Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía VIERNES 15 9 2006 ABC LAS CUENTAS NO CUADRAN C Duran i Lleida, ayer, durante su encuentro con Solbes, Ocaña y el diputado socialista López Garrido EFE CiU advierte a Solbes que no apoyará el Presupuesto si no pactan las inversiones BNG exige un 8 de éstas para Galicia para dar su sí a las cuentas públicas b El secretario de Estado de Hacienda dice que las divergencias sobre la cifra que el Estado debe invertir en Cataluña son una cuestión metodológica Y. G. MADRID. Si el miércoles el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, tuvieron que aguantar el rapapolvo de los consejeros autonómicos por las inversiones extra que se llevará Cataluña y que las demás regiones reclaman también para ellas, ayer fue el turno de los grupos nacionalistas con representación en el Congreso, que condicionan su apoyo a las cuentas públicas a las inversiones que se destinen a sus respectivas autonomías. El portavoz de CiU en la Cámara Baja, Josep Antoni Duran i Lleida, advirtió a Solbes que este grupo difícilmente podrá apoyar los Presupuestos si no hay acuerdo sobre la inversión en Cataluña, porque esto es de obligado cumplimiento Recordó al vicepresidente que hay un compromiso de que en el supuesto de que no haya obra pública suficiente que equivalga al 18,8 del PIB, tiene que utilizar la fórmula del rescate de peajes total o parcial para compensar la inexistencia de esta obra pública Insistió el líder nacionalista en que, según cálculos serios, la inversión pública en Cataluña debería incrementarse en 915,62 millones el próximo año para cumplir el compromiso estatutario y no en 400 millones como dice el Gobierno. Por su parte, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, justificó estas discrepancias en cuestiones metodológicas La cúpula del Ministerio de Hacienda se reunió también ayer con los portavoces de los nacionalistas gallegos, canarios y vascos para pedirles su apoyo a las cuentas públicas del próximo año. Vascos y gallegos condicionaron su sí a los Presupuestos estatales a inversiones públicas para sus respectivas regiones, mientras los canarios pidieron 12 millones de euros para atender a los inmigrantes. El BNG pidió que en los presupuestos de 2007 Galicia reciba el 8 del total de la inversión en infraestructuras y que el montante global para la comunidad crezca un 30 El PNV, por su parte, se conforma con mantener las inversiones en niveles similares a los de este año. El regulador paraliza una oferta de Telefónica de ADSL de 3 megas para particulares A. POLO MADRID. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) institución encargada de regular el sector, apretó ayer un poco más la cintura de Telefónica al modificar la Oferta de Acceso al Bucle del Abonado (OBA) y suspender cautelarmente el lanzamiento comercial de una oferta de ADSL de 3 megas de capacidad para los clientes residenciales de las principales ciudades del país. La condición impuesta por el regulador supone que Telefónica tendrá que poner a disposición de sus más directos competidores una oferta mayorista que les permita replicar a escala nacional el mismo producto. LA ENTIDAD MERCANTIL PALMERAS DEL SUR S. A. ANUNCIA Que en Junta General Extraordinaria y Universal de la Entidad, celebrada el 8 de noviembre de 2004, se tomó por unanimidad, entre otros, el siguiente acuerdo: Cambiar el domicilio social de la referida entidad de la calle José Ortega y Gasset, número 42, Madríd, a urbanización parque La Reina, s n (oficinas) 38632 Arona (Santa Cruz de Tenerife) En Santa Cruz de Tenerife, a 8 de noviembre de 2004. Los Administradores. Respecto a la OBA, que regula el conjunto de servicios, contratos y precios que Telefónica debe suministrar al resto de operadores alternativos para que puedan acceder al tramo final de los abonados y ofrecerles sus servicios de voz e internet, el principal cambio aprobado ayer por el consejo de la CMT afecta a la calidad. A partir de ahora el operador dominante deberá informar cada mes al regulador sobre el nivel de calidad del bucle de abonado que alquila a sus competidores y los servicios mayoristas de ADSL. Otra novedad es que el precio por alquiler de bucle a otros operadores sufre un recorte del 20,9 al pasar de 11,35 a 8,98 euros. uando a finales del pasado mes de enero el presidente Zapatero se comprometía con el líder de CiU, Artur Mas, a incluir en el Estatuto una garantía de que el Estado destinaría a inversiones en infraestructuras en Cataluña un porcentaje idéntico al peso del PIB regional, quizás no calibró los quebraderos de cabeza que daría a su equipo económico la puesta en marcha de esta medida. Durante toda la semana hemos asistido a una guerra de cifras entre los cálculos de expertos, comunidades autónomas y nacionalistas catalanes, que creen que el compromiso incluido en el Estatuto supone una inverYOLANDA sión adicional para CaGÓMEZ taluña en 2007 del entorno de los 1.000 millones de euros, y los del Ministerio de Hacienda, que nadie sabe muy bien cómo, que cuantifican el acuerdo en 400 millones extras para el territorio catalán. Además, y con toda la razón del mundo, el resto de comunidades piden para sí el mismo trato de privilegio que se da a la región catalana. Bueno, Andalucía no se queja mucho porque ya ha conseguido incluir también en el proyecto de Estatuto andaluz un compromiso de que el Estado invertirá en esta región un porcentaje idéntico al peso de su población, criterio de reparto que, desde luego, le beneficia mucho más que el actual y que el que se aplicará para Cataluña, que sólo conviene a las regiones más ricas. Eso sí los andaluces tendrán que esperar a los Presupuestos de 2008. Mientras, los grupos nacionalistas catalanes, gallegos, vascos y canarios, condicionan su apoyo a los Presupuestos a más inversiones para sus respectivas comunidades. Vamos, que Solbes tendrá que hacer encaje de bolillos para contentar a todos, bueno, o al menos a los que necesita, y ya nos imaginamos quién va a pagar el pato de tanto compromiso político. Y es que, incluso reconociendo la habilidad del vicepresidente para convertir un compromiso de 1.000 millones en 400, las cuentas no cuadran. Si me comprometo con todas las comunidades, o al menos con las socialistas, a invertir en sus territorios en función de los criterios que más les benefician, la suma nunca va a dar 100, a no ser que apliquen recortes en otras regiones. Lo vistan como lo vistan, lo que se ha hecho en el Estatuto de Cataluña y lo que se va a hacer en el de Andalucía, comprometer inversiones en función de criterios arbitrarios y no de proyectos concretos, quizás tenga réditos políticos en un momento determinado pero es un disparate económico. Habrá años en que se deba invertir en Cataluña mucho más que el peso de su PIB, o en Andalucía mucho más que el peso de su población, y habrá otros en los que las inversiones deberán ir a otras regiones, incluso para beneficiar a éstas, y el Gobierno de turno tendrá las manos atadas. Quizás alguien debería imponer un poco de cordura en este proceso.