Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad JUEVES 14 9 2006 ABC Los discapacitados ponen fin a su protesta contra la ley de dependencia b Tras pasar más de 24 horas encerrados en la sede del Imserso, los miembros del Foro de Vida Independiente lograron que Caldera acordara estudiar sus peticiones M. P. MADRID. Aplausos y felicitaciones esperaban en la calle a los diez discapacitados que ayer pusieron fin a su encierro en la sede del Imserso. Salieron con el cuerpo dolorido en sus sillas de ruedas, pero con una sonrisa de satisfacción. Su acción tenía el objetivo de conseguir que los políticos les escucharan e incorporaran algunas enmiendas al proyecto de ley de dependencia, actualmente en trámite en el Congreso de los Diputados. Y, al menos, en parte, lo habían logrado. A las doce de la mañana obtuvieron la promesa del ministro de Trabajo, Jesús Caldera, de una reunión con técnicos del Ministerio para analizar sus peticiones. Este gesto les había costado un día de encierro, desde que lo iniciaran el martes a las once de la mañana. Pero, sobre todo, les costó una noche en vela en los pasillos de la sede del Imserso, sobre las bancadas o las sillas, con un hilo musical sonando, las luces encendidas y el aire acondicionado a pleno rendimiento. Los encargados afirmaron que los dispositivos no podían ser desconectados. No permitieron que entraran colchonetas ni alimentos afirmó Rosa Segrelles, una de las participantes en el encierro, quien afirmó que, sin embargo, el trato de los presentes en el Imserso había sido exquisito. El Papa y su hermano Georg rezan ayer ante la tumba de sus padres en Regensburg (sur de Alemania) AP Benedicto XVI regresa hoy a Roma tras su visita a Alemania. En un año, su imagen ha cambiado radicalmente. Los medios de comunicación hablan de un papado entendido como una rehabilitación internacional de la nación, 60 años después de Auschwitz y la guerra Más tranquilidad en torno al Papa TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL Gratuidad de todas las ayudas Es fundamental la liberación de las personas en situación de dependencia afirmaba Jose Antonio Novoa, otro de los participantes en el encierro, a la salida. Para ello, exigen que se garantice la gratuidad de todos los aparatos que las personas dependientes necesiten y que el acceso a ellos se recoja como un derecho por la ley. Demandan que la asistencia personal abarque el tiempo de ocio y que las personas dependientes formen parte del órgano que desarrollará la ley. Piden que se garantice la gratuidad de todas las ayudas que las personas dependientes necesiten para desarrollar sus actividades habituales. Uno de los participantes en el encierro sostenía otra demanda: que se cree la figura del contrato de asistencia personal. Hay 1.150.000 personas que desarrollan este trabajo, pero no pueden estar contratados legalmente porque no existe ese contrato La reunión con técnicos del Ministerio de Trabajo se produjo a última hora de la tarde. Por fin se escuchaban sus voces. FRIEDRICHSHAFEN. Una Alemania siempre tumultuosa en su reflexión religiosa y relación con Roma parece un fluido Jordán desde el bautizo de Ratzinger como Benedicto, hace ahora un año. De hecho, muchos recién nacidos se llaman hoy Benedicto y la liberal Múnich, que le negó hace diez años una ciudadanía honoraria, ha superado su embarazosa situación con una soleada sonrisa de sincera bienvenida. El día de la elección de Ratzinger, dos titulares compitieron por expresar las sensaciones que recorrieron a la nación: el diario libertario berlinés Tageszeitung ofrecía a toda portada un cáustico ¡oh, Dios mío! el Bild abrió con un antológico Somos Papa que ha dejado huella en el idioma. El comentarista de un medio tan anticlerical como el Spiegel Matthias Matussek, escribió que el Espíritu Santo se ha marcado un tanto con esta elección alemana... en este país la fe es criticada viciosamente por quienes ya no la tienen. A lo más, a los periodistas les gustaría que la Iglesia fuera tan trivial como sus programas y ellos mismos Pero un año después de su elección, Benedicto XVI ha barrido con la imagen de Ratzinger, trabajosamente creada por los medios durante décadas comentaba hace poco el biógrafo del Papa. Pasado el sofoco, la prensa encuentra que casi todos los caminos llevan ahora a Roma y tienden a tratar positivamente la selección, no menos por la visibilidad y buen nombre de Alemania. Se ha generado un nuevo acercamiento a la figura de Ratzinger ha comentado un corresponsal de la Dpa, su obra se ha leído y analizado ampliamente en la prensa y éste papado es entendido abiertamente como una rehabilitación internacional de la nación, sesenta años después de la liberación de Auschwitz y el fin de la guerra. Socialdemócratas y verdes como Schröder y Fischer, y hasta ex comunistas como Gregor Gysi, celebraron con orgullo la elevación del antes criticado cardenal. El presidente de la república y la canciller federal, ambos protestantes, han reiterado el honor que supone Nos conmueve especialmente, y lo digo como protestante, que uno de los nuestros haya llegado a Papa... Me llena de optimismo 60 años después del final de la ideología, contraria al hombre y a Dios, que reinó en Alemania En la noche televisiva, popes histriónicos como Harald o Ste- Benedicto XVI ha barrido con la imagen de Ratzinger trabajosamente creada durante décadas fan Raab comentan con respeto en antena sus obras, cuyas ventas se han disparado. Y, por su entusiasmada cobertura, el Bild un tabloide tan poco de sacristía, es calificado ahora como L Osservatore Germano en guiño al diario del Vaticano. La televisión pública Deutsche Welle ha dicho tras su primer año: El Papa sigue impresionando a los alemanes... es auténtico, popular y abierto Es humilde de verdad anota la prensa. Los medios hablan hasta de un retorno a la fe, el más alto desde hace 15 años, aumentan los bautizos de adultos así como los estudiantes de teología y por primera vez más cristianos retornan a la Iglesia que los que la abandonan. Incluso en las Iglesias protestantes perciben los expertos un abierto interés por la obra de Ratzinger. Hasta poco antes, había un ambiente mediático preconcebido contra la llamada Iglesia oficial, heredera de la tradicional desconfianza alemana hacia Roma. El micrófono lo capitalizaban grupos críticos como Nosotros somos la Iglesia y célebres teólogos enemistados como Eugen Drewermann y Hans Küng, quien ahora ha dado un mensaje de respeto y confianza hacia Benedicto XVI. La famosa teóloga suspendida Ute Ranke- Heinemann dice ahora que en la catedral de mi corazón siempre ardió una vela por Ratzinger