Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 MIÉRCOLES 13 9 2006 ABC Economía La CE reunió ayer al sector eléctrico europeo para intentar avanzar en el mercado único Las empresas españolas, entre las peor situadas por las asimetrías en el control estatal b Falta de interconexiones y dificul- tades a la libertad de establecimiento y al movimiento de capitales, principales puntos débiles del actual mercado energético de la UE MARIBEL NÚÑEZ, ANGEL LASO D LOM BRUSELAS MADRID. El comisario europeo de Energía, el letón Andris Piebalgs, convocó anoche a una cena en Bruselas a los máximos representantes del sector eléctrico europeo para pedirles, entre otras cosas, que pongan todo de su parte para crear un verdadero mercado único de la energía en la Unión Europea. Entre los catorce invitados a esta exclusiva cena estaban, entre otros, Pierre Gardonneix, presidente de EDF; Fulvio Conti, presidente de Enel; Wulf Bernotat, presidente de E. ON; Harry Roels, presidente de RWE; Ignacio Galán, presidente de Iberdrola; Rafael Miranda, presidente de Endesa; Lars G. Josefsson, presidente de Vattenfall; y Sam Laidlaw, presidente de Centrica. El mensaje lanzado ayer por el comisario a los máximos representantes del sector eléctrico europeo fue, en esencia, el que ha repetido en los últimos meses: hay que fomentar la libertad de establecimiento, la de capitales, la de mercancías, así como las interconexiones eléctricas. Durante la cena algunos presidentes expresaron su preocupación porque las situaciones dispares existentes en materia energética en los diferentes países generan tensiones, ya que algunas empresas dominadas por el sector público o con mercados nacionales protegidos de la penetración exterior aprovechan la situación para tomar posiciones en las compañías de aquellos otros países con un sector energético privatizado y liberalizado, como es el caso de España. Una de las paradojas de la cena celebrada anoche es que se produce tan sólo pocos días después de que la Comisión Europea, en este caso el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, diera el visto bueno a que el Gobierno francés conserve poderes especiales en Gaz de France (GDF) tras la privatización que va a realizar. La privatización de GDF es el paso previo a la fusión con la franco- belga Suez, lo que dará lugar a una de las mayores empresas del sector en la UE. Así, en la práctica, las intenciones del comisario de Energía son loables, aunque, por lo que se ve, no existe una unanimidad de criterio en materia energética en el colegio de comisarios, pese a que el presidente del Ejecutivo de Bruselas, José Manuel Durao Barroso, intenta impulsar una política común europea en energía. Las eléctricas, por su parte, tenían previsto responder anoche a la petición del comisario con un ataque, en el sentido de que hoy por hoy no se cumplen los pilares del Tratado de la Unión, ya que no hay libertad de establecimiento, por las barreras existentes para la entrada en otros mercados europeos, ni de movimiento de capitales, condicionada por el control público de la mayor parte de las empresas europeas; ni de movimiento de mercancías, reducida por la limitación de interconexiones entre los países según fuentes asistentes al encuentro. En este mismo sentido, Deutsche Bank consideró hace unos días que la autorización con condiciones de la opa de E. ON sobre Endesa por parte de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) supone que en España se ha abierto la puerta para que empresas extranjeras puedan entrar en el mercado energético, y señaló como posibles objetivos a Unión Fenosa y, sobre todo, a Iberdrola, de la que dijo que es una candidata clara por tener en Bolsa un 76,2 de su accionariado. Esta tesis, la vulnerabilidad de las empresas energéticas españolas a po- Angela Merkel conversa ayer con José Luis Rodríguez Zapatero sibles tomas de control por parte de sociedades extranjeras, ha sido también objeto del argumentario del Gobierno español para defender la actuación de la CNE en el caso E. ON. El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado que el sector energético español tiene dos vulnerabilidades muy específicas, que lo convierten en un caso singular en la UE. Por un lado está la alta dependencia de España del gas importado del norte de África, especialmente Argelia, y por otro el hecho de que España, La UE establece criterios para evitar interferencias políticas en fusiones y adquisiciones LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. En medio de un tira y afloja entre gobiernos europeos que obstaculizan en estos momentos varias fusiones y adquisiciones en el seno de la UE, el Ejecutivo comunitario presentó ayer una reforma del procedimiento de supervisión y autorización de fusiones para evitar interferencias políticas y clarificar los criterios que deben aplicar los supervi- sores al evaluar las posibles operaciones de fusión dentro de los sectores bancario, de seguros y de valores. Con esta reforma el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Charlie McCreevy, pretende recortar la libertad de la que gozan hoy las autoridades de supervisión para bloquear operaciones de fusión y adquisición si consideran que pueden ir en detrimento de una gestión sana y pru- dente de las compañías afectadas. El comisario rechazó la posibilidad de establecer por el momento una autoridad de supervisión única en la UE, e instó a las autoridades nacionales a realizar sus evaluaciones en base a una serie de criterios: la reputación y solvencia financiera del adquiriente, la reputación y experiencia de toda persona que intervenga en la gestión de la empresa resultante, el cumplimiento de las directivas comunitarias pertinentes y el riesgo de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo. La directiva, que debe someterse todavía al examen del Parlamento Europeo, podría reducir el plazo de evaluación de tres meses a treinta días.