió la presidencia de su grupo Moderaterna al sustituir a Bo Lundgren tras el desastre electoral de 2002. Después de convertirse en presidente de un partido que se encontraba mo- ribundo, culminó la misión imposible de reunir, por primera vez en la historia, a los cuatro partidos de centro derecha en una alianza estable y con un programa común. Para conseguir esa hazaña tuvo que renunciar a algunas exigencias de su partido e imponer conceptos nuevos. Nacido en Österhanningen (afueras de la capital) en el seno de una familia de clase media y de tradición cristiana, es licenciado en Economía y Ciencias Políticas. Con 18 años se alistó en las juventudes del partido conservador Unga Moderaterna Un año después entró en el Riksdag (Parlamento) donde se le conoce como el azote del estado del bienestar Tras publicar un ensayo Nostagitri- ppen (Un viaje a la nostalgia) en el que criticaba algunos de los dogmas conservadores y a Carl Bildt, vieja gloria del partido, se convirtió en portavoz y líder del grupo parlamentario de Economía. Casado con Filippa, enérgica alcaldesa conservadora de Täby, a las afueras de la capital, es padre de tres hijos y famoso por su educación y humildad.