Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional IRA INTEGRISTA POR UNAS PALABRAS DEL PAPA SÁBADO 16 9 2006 ABC EL CARISMA Y LA GUERRA uede una potencia media como España permanecer indefinidamente no alineada en terrenos capitales de la cultura, la religión y la seguridad internacional donde están profundamente enraizados sus propios intereses? Turquía, potencia aliada de España en el proyecto de Alianza de Civilizaciones, ha pedido al Vaticano que su santidad Benedicto XVI se retracte o retire su condena de las motivaciones religiosas de la violencia. ¿Debe Zapatero apoyar las exigencias del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, que denuncia con mucho vigor los análisis del Papa sobre la gueJUAN PEDRO rra santa musulmana, QUIÑONERO y es el único gobernante que ha defendido la Alianza de civilizaciones? ¿O debe el presidente español apoyar al Papa, por razones que no sé si es necesario enumerar? Washington, Londres y los generales que están al mando de las operaciones de la OTAN en Afganistán piden a España y a otros aliados que envíen más soldados a los muy distintos campos de batalla afganos. ¿Debe España rechazar tales exigencias? ¿O debe asumir nuevas responsabilidades en un conflicto que no deja de crecer y ramificarse? En el Líbano, el ejército libanés, las distintas familias políticas, Hizbolá e Israel, analizan de manera antagónica la resolución de Naciones Unidas que debía permitir desarmar al Partido de Dios y asegurar una precaria paz al Norte de Israel. ¿Cuál de las interpretaciones de esa resolución deben privilegiar los soldados españoles? ¿Y con qué respaldo militar y diplomático, nacional e internacional? En La Habana, el representante español en la Conferencia de los No Alineados intenta mejorar o sostener una relación particular con Cuba, cuando la alianza de Cuba y Venezuela con Irán suscita profundas reservas en Washington y una mayoría de miembros de la UE están inquietos ante las aspiraciones nucleares de Teherán al servicio de un Estado que tiene una visión mesiánica y revolucionaria de la religión musulmana. ¿Cómo se defienden mejor los intereses globales de España? ¿Guardando una prudente distancia, como hacen el resto de los miembros de la UE? ¿O jugando con el dúo Chávez- Fidel? En la escena diplomática mundial, los intereses de todo Estado digno de ese nombre son, sencillamente, indisociables. Endesa, inmigración, inversiones estratégicas, solidaridad anti terrorista, abastecimientos petrolíferos, etc. son problemas que sólo pueden abordarse en el gran mercado continental, con estrategias vagamente comunes en materia de bienestar y progreso económico. Cada cual es libre. Pero, ¿puede navegarse en solitario por las aguas del tormentoso océano de la escena internacional? ¿Dónde y con quién estamos defendiendo los intereses esenciales donde se funda nuestra libertad y prosperidad? ¿P El Vaticano afirma que Benedicto XVI ofreció una mano tendida al islam Poupard pide a los amigos musulmanes que lean entero el discurso b El Papa explicó minuciosa- mente las razones por las que la difusión de la fe mediante la violencia es irrazonable dijo el responsable vaticano de Cultura J. BASTANTE MADRID. Resulta difícilmente comprensible que Benedicto XVI, el Papa que el día de su entronización como sucesor de San Pedro, proclamó el diálogo con el islam como uno de los objetivos de su Pontificado, sea acusado de potenciar la violencia contra los musulmanes. Más si cabe cuando lo que el Papa hizo en el discurso pronunciado en la Universidad de Ratisbona no fue sino rechazar de forma clara y radical toda motivación religiosa de la violencia algo en lo que han coincidido en numerosas ocasiones- -la última, el pasado fin de semana en Asís- los líderes de las principales confesiones religiosas del mundo. Incluido la religión islámica. EPA Benedicto XVI, en la universidad de Regensburg (Alemania) el pasado martes, donde pronunció el discurso con la cita que ha desatado la polémica Mensaje malinterpretado Sin embargo, la mala interpretación de las palabras del Pontífice han suscitado una polémica que los extremistas islámicos han contribuido a avivar. La situación ha llegado a tal extremo que diversos responsables vaticanos han tenido que elevar su voz para tratar de frenar la escalada de violencia y amenazas contra los cristianos en los países de mayoría musulmana, explicando que el mensaje pontificio había sido malinterpretado y que, en ningún caso, el Papa había criticado al islam o a Mahoma. La situación es especialmente delicada, puesto que Benedicto XVI tiene previsto viajar, a finales de noviembre, a Turquía, país de mayoría musulmana. Lo que sí parece claro es que, al menos de momento, se desvanecen la posibilidades de una futura visita del Papa a Tierra Santa. El jueves fue el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, quien recalcó que el Santo Padre no tenía en absoluto la intención de hacer un estudio en profundidad sobre la yihad ni sobre el pensamiento musulmán, y mucho menos ofender la sensibilidad de los creyentes musulmanes Lombardi recalcó que Benedicto XVI quiere cultivar una actitud de respeto y de diálogo hacia otras religiones y culturas, y evidentemente hacia el islam La Santa Sede ha tenido que elevar su voz para frenar las amenazas contra los cristianos en países musulmanes Por lo visto, el comunicado vaticano no fue suficiente para calmar los ánimos de la comunidad musulmana, y ayer fue el cardenal Paul Poupard, responsabe del Pontificio Consejo Para la Cultura, quien defendió el discurso pronunciado por Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona, considerando que no era un ataque sino una mano tendida, porque reivindica el valor de las culturas religiosas de la Humanidad, entre ellas el Islam El Papa explicó minuciosamente las razones por las que la difusión de la fe mediante la violencia es algo irrazonable apuntó Poupard, quien recordó que la cita utilizada por el Pontífice era de un Emperador bizantino, en el invierno de 1391 por lo que instó a los amigos musulmanes a leer por entero el texto pronunciado por Benedicto XVI, donde apunta que exige una urgente necesidad de un verdadero diálogo entre las culturas y las religiones El precedente de las caricaturas ABC MADRID. La indignación desatada en sectores musulmanes ante las recientes declaraciones del Papa sobre el islam y la violencia recuerdan a la polémica generada a principios de año en torno a las caricaturas sobre Mahoma. El diario danés Jyllands Posten publicó el 30 de septiembre de 2005 las controvertidas viñetas, en algunas de las cuales el profeta aparecía con una bomba como turbante. Pero la oleada de protestas no llegó hasta que en enero de 2006 la revista noruega Magazinet volvió a difundir las caricaturas, y tras él otros muchos diarios europeos. Por aquel entonces, los musulmanes señalaron la prohibición de representar al profeta como causa de sus protestas. La Organización de la Conferencia Islámica (OIC) calificó los hechos de blasfemia A finales de febrero Benedicto XVI se mani- festó al respecto y pidió respeto por las religiones y sus símbolos. El diario Jyllands Posten dijo con motivo de la publicación que los musulmanes también tenían que aprender a aceptar las burlas sobre su religión. El líder espiritual iraní, el ayatolá Ali Jamenei, habló a principios de febrero de conspiración de los sionistas para avivar las tensiones entre musulmanes y cristianos La polémica suscitó numerosas manifestaciones, muchas violentas, en países islámicos de Asia y Africa. Los peores disturbios tuvieron lugar en Nigeria, donde murieron casi 70 personas. Otras 11 fallecieron durante las protestas ante el consulado italiano en Bengasi, Libia, después de que el ministro de Reformas Roberto Calderoli vistiera una camiseta con las controvertidas caricaturas. Al final, Calderoli cedió a la presión y dimitió.