Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 14 9 2006 ABC Nacional El Gobierno llama inmoral al PP por dar pábulo al testimonio en prensa de acusados del 11- M Zaplana insiste en que Zapatero oculta información y la Justicia se niega a investigar la verdad b Rubalcaba acusa a Zaplana de avivar la teoría de la conspiración contra el PP en los atentados para someter al Congreso al bochorno de sus delirios MANUEL MARÍN MADRID. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, no hicieron ayer en el Congreso una reentrada pacífica al nuevo periodo de sesiones. Con motivo de una interpelación urgente presentada por el Grupo Popular sobre el esclarecimiento de la verdad de los atentados del 11- M ambos reeditaron una bronca parlamentaria de tal magnitud que llegó a eclipsar el primer cara a cara de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Incluso, dio la impresión de ser una prórroga de los momentos más tensos de la comisión de investigación. Básicamente, el debate consistió en un duro ataque de Zaplana al Gobierno, al que acusó directamente de ocultar información sobre los atentados para que no se conozca la verdad y de reírse de la tragedia y en una réplica de Rubalcaba, en la que acusó al PP de inmoral por insistir en llevar al Congreso el debate sobre una inexistente teoría de la conspiración impulsada junto al diario El Mundo Desde la tribuna, Rubalcaba recurrió a la fórmula de golpear a ese periódico en el rostro de Zaplana y del PP. Esta pugna vino precedida de sendas informaciones en El País y en el diario ya citado. El primero había revelado una conversación grabada a José Emilio Suárez Trashorras en prisión en la que asevera que mientras el periódico El Mundo pague, si yo estoy fuera, les cuento la Guerra Civil El segundo negaba haber pagado a Trashorras por sus revelaciones sobre el 11- M y acusaba a El País de manipulación informativa. En este ambiente, Zaplana y Rubalcaba convirtieron la tribuna del Congreso en un ring de boxeo... dialéctico, se entiende. El portavoz del PP entró a saco: el Gobierno oculta información el sumario judicial del 11- M no garantiza que paguen los que tienen que pagar el auto de procesamiento no establece quiénes son los autores intelectuales de los atentados, ni siquiera quiénes montaron las bombas; ni quiénes las dejaron en los trenes; por no saber, no se sabe ni el tipo específico de explosivo que estalló existen numerosas contradicciones que ni el Gobierno ni el juez han aclarado; el jefe de la UCO o el jefe de los TEDAX han omitido, falseado y tergiversado Pérez Rubalcaba, a su llegada al pleno del Congreso de los Diputados la verdad en esta Cámara o el comportamiento del PSOE es poco serio, poco riguroso y poco digno fueron algunas de sus afirmaciones. Zaplana recordó además que el Gobierno tiene la obligación constitucional y moral de investigar qué ocurrió realmente para que el PSOE ganara las elecciones en una situación de crisis Incluso, aludió a la aparición de tantas casualidades en los últimos meses que no es que cueste creerlas. es que simplemente no pueden ser lo ustedes se atreven. Que les conduzcan por donde les conducen es un problema, pero cuando eso afecta al primer partido de la oposición, a diez millones de españoles, empieza a ser un problema para el conjunto de los ciudadanos Están en una estrategia impropia de un partido responsable espetó al PP, del que dijo que cada vez que lleva un debate del 11- M al Congreso es por orden de quien manda en su partido, que no se sienta en la calle Génova Dar pábulo a la gente que ustedes dan pábulo, gente acusada de 191 homicidios y 1.500 homicidios frustrados es una inmoralidad. Y traer esta cuestión al Parlamento, también añadió Rubalcaba, quien dijo no explicarse cómo el PP da crédito a personajes de cambiantes testimonios que se desmienten a sí mismos como Zouhier, Trashorras o el confidente Lavandera, todos ellos en El Mundo titular en exclusiva de sus derechos de autor ironizó. Cada acusación de estos tres señores ha sido seguida por algunos de los que se sientan con usted en esos bancos reprochó a Zaplana recordando DANIEL G. LOPEZ El PP empieza a ser un problema Irritado con la estrategia del PP de mantener viva la tesis de una conspiración tras el 11- M basada en meras informaciones de prensa, de las que además se burló, Rubalcaba aprovechó cada segundo de su intervención para sugerir un concierto de intereses entre el PP y El Mundo cuando no para denunciar la falta de autonomía de ese partido ante ese medio. Ningún partido (en ningún país) -sostuvo Rubalcaba- -sometería al Parlamento al bochorno de sus delirios. Só- que el PP ha presentado hasta 700 preguntas parlamentarias basándose en testimonios a los que concede credibilidad un periódico, pero no el juez, la fiscalía o las Fuerzas de Seguridad Rubalcaba se afanó en ridiculizar al PP- -y de paso a El Mundo -por hacer seguidismo de informaciones que, con tal de vincular 11- M y ETA, confundían el grupo vasco Mondragón con el grupo musical La orquesta Mondragón habló irónicamente de la mochila como núcleo mismo de la conspiración o de la furgoneta Kangoo del buhonero y se mofó de las teorías defendidas por el PP: ¿Eran unos quienes utilizaron la furgoneta, quienes prepararon la mochila, quienes intentaron volar el AVE y se suicidaron en Leganés, y eran otros los del 11- M... A lo mejor hubo una mano negra? ¡Si no fuera porque estamos hablando de 192 muertos! Pero a ustedes eso... dijo entre las protestas de los escaños del PP. Para el Gobierno, la única conspiración fue la de Aznar para engañar a los españoles y organizar una guerra de mentiras