Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 VIERNES 15 9 2006 ABC Gente Nicole Kidman ha sido elegida la mujer menor de 40 años más rica de Australia, con una fortuna estimada en 200 millones de dólares australianos, según publicó ayer la revista Business Review Weekly (BRW) La australiana, de 39 años, ocupa el cuarto lugar en esta clasificación anual, pero es la primera entre las mujeres. Rowling no facturará a Harry Potter La escritora relata en su página web cómo las medidas de seguridad en el aeropouerto de Londres estuvieron a punto de separarla de su libro TEXTO: EMILI J. BLASCO FOTO: REUTERS sin mi manuscrito Joanne Kathleen Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, lo repitió incesantemente a las autoridades aeroportuarias de Nueva York cuando, aplicando las excepcionales medidas de seguridad vigentes especialmente en los vuelos norteamericanos y británicos, se le conminó a aligerar su bolsa de mano y facturar con el resto del equipaje objetos innecesarios. Y entre ellos se encontraba el preciado manuscrito del séptimo y último libro de Harry Potter. J. K. Rowling habría estado dispuesta a volver al Reino Unido en barco si su tozudería no se hubiera abierto paso entre las prescripciones de seguridad. Así lo ha asegurado la escritora esta semana en su web, en la que narra lo sucedido. Rowling había viajado a Nueva York para participar el 1 de agosto en una lectura de libros organizada por una entidad benéfica, acto en el que también intervinieron otros conocidos autores como Stephen King y John Irving. Cuando se disponía a regresar a Londres, las medidas de seguridad en los aeropuertos se habían extremado después de que el 10 de agosto fuera descubierto un supuesto plan terrorista para explotar en vuelo varios aviones. Las reforzadas restricciones de seguridad en las líneas No aéreas hicieron interesante mi viaje de regreso desde Nueva York cuando rechacé ser separada del manuscrito del séptimo libro cuenta Rowling. Una gran parte está escrito a mano- -añade- y no tenía copia de lo que había escrito estando en EE. UU. Por suerte, me permitieron tenerlo, atado con cintas elásticas. No sé lo que habría hecho si no lo consienten, probablemente hubiera navegado hasta casa Rowling no es la única personalidad del mundo de la cultura que ha tenido problemas con las restrictivas medidas de seguridad en los vuelos. Especial escollo ha supuesto para los músicos, que no pueden llevar instrumentos voluminosos en la cabina del avión y se resisten a tener que facturarlos ante la posibilidad de que sufran golpes. La Unión de Músicos británica ha denunciado casos de suspensión de conciertos ante la negativa de orquestas a tener que viajar separadas de los intrumentos. Virtuosos del violonchelo, por ejemplo, acostumbraban a comprar el asiento de al lado para depositar allí su singular equipaje. Ante la presión recibida, el Ministerio de Transporte británico ha anunciado que la próxima semana se suavizarán las medidas y que los violoncelos volverán a ser permitidos en la cabina. La escritora inglesa, en una imagen reciente