Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Economía DOMINGO 17 9 2006 ABC AHORRO INVERSIÓN ¿Es la hora de los fondos de renta fija? FERNANDO LUQUE Director de Análisis. Morningstar España Los inversores en fondos de renta fija no deben sentirse especialmente satisfechos cuando comparan las rentabilidades que han conseguido en estos últimos años con las de los fondos de renta variable. Los productos invertidos en acciones europeas de gran capitalización, por ejemplo, han conseguido, en efecto, una revalorización del 16 anual en los últimos tres años, frente a una ganancia de apenas el 3 anual para los fondos de renta fija de medio y largo plazo de la zona euro. Pero sería un error centrarse sobre los rendimientos pasados para sacar conclusiones sobre el comportamiento futuro de las grandes categorías de fondos. Lo importante es lo que puede pasar de aquí en adelante. Y en este aspecto hay que admitir que las perspectivas para la renta variable han empeorado en beneficio de la renta fija. Es cierto que sigue habiendo argumentos positivos para seguir manteniendo posiciones en los fondos de acciones. Entre ellos podemos citar el buen comportamiento de los beneficios empresariales, los niveles históricamente bajos a los que se encuentran los tipos de interés, a pesar de las recientes subidas, o el hecho de que, por el momento, las tasas de inflación se mantienen bajo control. Pero hay innegablemente nubarrones en el horizonte. Primero, la reducción de liquidez a nivel mundial puesta en marcha por los principales bancos centrales mundiales. Segundo, el riesgo de en- Rentabilidades de los fondos de bonos de la zona euro Datos en porcentaje. 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0- 1- 2 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 mos hablando de los tipos a largo fijados por la ley de oferta y demanda en el mercado) lo ideal sería invertir en un fondo de renta fija estadounidense, pero con el riesgo cubierto a euros, para no asumir el riesgo de un dólar débil. Desgraciadamente, no hay productos de estas características al alcance de los pequeños inversores. Cuidado con la inflación Eso sí, esta estrategia sería válida siempre y cuando la inflación no de ningún susto. Una situación de desaceleración económica con una inflación descontrolada sería tan perjudicial para la renta variable como para la renta fija, aunque en este aspecto la relajación mostrada por los precios del crudo en estas últimas semanas es un síntoma positivo. Ahora bien, si uno elige invertir en un fondo de renta fija hay que tener muy claro el porqué de esta elección. Si lo que uno desea es obtener una cierta estabilidad para su cartera, entonces puede ser la decisión correcta. Si uno invierte en fondos de renta fija pensando que es una opción sin riesgo, puede que uno esté equivocado. Un fondo de obligaciones no es una inversión libre de riesgo (como podría serlo un fondo monetario) Una subida de tipos de interés (sin hablar del riesgo divisa o del riesgo de crédito) afecta negativamente al valor del fondo. Pero sepa que las pérdidas que uno puede registrar en un fondo de renta fija serán mucho menores que las que puede sufrir en un fondo de renta variable. Fuente: www. morningstar. es friamiento de la economía norteamericana. Tercero, también existe el riesgo de una brusca desaceleración del mercado inmobiliario en Estados Unidos que tendría un impacto severo sobre el consumo y, por ende, sobre la economía a nivel mundial. Y, por último, aunque la tensión geopolítica se ha calmado algo, nadie pone en duda de que puede reavivarse en cualquier momento. Ganancias importantes La situación de los mercados, como vemos, no es excesivamente atractiva para tomar posiciones agresivas en fondo de renta variable, sin contar que muchos fondos de acciones acumulan ganancias importantes en estos últimos años. Por otra parte, si se confirma el escenario de desaceleración económica en Estados Unidos (algunos analistas e inversores como el propio George Soros, apuntan, incluso, la posibilidad de una recesión para el 2007) puede ser interesante plantearse tomar posiciones en fondos de renta fija. Una desaceleración económica tendría como consecuencia una reducción de los tipos de interés a largo plazo en Estados Unidos y, por lo tanto, una subida en los valores liquidativos de los fondos invertidos en esas obligaciones. Aunque en teoría las bajadas de tipos de interés en Estados Unidos podrían trasladarse a la zona euro (esta- CONSULTORIO BANCA PRIVADA Cómo conseguir una cartera bien diversificada ¿Cuáles son las ventajas de la gestión diversificada de carteras? Uno de los servicios financieros que se ha universalizado en las últimas décadas es el de la gestión diversificada de carteras. Esto es, el servicio que se presta cuando el cliente delega en una entidad la gestión de sus inversiones de renta fija y variable. Aunque existe desde hace muchos años, hoy en día este tipo de servicio se ha multiplicado debido a la complejidad creciente de los mercados, a las incertidumbres que presentan los entornos macroeconómicos y a la volatilidad de los productos financieros. A través de la gestión diversificada, el asesor personal determina, junto con su cliente, las directrices o parámetros a seguir a la hora de mover su cartera. Así, en primer lugar, tendrá en cuenta el nivel de riesgo que su cliente está dispuesto a asumir, el activo a invertir, la zona geográfica, la rentabilidad que se busca obtener y el tipo de productos financieros que se incluirán y se excluirán. En segundo lugar, el gestor tiene la misión de informar puntualmente a su cliente de la evolución de su cartera. Y, por último, el gestor deberá determinar si el cliente estima o no oportuno un posible cambio en los niveles de riesgo en un determinado momento. Los clientes que solicitan este tipo de servicio son personas que destinan parte de su patrimonio a la inversión directa en los mercados. En este sentido, existen dos perfiles de Dejar la gestión en manos de un asesor se impone ante la complejidad creciente de los mercados clientes: los que gustan de marcar las directrices para que sus gestores las lleven a la práctica y aquellos que prefieren ser informados por su gestor y prefieren tomar decisiones al alimón con él. Hasta aquí, lo que podríamos llamar el modelo clásico o habitual de la gestión de carteras. La banca más avanzada ha abierto nuevos modelos y variantes para satisfacer la demanda de clientes que también son nuevos o que demandan fórmulas más imaginativas y rentables. Así, entre otros, ha surgido un servicio llamado gestión diversificada de fondos, que es menos universal, pero de creciente interés entre amplios sectores de nuestra población. En efecto, para solicitar este tipo de servicios se requieren carteras con unos importes mínimos. Pero al margen de las cuantías mínimas, lo que podríamos definir como filosofía de una buena gestión radica en la búsqueda de las mejores opciones y alternativas. Frente a la gestión clásica que actúa con un número determinado de fondos, la mayoría de ellos fabri- cados por la misma entidad gestora, se impone una nueva gestión basada en escoger lo mejor del mercado en su más amplio espectro. Evidentemente, este tipo de gestión activa exige un conocimiento exhaustivo e instantáneo de todo lo que ofrecen los mercados. Otro de los aspectos que distinguen la nueva gestión de la clásica es el relativo a los costes de gestión. Hasta hace poco tiempo, los costes solían ser fijos, al margen de los resultados de la gestión. Sin embargo, en la actualidad se está imponiendo la comisión por éxito que sólo se cobra cuando el cliente gana. Este es el modelo que aplica Banco Madrid, terreno en el cual ha sido una de las entidades pioneras en España. Las preguntas pueden ser enviadas a esta dirección de correo electrónico: ahorroinversion abc. es Espacio elaborado con la colaboración de: