Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 9 2006 31 Argentina vive un cruce de acusaciones de colaboración con la dictadura en el partido de Kirchner El OIEA acusa a EE. UU. de elaborar un informe erróneo y deshonesto sobre el programa nuclear iraní Nada más descender del avión en La Habana, se produjo el encuentro de Chávez con Fidel Castro. La reunión duró casi dos horas El PP reclama a León que exija a Castro la liberación de los presos políticos Califica de despropósito el viaje del número dos de Exteriores a Cuba la visita porque se encuentran en La Habana la mitad de los países miembros de la ONU, y Moratinos ve el desplazamiento muy oportuno L. A. MADRID. El secretario de Política Internacional del PP, Jorge Moragas, reclamó ayer al secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, que aproveche su estancia en La Habana para exigir al régimen castrista la liberación de 300 presos políticos en la isla. Moragas pidió a León que se reúna con los dirigentes de la disidencia cubana y lo haga de forma pública para transmitir al mundo que España toma distancia con el modelo de dictadura hereditaria y apuesta claramente por la transición pacífica El dirigente popular se mostró muy crítico con la presencia del número dos de Asuntos Exteriores en la cumbre del Movimiento de Países No Alineados, algo que consideró un despropósito que proyecta una imagen distorsionada de España Moragas estima que lo sucedido alinea a España con dictaduras y regímenes autoritarios que poco tienen que ver con los valores y principios que debería defender el Gobierno en el mundo b El PSOE justifica es mantener los canales de diálogo abiertos en todas las direcciones posibles y apoyar aquellas iniciativas responsables que buscan una transición pacífica Mientras los cancilleres cerraban ayer el documento final, que rechaza el uniteralismo, el terrorismo y el desarrollo de armas nucleares, Cuba saboreaba la nueva entrega de fotos de su comandante en jefe, amenizadas esta vez por el relato de su último invitado, el diputado y escritor argentino Miguel Bonasso. Vestía una bata color vino y un pijama a juego y, por suerte, era el Fidel de siempre. Más delgado, es verdad, pero no tanto como lo habían mostrado unas fotos recientes se decidió que era un buen momento para que se desplazara a Cuba, donde se prevé que mantenga contacto con las autoridades de ese país, como anfitrionas que son de la reunión. Además, se aseguró que mantendrá encuentros bilaterales con mandatarios de muchos de los países que asisten a la cumbre, con el fin de dar proyección a la Alianza de Civilizaciones El titular del departamento, Miguel Ángel Moratinos, afirmó ayer en el Parlamento Europeo, ante las críticas del eurodiputado conservador británico Charles Tannock, que el foro es idóneo para mantener reuniones bilaterales por lo que considera que la visita es muy oportuna Aprovechar la ocasión Exteriores precisó, igualmente, que en otras ocasiones, incluso después del ingreso de España en la Alianza Atlántica, nuestro país ha enviado a algún alto cargo a las reuniones del Movimiento de No Alineados, siempre con gobiernos del PSOE. Así ocurrió con Luis Yáñez, que acudió en 1989 a una cumbre en Belgrado y con José Luis Dicenta, que estuvo en 1995 en Cartagena de Indias. Ambos eran secretarios de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, pero no podían ser considerados como los números dos del Ministerio. Durante los gobiernos del PP, la representación corrió siempre a cargo de las embajadas españolas en el país donde se celebraba la cumbre. En fuentes diplomáticas consultadas por ABC se indica también que la decisión del Ejecutivo de enviar a Bernardino León a La Habana durante la reunión de los No Alineados obedece al deseo de aprovechar la celebración de la cumbre para tomar el pulso a la situación interna en Cuba tras la intervención quirúrgica a que fue sometido Fidel Castro, sin tener que hacer para ello una visita bilateral. Gozo del enviado de Kirchner El diputado argentino no cabía en sí de gozo por el privilegio de haber sido el primero de todos los asistentes a la cumbre en ser recibido por el presidente cubano, y apenas el tercero desde su intervención quirúrgica del pasado 31 de julio, después de Chávez y Morales. Según su relato, Fidel Castro dice haber recuperado ya casi la mitad de los 18.6 kilos que perdió, está lúcido y filósofo como siempre y de vez en cuando da órdenes a sus ayudantes en voz bien alta para demostrar que puede regresar a la oratoria en cualquier momento Todo ello son pruebas de que la salud del presidente va mejorando y evoluciona favorablemente dijo el viceministro de Exteriores, Abelardo Moreno. Pero Castro confesó a Bonasso haberse apurado en la corrección del libro Cien Horas con Fidel desde que salió del quirófano porque no sabía de qué tiempo dispondría Cuando el escritor se despidió alabando su buen aspecto, Castro le dijo: Todo en su justa medida, no hay que olvidar que la máquina a reparar tiene ya 80 años Bernardino León, ayer en La HabanaEFE mensional porque en la isla están ocurriendo cosas que apuntan a que podría haber cambios en un futuro España- -dijo Madina- -no se va a quedar fuera protestando, sino haciendo cosas para que el relevo en Cuba se trabaje sobre la voluntad del propio pueblo cubano, sin interferencias que impidan el proceso democrático interno de la propia sociedad cubana, siguiendo y apostando por los mismo parámetros que hasta ahora Desde el Ministerio de Exteriores, se indicó que Bernardino León acudió a la cumbre de La Habana porque el Gobierno recibió una invitación y Justificaciones del PSOE Por el contrario, desde el PSOE, su portavoz en la Comisión de Cooperación Internacional del Congreso, Eduardo Madina, justificó la presencia de Léon en la cumbre en el hecho de que están presentes más de la mitad de los Estados miembros de las naciones Unidas y en que se están viviendo momentos relevantes en Latinoamérica Agregó que la visita del secretario de Estado tiene un carácter multidi- El Gobierno trata de aprovechar la reunión para pulsar la situación en Cuba tras la operación de Castro