Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura VIERNES 15 9 2006 ABC CLÁSICA Otoño Musical Soriano Obras de J. C. Arriaga, F. J. Haydn y L. van Beethoven. Intérpretes: Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Director: A. Posada. Solistas: J. Pinzón (oboe) S. Alberola (fagot) K. Wisnieski (violín) y A. Mata (violonchelo) Lugar: Sala Odón Alonso de Soria. Fecha: 11- 9 RECUERDO A ARRIAGA ANTONIO IGLESIAS S oria, su XIV Otoño Musical, no olvida efemérides que, coincidentes con la mozartiana, quedan sepultadas por el olvido y, así, la del bicentenario del nacimiento de nuestro Juan Crisóstomo Arriaga ocurrido en Bilbao, en 1806, precoz compositor que, niño todavía, estrenará una ópera, Los esclavos felices cuya obertura iniciaba la sesión sinfónica celebrada en la noche del lunes, confiada a la excelente Orquesta Sinfónica de Castilla y León, bajo la batuta de Alejandro Posada. Esta excelencia quedó sobradamente apreciada por el público que llenaba el auditorio Odón Alonso, con muy mantenidos aplausos que llegarían a crecer aún con las interpretaciones de la Sinfonía concertante de Franz Joseph Haydn, que dio ocasión de admirar la alta categoría de cuatro de sus profesores (Jorge Pinzón, oboe; Salvador Alberola, fagot; Krzystof Wisniewski, violín, y Aldo Mata, violonchelo) auténticos solistas en el desarrollo de un trabajo irreprochable. La Quinta Sinfonía de Ludwig van Beethoven, llenando la segunda parte del programa, finalizaría un gran concierto, seguido con el notorio entusiasmo de la sala llena, notoriamente conmovido- -como nos ocurre a todos cuando escuchamos esta obra siempre tan grandiosa como llena de problemas interpretativos de toda índole- en la cual la batuta del colombiano Alejandro Posada, obtuvo el premio de un trabajo muy dirigido a los contornos de la genial página, aunque no impidiendo del todo que sobresalieran, por ejemplo, las trompetas, cuando desempeñan un papel de fondo, pero sí logrando ese ajuste tan dificultoso implicado en el desarrollo temático repartido entre varios instrumentos o familias. ¿Cómo olvidar las excelencias del cuarteto solista en la cadenza del primer tiempo? Tampoco será justo olvidar que, antes del concierto, hubo una conferencia titulada Beethoven. La sinfonía del destino por María José Pérez Antón. Y es así como se hacen las cosas en lo educativo: conciertos, exposición de instrumentos, conferencias didácticas, maratones, atención a los jóvenes músicos... Merecen una felicitación la alcaldesa Encarna Redondo, el coordinador José Manuel Aceña y el alma de estos otoños sorianos, Odón Alonso, que los dirige con acierto sumo. tantes festivales internacionales. Lo que la anima a crear su propia compañía y configurar coreográCoreografía y dir. artística: Eva Yerbabue- ficamente sus espectáculos, entre na. Composición y dirección musical: ellos Cinco mujeres A cuatro Paco Jarana. Baile: Eva Yerbabuena, Mercedes voces Eva, a cal y canto y La Córdoba, Sonia Poveda, Asunción Pérez, María voz del silencio que le proporcioMoreno, Luis Miguel González, Eduardo Guerre- naron premios como el Nacional ro, Juan Manuel Zurano y Alejandro Rodríguez. y el de la Crítica. Guitarra: Paco Jarana y Manuel de la Luz. Ahora viene Eva Yerbabuena Cante: Enrique Soto, Rafael de Utrera, Jeromo Segura y Pepe de Pura. Percusión: El Pájaro y de una extensa gira por Asia y Efraín Toro. Saxo: Ignacio Vidaechea. Artista Oceanía. Y ha estrenado ante la invitado: Patrick de Bana. Colaboraciones afición madrileña su nueva función: El huso de la memoria en especiales: Aída Badía y Eduardo Lozano. Lugar: Teatro de la Zarzuela. Fecha: 13- 9- 06 la que se permite el lujo de crear coreografías para los destacados intérpretes de la danza clásica Aída Badía y Patrick de Bana, sobre saetas flamencas, en un deseo de fusión artística, por lo que el montaje adquiere giros experimentales, que resultan simplemente curiosos, mientras que las coreograMANUEL RÍOS RUIZ fías que corresponden al cuerpo de baile, sobre todo la titulada A l devenir artístico de Eva galera -sobre intensa percuYerbabuena viene regido sión en gran parte- es un auténpor una estela de superatico logro, luciéndose primordialción constante, desde su iniciamente el bailaor Eduardo Lozano. ción en los lares granadinos y cuY vayamos a los bailes requintabanos, para pasar después como dos de Eva Yerbabuena. Con su artista invitada por el Ballet Nabaile por cantiñas- -con mantón y cional de España, ya en 1998, cuanbata de cola- -y con su baile por do contaba solamente veintidós soleá, habría bastado para que el años de edad. Y seguidamente acpúblico le ovacionara como lo hituaría en el elenco de Pina Baush, zo, puesto de pie. La personalidad lo que le valdría convertirse en bailaora se acentúa conforme va un referente en el ámbito de la desarrollando su trayectoria danza, pasando por los más importriunfal. FLAMENCO El huso de la memoria LOS BAILES REQUINTADOS DE YERBABUENA E