Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 9 2006 Madrid 43 Más de un centenar de purasangre ingleses se subastaron ayer en el Hipódromo de La Zarzuela. La puja mínima era de 3.000 euros y alguno de los caballos, perfectamente acicalados, la desbordó por completo 40.000 euros por un purasangre TEXTO: C. ALONSO J. SUÁREZ DE LEZO FOTO: JAIME GARCÍA MADRID. Por el Hipódromo de la Zarzuela se pasearon ayer 133 purasangre ingleses nacionales e importados en busca del mejor postor. Eran yearlings es decir, potros de más de un año. Los asistentes intentaban descubrir cuál de todos sería el caballo ideal, un futuro ganador de carreras. Si lo conseguían, levantaban la mano y su intuición se transformaba en una cifra. A la de una... a la de dos... a la de tres... ¡Adjudicado! Los caballos, perfectamente acicalados para la ocasión, pasaban a escasos metros de sus futuros dueños, entre los que se encontraban personalidades del mundo del deporte, como el defensa del Real Madrid Álvaro Mejía. Se buscaba un animal equilibrado, con buena masa muscular, pero sin taras. Su mirada, los ojos, también son importantes: Tiene que demostrar fuerza, transmitir En ésta, que dio comienzo a las tres y media de la tarde, hizo aparición el caballo más caro de toda la jornada. Un macho vendido por Dehesa de Milagro y Wallhouse Ballyhane que logró elevar la puja hasta los 40.000 euros. Precio ínfimo si se compara con los nueve millones que consiguió un potro de las mismas características en Estados Unidos hace unas semanas. Poca demanda La primera subasta no consiguió los resultados esperados. La oferta superó a la demanda ya que sólo se logró vender el 30 por ciento de los animales que desfilaron. Además, hubo algún que otro momento de tensión: el sol, acompañado de las sillas blancas que reflejaban la luz, hizo que el subastador, encargado de cantar las pujas y adjudicar los caballos, no viera todas las manos que se levantaban, lo que indignó a más de un criador al ignorarse alguna de las pujas más altas. Sin embargo, la subasta de la tarde estuvo más animada y obtuvo mejores resultados, superándose el volumen del año anterior. Esperaba algo más, pero al final siempre es el mercado el que decide. Sin embargo, estoy encantado con los criadores tan brillantes que aquí se han dado cita explicaba Fernando Melchor, presidente de la Asociación de Criadores. Hoy, de nuevo en el Hipódromo, vuelta a las carreras. Guadalmedina, la yegua de Michel Salgado, es una de las favoritas. La pareja de oro En la subasta de la mañana, la pareja más cara, un macho y una hembra, fue propiedad de la yeguada Tierra Íbera. La hembra tuvo un precio final de 22.000 euros. El macho, 19.000. Ambos fueron comprados por la cuadra SafSaf. Quien ha mimado a este dúo durante meses ha sido Roberto García, su criador. Formado en las cunas del purasangre inglés, Normandía y Newmarket, él ha sido quien les ha enseñado a caminar correctamente, quien les ha cepillado durante horas o quien les Uno de los caballos que ayer se subastó en el Hipódromo de La Zarzuela Se buscaba un animal equilibrado, con buena masa muscular, pero sin taras. Y con una mirada que transmita ha proporcionado la alimentación correcta en cada momento. Me alegra que se haya valorado el trabajo bien hecho. Estoy contento. Se coge mucha ilusión para las próximas subastas declaraba García cuando aún no había terminado la subasta de la tarde.