Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 S 6 LOS SÁBADOS DE A los artistas les atraen determinadas ciudades, pero no tienen explicación racional. Berlín ofrecía- -y ofrece- -espacios baratos, pero tiene que haber algo más... Donde sientes la energía, el motor, la actividad frenética y la vida es, sin duda, en Pekín, Shanghai y Moscú. Berlín es ahora el bouillon de culture ción de la critica. En cuanto a esa impresión de caos... El caos puede también ser bello y estético, como en el trabajo de Osamu Kanemura o de Xiang Liqing. Es muy representativo lo que ha hecho Hu Yang, que se fue a Shanghai y fotografió a 500 familias y pidió a cada una de ellas que describiera su visión particular de la ciudad, de cómo vivía. Y ahí ves 500 fotos de 500 familias, algunas extremadamente frívolas, divertidas y muy upper class que se mezclan con otras donde ocho viven en un espacio de dos por dos Nueva York ha sido la ciudad de las ciudades, pero le preguntamos a Elena Ochoa Foster cuál, en su opinión, representaría el espíritu de nuestra época. Donde sientes la energía, la actividad frenética y la vida es, sin duda, en Pekín, Shanghai y Moscú. Berlín es ahora el bouillon de culture Ese centro que en los 80 estaba en Nueva York, en los años 20 y 30 en París y anteriormente Viena, ahora, en este momento, sin lugar a dudas está en Berlín, en Moscú y en Pekín. Son ciudades donde no solamente hay un crecimiento frenético arquitectónico y financiero, sino que son el centro de la creación de nuevas ideas La mirada cenital de Olivo Barbieri transforma las ciudades en algo irreal, irreconocible Lo cierto es que a los artistas les atraen determinadas ciudades, como un imán, aunque a veces es difícil imaginar por qué. No sabría contestar. Se lo he preguntado a varios de los artistas que trabajan con nosotros y que se ha mudado a Berlín, pero estas migraciones no tienen una explicación racional. La había al principio, porque lo viví personalmente, cuando te encontrabas con espacios absolutamente impresionantes y baratísimos, con edificios enteros donde los artistas podían trabajar, los escritores podían retirarse y que no costaban nada y siguen todavía así. Entonces es normal que Wei Yufang. Vendedor callejero en Shanghai. Obra De Hu Yang (Pasa a la página siguiente)