Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 9 2006 59 Toros FERIA DE ALBACETE Ferrera provoca el indulto de un gran toro del Marqués ZABALA DE LA SERNA ALBACETE. La plaza de Albacete vibró con el perdón de la vida de Gastasuelas un excelente toro cinqueño de Marqués de Domecq que Antonio Ferrera explotó hasta provocar el indulto. El pañuelo naranja, ya se sabe, siempre trae consigo discusiones. En mi humilde balanza hallo ahora más motivos para el indulto (bravura, cas- ta, duración, tranco, hechuras y seriedad) que para la muerte (un solo puyazo, matices en la embestida izquierda y un punto más de entrega por abajo) Si Ferrera lo estoquea y le conceden la vuelta al ruedo en el arrastre, tampoco hubiera pasado nada, sólo que en estos momentos de la Fiesta es una victoria frente a los antis que un toro se gane, sin excesiva manga ancha, la vida en el ruedo. Gastasuelas embistió y embistió. Antonio Ferrera estuvo importantísimo en banderillas. De los cuatro pares, tres fueron de poder a poder y uno al quiebro. Todo ello adornado de su peculiar y heterodoxo estilo pirotécnico. Galopaba el toro. Ferrera lo toreó constantemente a más sobre la mano derecha- -menos mal que se llamaba Gastasuelas y no Zapatero aunque quien suelas gasta ya conoce dónde tiene que ir- siempre vaciando un tantito así los viajes por arriba. Y lo entendió al natural dándole sitio e hilvanando los pases; soberbios fueron los de pecho. Luego supo venderlo, y a las primeras voces atendió con gestos y aspavientos para seguir y seguir toreando a la par que el toro seguía y seguía embis- tiendo. Hasta que el clamor se hizo unánime. El presidente envió a Gastasuelas a padrear y dos orejas y rabo simbólicos para el torero. Nueva vuelta al ruedo junto al ganadero y al mayoral, y digo nueva porque tras las banderillas Ferrera ya se había pegado el gustazo. Fue la guinda de un corridón del Marqués de Domecq, por fuera y por dentro. Al templadísimo primero el extremeño le pudo cortar una oreja si no se le va la mano a los sótanos. Abellán estuvo ido con un buen segundo y queriendo algo más con el menos potable, por flojo, quinto. Cortés se apuntó al carro del triunfo con el notable sexto. Un soberano volapié aseguró el trofeo que no pudo obtener del anterior, que se movió sin emplearse. El reencuentro del mejor Cid, por la puerta grande en Salamanca JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES SALAMANCA. Tres orejas y puerta grande para un Cid excepcional. Se lució mucho al veroniquear al quinto, el mejor y con más clase de la corrida de Domingo Hernández- Garcigrande. Arrancó con estatuarios y con unos naturales de buen porte, hondura y largura, dignos del mejor Cid. Conjugó clasicismo y temple. De óptimo tono todo su manejo con la derecha, así como los ayudados finales. Se entregó en la estocada y las dos orejas tuvieron muchísima fuerza. Con su primero, anduvo muy bien en los pases por bajo previos y en tres series diestras. Desigual con la izquierda. Regresó a la otra mano con buen ritmo. Trofeo legítimo tras recibir un aviso. Nada de particular en el haber de Ponce en el primero. Con el cuarto bis, de Puerto de San Lorenzo- -que manseó de primeras y tuvo buen son luego- realizó una primera parte de faena con altura, pero se fue desvaneciendo. Silencio y saludos. Flojito el tercero, con el que Talavante no tuvo más remedio que aliñar. En el sexto se puso cerca, pero no terminó de acoplarse y no agradó al público, que casi llenó la plaza. Silencio y pitos tras aviso. Nimes (Francia) Toros de Capea para rejones y de Domingo Hernández- Garcigrande, deslucidos y con complicaciones, según informa burladero. Hermoso de Mendoza, saludos y gran ovación. El Juli, cumbre, tres orejas. Cayetano, que confirmaba la alternativa- -la primera en el coso galo- silencio tras dos avisos y silencio. Murcia. Toros de Juan Pedro Domecq, blandos. Rincón, palmas y oreja. Morante, silencio y oreja. Castella, oreja y palmas. Informa Blas de Peñas. Guadalajara. Toros de Joselito y Pereda (1 flojos. Jesulín, silencio tras petición y silencio. César Jiménez, silencio y gran ovación. Fernando Cruz, oreja con petición y silencio. Fuenlabrada (Madrid) Novillos de Collado Ruiz. Diego Vega, tres orejas. Ángel Teruel, tres orejas. Dámaso González, saludos y oreja.