Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 JUEVES 14 9 2006 ABC Madrid Golpean en la cabeza hasta la muerte a una joven en el parque de la Quinta de los Molinos Tenía el rostro ensangrentado, un fuerte traumatismo en la cabeza y 40 euros en el bolsillo la verja de una escuela taller de albañilería, por eso, un alumno halló el cuerpo sobre las 8.30 de la mañana. Se investiga el ajuste de cuentas M. J. ÁLVAREZ MADRID. Las incógnitas rodean la muerte de una joven, de unos 25 años de edad, que ha tenido la desgracia de pasar a engrosar la lista de crímenes registrados en la región hasta la fecha. Indocumentada y sin identificar, hasta el momento, su homicidio está rodeado de misterio. Es el número 48. Todo empezó a primeras horas de la mañana de ayer cuando el día se desperezaba y la actividad matinal se estaba iniciando en miles de hogares y en las calles, que empezaban a poblarse de vehículos de quienes se dirigían rumbo hacia sus distintas obligaciones. El escenario del suceso fue un tranquilo e histórico parque, a la par que desconocido para quienes no residen en la zona, situado en el distrito de San Blas. Es el de la Quinta de los Molinos o el del Marqués de Suances, que, por ello, da nombre a la estación de metro situada en la calle de Alcalá (línea 5) por donde tiene la entrada principal. Se da la circunstancia de que este enorme pulmón verde permanece cerrado a partir de las diez de la noche para abrir sus puertas a horas muy tempranas: las seis y media. El recinto, que dispone de cinco accesos, permanece clausurado este tiempo a cal y canto, y, además de estar vallado, su perímetro es elevado, por lo que resulta difícil introducirse en el lugar. Ya, por el día, dispone de un vigilante que lo recorre con un un pastor alemán. b Estaba junto a mediato pidió ayuda. Sus gritos alarmaron a todos los que se encontraban en las inmediaciones. Debido al revuelo organizado, sus compañeros y profesores salieron corriendo. Alguien avisó al teléfono de Emergencias 112. Hasta el lugar acudieron agentes de la Policía Nacional y una UVI- Móvil del Samur- Protección Civil. No pudieron hacer nada más que certificar el fallecimiento. Tenía el rostro ensangrentado y fuertes golpes en la cabeza (en la parte posterior) que le habían ocasionado un traumatismo craneoencefálico severo. Boca arriba, con vaqueros y suéter La joven, de piel blanca, yacía tendida en el suelo, boca arriba. Vestía un pantalón tejano y un suéter y no le quitaron los 40 euros que llevaba encima. Todo estaba en su sitio. Menos su vida, que la había perdido. Aunque en principio se barajó la posibilidad de que pudiese haber sufrido una caída, bien accidental o bien provocada al intentar huir de alguien que la persiguiera, fuentes policiales descartan ambos extremos y se decantan por una muerte violenta, dados los signos que tenía el cuerpo de la infortunada. El lugar, recóndito y algo apartado, podría ser conocido por el autor o autores materiales del homicidio. Nada se sabe por el momento. Hasta allí acudieron agentes de la comisaría de San Blas y de la Brigada de la Policía Judicial (Grupo VI) que se ha hecho cargo del caso. En el escenario del crimen estuvieron inspeccionando la zona en busca de pruebas hasta el filo del mediodía. Fue entonces cuando su cadáver fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense, en donde hoy se le practicará la autopsia, que podrá arrojar alguna luz sobre lo sucedido. Un vecino que frecuenta la zona indicó a ABC que el homicida pudo aprovechar la apertura del parque para acceder al interior y ahí atacar a la víctima. O bien pudieron colarse durante la madrugada, ya que algunos lo hacen por la zona en la que fue hallada la joven, ya que la valla está rota Otro apuntó a que si el cadáver estaba ya dentro cuando se procedió a la apertura el perro del guarda lo hubiera notado. Y no fue así Aunque todas las hipótesis están abiertas, se investiga una cuenta pendiente- -prostitución, droga u otro asunto- -o un hecho circunstancial. Las fuentes consultadas precisaron ayer que no había ninguna constancia de que la muchacha fuese de algún país del Este, o rumana, como incluso se rumoreó en un primer momento. No obstante, hasta que no se determine su identidad, todo está en el aire. Al mediodía, el cadáver de la muchacha fue trasladado hasta el Anatómico salir al exterior y dirigirse a la parte posterior, donde se apila todo el material- -hormigoneras, sacos, arena, ladrillos, etcétera, -vio lo que le pareció un cuerpo cubierto de tierra, junto al cercado. Al lado había un madero, posiblemente de la obra, ya que por la tarde seguía en el mismo lugar. De in- EFE El enorme jardín, además de estar protegido por una valla elevada, se cierra por las noches a cal y canto Junto a un edificio en obras La rutina se cumplió a rajatabla. Los jardines del parque se abrieron al público- -empleados municipales de limpieza, jardineros, jubilados, deportistas y alumnos- -y el guarda empezó el itinerario habitual. Todo transcurría con total normalidad. A las siete y media llegan los trabajadores del Ayuntamiento y a las ocho acuden los alumnos de un taller de construcción de la Agencia Municipal de Empleo, junto a otro de jardinería. Y, precisamente, fue en ese lugar, al el que se accede por la calle de Miami, a la altura del número 25 de la calle de Juan Ignacio Luca de Tena, en el que, sobre las ocho y media, un alumno del taller que, junto a sus compañeros, se encarga de las tareas de construcción de un edificio, dio la voz de alerta. Fue cuando se disponía a hacer pasta de cemento, indicó un testigo, y nada más Una zona muy tranquila por el día y menos por la noche Un lugar cargado de historia. Ése fue el escenario del crimen de la joven: el parque del Marqués de Suances conocido también como la Quinta de los Molinos. Los vecinos de las inmediaciones indicaron que el lugar en donde fue hallado el cadáver, situado justo en un lateral, es muy tranquilo No obstante, según un monitor de la escuela taller es habitual que la gente se cuele por la noche por esa zona porque la valla está rota. Por eso, la obra tiene un guarda de seguridad que no notificó nada informa Efe. El enorme jardín cuenta con unas 30 hectáreas y más de 6.000 árboles y grandes arbustos. Perteneció hasta 1980 a la familia de arquitecto César Cort. Un convenio firmado en septiembre de ese año con Urbanismo permitió que tres cuartas partes de la finca pasaran a manos municipales, siempre y cuando se concentrara la edificabilidad en dos sectores no arbolados. Desde entonces, este recinto verde- -declarado Bien de Interés Cultural por su interés histórico- -es lugar de paseo para muchos jubilados, padres e hijos, estudiantes y deportistas por su frondosa red de caminos trazados entre árboles.