Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional LUNES 18 9 2006 ABC México revisará sus relaciones con Venezuela M. M. C. CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana calificó de intromisión inadmisible las declaraciones del mandatario venezolano, Hugo Chávez, en las que señalaba que no reconocerá al presidente electo, Felipe Calderón. En un comunicado, el Gobierno lamenta las afirmaciones del líder revolucionario sobre un tema que es competencia exclusiva de los mexicanos y de sus instituciones En este momento, la Cancillería mexicana evalúa el nivel de las relaciones que tendrá con Venezuela en lo que resta de la presente Administración En una entrevista con la cadena de televisión CNN, Chávez dijo desde La Habana- -donde asistió a la Cumbre de Países No Alineados- -que en México, las instituciones reconocieron el triunfo del candidato de la derecha. Bueno, ése es México... Yo no voy a inmiscuirme en esas cosas, sólo digo que no reconozco al gobierno electo En otra entrevista con Telesur, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela aseguraba que en México existe una derecha desesperada que recurre a distintas artimañas aunque difícilmente puede cantar victoria López Obrador recibía los saludos de sus seguidores durante el acto del sábado, en el se proclamó jefe del gobierno paralelo AP López Obrador se proclama presidente legítimo con el apoyo de su coalición El caudillo populista abandona la capital y emprende una gira por México b Los tres partidos de la izquierda forman el Frente Amplio Progresista y secundan la insurrección de su líder, pero mantienen la presencia en las instituciones MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Con el apoyo de la coalición electoral que promovió su candidatura, y entre el clamor de cientos de miles de incondicionales, el populista Andrés Manuel López Obrador fue proclamado presidente legítimo de México, tras desconocer una vez más los comicios fraudulentos que otorgaron lícita victoria al conservador Felipe Calderón. López Obrador buscará la fundación de una nueva República en oposición al gobierno espurio a sus funcionarios y a las instituciones piratas del Estado. Como estaba previsto, los coristas convocados por López Obrador a una Convención Nacional Democrática no hicieron sino aprobar sin discusión las medidas previamente implantadas por su organizador. Así, más de un millón de delegados lo aclamaban como presidente constitucional de México y le conferían autoridad para designar gabinete instaurar sede de gobierno en la capital mexicana y declarar la abolición del régimen de corrupción y privilegios Ya puesta en faena, la convención validaría también los cinco puntos básicos del programa propuesto por López Obrador, acordaba impulsar un proceso constituyente a través de plebiscito y establecía una comisión encargada de diseñar un programa de resistencia civil. La convención se constituye, además, en asamblea soberana que se reunirá con periodicidad; su próxima cita está prevista para marzo de 2007. Víctima de un fraude López Obrador aceptó el nombramiento porque rechaza la imposición y la ruptura del orden constitucional porque aceptar a un gobierno usurpador implicaría posponer indefinidamente el cambio democrático del país y porque insiste en que fue víctima de un fraude -que nadie ha visto- -en las elecciones del pasado 2 de julio, que dieron el triunfo a Calderón (del oficialista Partido Acción Nacional, PAN) por 230.000 votos. Los primeros pasos de López Obrador como presidente lo alejarán de la Ciudad de México, una vez levantados los impopulares bloqueos que asfixiaron la urbe durante mes y medio, y le restaron apoyos a su promotor, además de casi cuatro mil puestos de trabajo y miles de millones de pesos a la sufrida ciudadanía. Probablemente, ya no regresará a la capital hasta que tome protesta de su cargo en el Zócalo, el 20 de noviembre próximo. Antes de emprender una gira por el resto del país (donde las manifestaciones a favor de su causa han brillado por su ausencia) el político tabasqueño trabajará en su estado natal para el candidato de su partido (el de la Revolución Democrática, PRD) al gobierno regional, superado en las encuestas por el pretendiente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Los representantes del PRD, Partido del Trabajo (PT) y Convergencia, grupos que formaron la coalición que promovió las aspiraciones de López Obrador, ratificaron su apoyo al caudillo. Los tres partidos forman el Frente Amplio Progresista, que tiene como objetivo prioritario enfrentar al bloque derechista, formado por la alianza descarada de las cúpulas del PRI y del PAN, Los legisladores de la segunda fuerza política se conjuraron para impedir la investidura de Felipe Calderón El líder del PRD ya no regresará Ciudad de México hasta que tome protesta de su cargo el 20 de noviembre brazo político de la minoría rapaz que tanto daño ha causado al país Los legisladores de la actual segunda fuerza política en México (gracias a esas mismas elecciones cuyo resultado cuestionan) se comprometieron a impedir la investidura de Felipe Calderón (el pelele en el Congreso el próximo 1 de diciembre. Los parlamentarios de la izquierda ya evitaron que el presidente Vicente Fox leyera hace dos semanas su sexto y último informe de gobierno ante la Cámara Baja. Sin embargo, los perredistas colaboran a diario con esas instituciones que su dirigente envió al diablo De hecho, la salida al conflicto planteado este fin de semana con la ceremonia del Grito de Independencia no hubiera sido posible sin la connivencia de la bancada perredista en el Senado. Gracias a un acuerdo con los senadores del PAN, ni Fox (se fue a Dolores Hidalgo) ni Obrador (cedió el protagonismo al jefe de gobierno del Distrito Federal) fueron los responsables del tradicional grito en la plaza principal del país. De presidir el acto se ocupó Alejandro Encinas, también del PRD, y no hubo ningún suceso que lamentar. La Prensa era ayer, en general, severa con la nueva etapa de la resistencia civil pacífica que encabeza López Obrador. Un movimiento que despertó tanta esperanza puede quedar reducido a un concierto de bufones apercibía Martín Moreno en Excelsior.