Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 SÁBADO 16 9 2006 ABC Economía Ford acelera sus planes para despedir a 14.000 trabajadores en EE. UU. y ahorrarse 5.000 millones Ofrecerá un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas a 75.000 trabajadores b Dejará de pagar el dividendo del cuarto trimestre de cada año y reducirá del 17 al 14 su cuota de mercado, lo que supone ceder el segundo puesto a Toyota AGENCIAS NUEVA YORK. Ford, el segundo fabricante de automóviles del mundo tras General Motors, anunció ayer drásticas medidas para recortar sus costes de explotación en Estados Unidos y Canadá y acelerar los planes de reestructuración anunciados a comienzos de año, que bajo el nombre de Way Forward (Hacia adelante) contemplaba el recorte de 30.000 empleos y el cierre de 14 plantas para 2012. De entrada eliminará 14.000 puestos de trabajo del área administrativa, el equivalente a un tercio de la plantilla, y pondrá en marcha un programa negociado con el sindicato United Auto Workers para ofrecer un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas a 75.000 trabajadores de Estados Unidos (administrativos y operarios) de los 82.000 con que cuenta. Además, la compañía dejará de pagar el dividendo del cuarto trimestre de cada año, lo que equivale a unos 350 millones de dólares, y que sumado a los recortes de personal le supondrá un ahorro de gastos del orden de los 5.000 millones de dólares anuales a partir del 2008. Asimismo reducirá su capacidad de producción e impulsará la introducción de nuevos productos más eficientes y de menor consumo para reactivar sus ventas. De esta forma, el recorte de 25.000 a 30.000 puestos de trabajo que pensaba acometer en la plantilla hasta 2012 se adelantará ahora a 2008. La compañía confirmó que cerrará su planta en Maumee (Ohio) en 2008, así como la fábrica de motores en Essex (Ontario, Canadá) en 2007. Este es el tercer plan de reestructuración que presenta en cinco años la empresa para el área de Norteamérica, que en los últimos meses está sufriendo grandes pérdidas. La compañía ha registrado en el primer semestre del año unas pérdidas de 1.400 millones de dólares, y según un informe interno desvelado este jueves por el diario Detroit News este año los números rojos pueden llegar a los 9.000 millo- nes de dólares. Pese a estas medidas, la dirección de la empresa cree que la problemática unidad de Norteamérica no entrará en beneficios al menos hasta 2009, un año más tarde de lo previsto inicialmente. El plan de reestructuración fue anunciado oficialmente ayer, tras la reunión de dos días que ha celebrado el consejo de administración y diez días después de que Alan Mulally fuera designado consejero de legado. Decisión dolorosa Estas medidas tienen consecuencias dolorosas para la comunidad y para muchos de nuestros leales empleados reconoció ayer el presidente de la empresa, Bill Ford. No obstante, los rápidos cambios en la demanda de los consumidores y los altos precios de las materias primas nos obligan a tomar medidas rápidas y decisivas para encauzar nuestro negocio añadió. Ford admitió que perderá presencia en el mercado estadounidense, al reducir sus expectativas de cuota de mercado del casi 17 actual a un rango de entre el 14 y el 15 En la práctica esta decisión quiere decir que se resigna a entregar el segundo lugar en ventas a la japonesa Toyota, que en los últimos años ha puesto en serios aprietos Alan Mulally, el nuevo consejero delegado de Ford a la industria local, incluido el mayor productor estadounidense, General Motors. En agosto, y por primera vez en la historia, Toyota vendió más automóviles que Ford en EE. UU. alcanzando cerca del 15 del mercado local, con lo que supera también al que fuera el tercer mayor fabricante de automóviles del país, DaimlerChrysler. EPA Las acciones de Iberdrola y Unión Fenosa se disparan en Bolsa por los rumores de opas J. G. N. MADRID. Los títulos de Iberdrola llegaron a subir en la Bolsa a primera hora de la tarde de ayer un 8,5 hasta los 32,79 euros, incremento que se redujo al 4,1 (31,53 euros) al cierre de la sesión. Esta espectacular revalorización se debió a dos motivos, según fuentes consultadas. Por un lado, los rumores que señalan a esta eléctrica que preside Ignacio Galán como objetivo de una opa que sería presentada por alguno de los grandes grupos energéticos europeos, como la italiana Enel y la alemana RWE. Por otro, el hecho de que coincidieron ayer los vencimientos de futuros y opciones sobre el Ibex- 35 y de opciones sobre acciones. Desde que comenzó el año, las acciones de Iberdrola han subido un 36 y, por ejemplo, su capitalización bursátil (28.426 millones de euros) supera ya a la de Repsol YPF (26.310 millones) aunque aún no alcanza a Endesa (30.386 millones) Otra eléctrica, Unión Fenosa, que es fija en casi todas las quinielas del sector, también se vio arrastrada al alza por los rumores de opas y por la posibilidad de que ACS aumente aún más su posición en el accionariado. Fenosa subió casi un 3 hasta los 38 euros. Sin embargo, la venta de varios activos que los analistas consideraban imprescindibles no figuran en el nuevo plan. Ford tampoco mencionó la opción de vender su participación en la unidad de financiación Ford Credit, que ha tenido que hacer frente a mayores costes de préstamo después de que las agencias de calificación rebajasen el estatus de su deuda al grado de bono basura. La compañía tampoco comunicó ningún plan para vender alguna de sus marcas, a excepción de la ya anunciada intención de encontrar comprador para el fabricante británico de coches deportivos Aston Martin. Standard Poor s anunció que mantiene bajo vigilancia negativa, de cara a una eventual rebaja, la calificación crediticia de Ford, que ya se encuentra en el grado de especulación, conocido también como bonos basura El portavoz de UGT en el comité de Ford en Almussafes (Valencia) Gonzalo Pino, aseguró a Efe que la compañía aún no ha informado de las medidas de reducción de costes, aunque dijo no creer que sean tan drásticas y dramáticas como las de Estados Unidos porque las producción en Europa es rentable Pino, quien afirmó que espera que éstas se den a conocer en las próximas semanas, se expresó así tras el anuncio de la compañía automovilística de Ford de eliminar 14.000 puestos de trabajo, para reducir sus costes anuales en Estados Unidos y Canadá en 5.000 millones de dólares en 2008.