Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 9 2006 Nacional 21 LA CRISIS DE LOS CAYUCOS El Gobierno logra después de 24 horas de negociación que Senegal admita a medio centenar de inmigrantes A las siete de la tarde partía de Fuerteventura un Boeing 747, que aterrizó hacia las diez en San Luis dispositivo de policía, la gendarmería y el ejército, así como el gobernador de San Luis, recibieron a los repatriados a su llegada desde Canarias LUIS DE VEGA ERENA CALVO SAN LUIS LAS PALMAS. El mismo día que España conseguía repatriar a Senegal a poco más de medio centenar de inmigrantes, tras el primer intento fallido, un barco con 216 irregulares llegaba a las costas tinerfeñas. Sus ocupantes eran asiáticos y paquistamíes, una imagen poco habitual en unas islas acostumbradas a ver llegar cayucos repletos de subsaharianos. A las ocho de la tarde hora local la embarcación fue retenida a dos millas de Las Galletas, al sur de la isla, por autoridades marítimas y militares que se desplazaron hasta allí, junto al delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, para determinar su estado y comprobar si éste justificaba una ayuda humanitaria. Finalmente, y tras dos horas de inspección, fuentes de la Delegación del Gobierno informaron de que el barco no se encontraba en estado de continuar navegando, por lo que decidieron que atracase en la isla. Al cierre de esta edición aún no habían decidido a qué puerto podían escoltarlo. Sus ocupantes podrían recibir el mismo tratamiento que los subsaharianos. Además, otra embarcación tipo patera fue localizada ayer a última hora próxima a Fuerteventura con 39 ocupantes. Poco antes, Interior comenzaba con las repatriaciones a Senegal, uno de los principales emisores de inmigrantes irregulares a Canarias; que, sin embargo, ha tardado más de seis meses en comprometerse con el Gobierno español en aceptar las repatriaciones de sus compatriotas. Ayer salía del aeropuerto de Fuerteventura, tras un intento fallido el día anterior, el primer vuelo con destino a Senegal desde hace meb Un fuerte Los inmigrantes senegaleses repatriados ayer en el momento de subir al avión, en Fuerteventura, que les devolvió a su país ses- -cuando la repatriación de un grupo de casi un centenar de inmigrantes provocó una serie de movilizaciones y altercados en el país- En esta ocasión, el inicio del plan de traslados a África estaba previsto para el miércoles por la noche, pero tuvo que ser suspendido. Con todos los trámites preparados, desde Senegal se opusieron a que los vuelos aterrizasen en el aeropuerto de Dakar y ofrecieron las instalaciones de San Luis como alternativa Sin embargo, explicaron ayer a ABC fuentes policiales los pilotos se negaron tajantemente a dirigirse hacia ese destino por la peligrosidad de las condiciones de vuelo AFP Problemas técnicos Problemas técnicos declaró ayer a ABC el ministro del Interior de Senegal, Ousmane Ngom, -secundando la versión ofrecida por el ministro de Asuntos Exteriores español- para explicar los motivos por los que su Gobierno había paralizado repentinamente y a última hora la operación para repatriar a sus ciudadanos. El presidente no ha tenido nada que ver ya que, según añadió, este problema se gestiona a nivel ministerial y el presidente Abdoulaye Wade y Zapatero sólo han dictado las directrices Lo cierto es que, según declararon fuentes oficiales españolas y senegalesas consultadas, esos problemas técnicos son en realidad políticos. Fue el Gobierno de Senegal el que se negó a que El Ejecutivo de Dakar se negó a los vuelos fijados el miércoles para evitar el revuelo de su población los vuelos llegaran al aeropuerto de Dakar, como estaba previsto, porque eso iba a causar mucho revuelo entre la población, que se opone firmemente a que sus gobernantes acepten las presiones de Madrid. Ese es aparentemente el motivo del desplazamiento de los vuelos a la ciudad norteña de San Luis, a unos 60 kilómetros de la frontera con Mauritania, cuyo aeródromo no dispone de las mismas infraestructuras que el de la capital. De ahí los problemas técnicos aludidos por el Gobierno senegalés una vez que se negó a recibir a sus compatriotas en Dakar. Por fin, a eso de las diez de la noche hora española llegó el vuelo a San Luis con un pasaje compuesto por entre 50 y 60 senegaleses y más de 70 policías escoltándoles. El avión regresó de inmediato a Canarias, mientras los inmi (Pasa a la página siguiente)