Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 9 2006 Economía 83 EN PORTADA FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA Máximo 27,960 ENEL Máximo 7,265 Cierre 7,130 UNIÓN FENOSA Cierre y máximo 38,000 REPSOL 7,24 7,12 7,00 6,88 6,76 6,64 6,52 36,35 34,70 33,05 31,40 29,75 28,10 28,30 27,00 25,70 24,40 23,10 21,80 DECÍAN AYER... Cierre 21,550 Mínimo 6,525 SO N D E F MAM J 2005 2006 26,45 J AS Mínimo 25,610 SO N D E F MAM J 2005 2006 20,50 Mínimo 20,210 J AS SO N D E F MAM J 2005 2006 J AS prar acciones de la empresa presidida por Ignacio S. Galán. Gas Natural, una de las compañías implicadas en la operación de compra sobre Endesa, ha mejorado su aspecto en los últimos meses, paralelamente al descenso de sus opciones en la opa de la eléctrica. Desde mediados de junio, la gasista ha subido de los 21,75 euros al nivel de los 27 euros en los que cotiza en la actualidzad. Esto confirma que los nuevos escenarios puestos sobre la mesa son del agrado de los inversores, tanto nacionales como extranjeros. La única excepción de esta excelente evolución en el mercado bursátil ha sido Repsol YPF. Sus títulos han estado presionados a la baja, debido a sus problemas en Iberoamérica (en febrero de este año, la compañía se vio obligada a reducir sus reservas probadas en un 25 En este contexto, el valor de la petrolera cotiza más de un 10 por debajo de su precio de hace actualmente doce meses. Aunque cotiza con unos ratios bastante inferiores al resto de sus competidores europeos, es un título de riesgo. Además, en estos momentos parece complicado que pueda entrar en una operación empresarial. to a medias con otro de los gigantes energéticos transalpinos, la petrolera Eni, socios en el trascendental contrato de gas en Egipto. Muchos ven como única opción de defensa para Fenosa, ante una posible operación hostil desde el extranjero, una unión con Cepsa Ahora bien, la cada vez mayor participación de ACS en el accionariado de Fenosa- -posee alrededor del 34,5 hace complicado pensar en una fusión que no sea vista con buenos ojos por Florentino Pérez LAS CLAVES IBERDROLA- GAS NATURAL La opción que más oportunidades tiene en el mercado español es la fusión de Iberdrola y Gas Natural, pero hoy día es inviable 1+ 1 ES MENOR O IGUAL QUE 1 En materia de operaciones de concentración en España, uno más uno es menor o igual que uno por la normativa de competencia LA OPA DE GAS NATURAL, SIN ÉXITO La luz verde a los alemanes deja con muy pocas posibilidades de éxito a Gas Natural en la pugna por Endesa sigue: A nivel europeo estimamos que estas concentraciones se producirán igualmente hasta la creación de tres o cuatro grandes operadores energéticos capaces de responder a las necesidades del mercado y de los consumidores Rumores hasta en operadores de red Mercados macro- regionales El caso de Enel es distinto. La otra italiana, que no pudo comerse a la francesa Suez, sí ha puesto sus ojos en Iberdrola. Estamos muy interesados en el mercado ibérico ha asegurado su consejero delegado, Fulvio Conti. Enel, propietaria en España de Viesgo, seguirá buscando oportunidades en Europa, mientras crecerá orgánicamente en nuestro país. Además, Conti, que no quiere volver a pasar por la experiencia de su opa sobre Suez, al igual que Galán hace su particular aviso a navegantes y lanza un mensaje, en esta ocasión, a la Unión Europea, a la que pide que garantice la libre circulación de capitales en todos los países por igual, no vaya a ser que se encuentre con una operación de defensa que siga el ejemplo francés. Un representante de Enel Viesgo explicó a ABC que la Península Ibérica es uno de esos mercados macro- regionales en los que se pueden realizar nuevas concentraciones entre operadores para ganar tamaño. En un mercado liberalizado y abierto es difícil protegerse de opas, ya que es esencial para su buen funcionamiento la libertad de movimiento de capitales y la desaparición de barreras. Hoy en día hay que prepararse para competir en esos mercados de ámbito regional dentro de la UE más que en el nacional Y Y por rumores que no quede. Los hay hasta sobre operadores de red. Los más recientes en los últimos días, apuntan a una posible fusión entre REE y Enagás, el operador de red eléctrica y el de red de gas, respectivamente. Eso sí, en este caso parece que con el beneplácito de la CNE. La posible fusión ya fue planteada durante el Gobierno del PP. La intención es que el Estado entre en el accionariado de Enagás. Expertos de Ibersecurities ven factible esta posibilidad desde el punto de vista del tamaño, pero no desde el negocio, ya que realizan actividades similares y las inversiones previstas para los próximos cinco años son muy abultadas. os principales objetivos se centran en moderar el consumo energético... fomentar cambios estructurales hacia esquemas productivos menos consumidores de energía... asegurar una oferta energética suficiente y diversificada... estas frases no salen de la agenda del ministro de Industria, (aunque seguramente figuran algunas parecidas) están escritas en el Plan Energético Nacional 1978- 87. Entonces se utilizaba esa retórica del Plan Nacional, que ahora se disimula en las formas, aunque el espíritu apenas ha cambiado. Ese Plan se planteó (con mucho retraso) después de la primera gran crisis del petróleo de los primeros años setenta, cuando la energía dejó de ser abundante y barata y se convirtió en un arma de guerra en Oriente Medio. Tras la segunda gran crisis, la de los primeros ochenta (quizá la más dura, que mandó a la recesión a la economía mundial) se reiteraron semejantes pretensiones, pero muy pocos países lograron cambiar el sesgo del sector. Hoy la economía española sigue siendo muy dependiente de terceros y las políticas para reducir la vulnerabilidad han proporcionado escasos avances. Más de lo mismo, aunque el sector energético hoy se parece poco al de entonces. Los consumidores españoles no han carecido de energía durante este último cuarto de siglo, pese a que la demanda ha crecido muy por encima del avance de la economía. El sector ha suministrado lo que se le ha pedido, pero sin dado avances efectivos que limiten la vulnerabilidad. Avances que no dependen solo de la industria, sino que requieren marcos legislativos, de competencia y regulación (incluido el paso de tarifas a precios) que propicien el despliegue de capacidades óptimas. La última cumbre europea dedicó un rato al problema energético. Los jefes de Gobierno concluyeron que se trata de un serio problema que deben abordar con urgencia y diligencia. Y se fueron a dormir. En esta materia Europa es plural, tantos modelos como banderas, como si los kilowatios necesiten pasaporte. Cada país un caso. La Francia de De Gaulle nuclear y autosuficiente; Italia ausente y dependiente de los demás; Alemania activa en todos los segmentos del negocio y mirando a Rusia como proveedor. Y España aislada pero con una vela en cada altar. Ni Europa ni España han dado respuesta sostenida al reto energético; van al día, de sobresalto en sobresalto, con un discurso parecido durante tres décadas, confiados en aquello de que la providencia aprieta pero no ahoga, algo así como que antes o después llegará la energía eterna. L