Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 9 2006 Madrid 45 La imagen del Cisne lleva desde el lunes en un altar improvisado: unos veladores de madera, rodeados de botellas. La razón: la decisión del párroco de San Lorenzo, que niega la entrada al templo de la talla con la urna de cristal La Virgen de los ecuatorianos, en un bar TEXTO: M. SÁNCHEZ PACHECO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. En un bar reposa desde el pasado lunes la talla de la Virgen del Cisne, patrona de Ecuador. El motivo: una urna de cristal y el párroco de la Iglesia de San Lorenzo, que se negó a permitir la entrada en la casa de Dios de la imagen con la urna. Tras la multitudinaria procesión del domingo, la Virgen del Cisne regresó a su templo, donde se encontró con una inesperada sorpresa. Las puertas estaban abiertas para la imagen, no así para la hornacina. La Virgen, sí; la urna, no, les comunicó el sacerdote a los miles de fieles que acompañaban al cortejo- -y que se quedaron desconcertados- Solución: traslado de la Virgen al cercano bar San Valentín, situado en la calle Salitre número 56, propiedad de la familia de la presidenta de la Asociación de la Virgen del Cisne, Carmen Balladán. Unos veladores de madera se han convertido en su improvisado altar, rodeado de botellas. Pero al que no le faltan flores de sus fieles. En un primer momento contemplaron la posibilidad de resguardarla en un domicilio particular, pero las dimensiones de la talla lo hacían imposible. No cabía por las puertas. Además, en una casa no resultaba posible que los ecuatorianos acudieran a visitarla. La imagen de la Virgen del Cisne reposa en el bar San Valentín, donde ya no se sirven bebidas alcohólicas nes no se despacha una gota de alcohol. No nos importan las pérdidas económicas, lo que queremos es que la Virgen tenga un lugar decente en el que resguardarse. Eso es lo primero añade. Eso se llama fe y amor a unas creencias religiosas. teníamos papeles y todo eran dificultades, como la virgencita ahora, que es una inmigrante más prosigue relatando con un nudo en la garganta la presidenta. Están dispuestos a continuar con el exilio de la imagen todo el tiempo que haga falta. No van a ceder en su empeño: quieren reunirse con Rouco Varela, arzobispo de Madrid. Quieren comunicarle que, si continúa la negativa del sacerdote, la imagen debe ser reubicada en otro templo madrileño. El problema no es la urna en sí, que no tiene nada de malo, sino la hucha que lleva incorporada y que tiene llave afirma Carmen, presidenta de la Asociación. Ese es el sentir general de los ecuatorianos, que ven en el comportamiento del sacerdote intereses monetarios Según ellos, se niega a dejar entrar la imagen porque dejaría de controlar las limosnas, que son muchas y que han dado vida a una parroquia que estaba muerta afirma Hernán. Y apostilla su mujer: Hasta ahora él lo ha destinado a las obras que creía oportunas, y que nosotros no compartíamos- -porque no iban a parar a los ciudadanos ecuatorianos- Ahora las cosas cambiarían por que la llave de la hucha estaría en nuestro poder Réplica exacta Dicha asociación, en señal de respeto y devoción a la advocación mariana, decidió traer desde su país una réplica exacta de la urna que cubre a la imagen original de Ecuador. E hicieron un esfuerzo económico importante para poder sufragar con las limosnas de los fieles los más de 5.000 euros que costó. Todo nos parece poco para nuestra virgencita, tan linda con su pelo largo y su cara de buena afirma Hernán López, dueño del establecimiento. Hernán no dudó un segundo en dar cobijo a la Virgen del Cisne en su bar. Como tampoco se lo pensó dos veces para cerrarlo al público. Desde el lu- Una inmigrante más sin papeles Hasta el bar se acercan todos los días muchos ecuatorianos a rezar, que no quieren dejar sola a su Virgen. El establecimiento no cierra sus puertas en ningún momento. Los devotos hacemos turnos para que la imagen nunca está sola afirma Carmen Balladán. El establecimiento permanece abierto las 24 horas del día. Me han venido a la memoria recuerdos de cuando llegamos a España, no La llave de la hucha El diálogo con el párroco ya está descartado, confiesan que no atiende a razones. O mejor dicho, le acusan de que atiende más a razones económicas que religiosas.