Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MIÉRCOLES 13 9 2006 ABC Cultura y espectáculos Calvo especializará el Museo Reina Sofía en cubismo y arte español del siglo XX La ministra afirma que no puede estar al vaivén de las modas ni ser una galería de galerías b A partir de ahora, aseguró, las compras serán de primera y se será mucho más exigente con las donaciones para no sobrecargar los almacenes del CARS JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. La polémica está otra vez servida. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, inauguró ayer el nuevo curso con unas declaraciones a la prensa de las que, según confesó, no quiero que salga ninguna polémica pero que, sin duda, levantarán alguna polvareda. Hablando con claridad sobre sus objetivos ante el nuevo curso, Calvo anunció que el Reina Sofía debe especializarse para convertirse en un gran centro de referencia del cubismo español y en la defensa del patrimonio artístico del siglo XX La ministra criticó la profusión de museos de arte contemporáneo construidos por las autonomías en los últimos años, que muchas veces se hacen la competencia unos a otros e indicó que esas instituciones deberán centrarse en la experimentación, deben ser más un centro de arte y dejar al Reina Sofía (CARS) como museo histórico. Además, aseguró que las compras que se hagan serán todas de primera a partir de ahora. También será más exigente con las donaciones para evitar llenar inútilmente los almacenes del centro. Carmen Calvo, junto al retrato de Dora Maar, comprado para el Centro de Arte Reina Sofía yecto de ampliación del CARS de Jean Nouvel. Aunque elogió su arquitectura moderna y precisó que Madrid necesita edificios de ese porte, reconoció que ella habría encargado un proyecto muy distinto, incluso si luego lo hubiera hecho el propio Nouvel Pero aunque lo criticó, lo asume. De lo que sí se mostró orgullosa fue del proyecto del edificio Sabatini, donde quedará la colección permanente del CARS, y que va a costar 34 millones. Calvo anunció que las obras de ampliación del Prado cumplirán los plazos y se entregarán antes de final de año, pero que después habrá que equiparlas. La ministra no EFE Herencias del pasado Calvo restó importancia a que el nuevo Patronato del CARS no cuente con ningún historiador del Arte, puesto que se va a crear un órgano técnico asesor y no entró a valorar la gestión del actual equipo responsable del museo, a pesar de la polémica creada por el nuevo plan museográfico, las goteras, las inundaciones y el indigno estado de los almacenes que se reflejó en un informe interno. Antes bien, adjudicó a una etapa anterior toda esta herencia: Recibimos el museo en un momento difícil, con las obras de ampliación sin terminar y lo que ha pasado allí es lo que suele ocurrir cuando se hacen obras: filtraciones, fallos, y otras cosas que ya hemos arreglado También rechazó cualquier responsabilidad sobre la pérdida de la escultura de Serra, descubierta el pasado año, como en su día informó puntualmente ABC. Como autocrítica, la ministra sí dijo que en su Departamento ha faltado tal vez cierta pedagogía, para explicar mejor las cosas, y puede ser que una agenda menos apretada Carmen Calvo tampoco fue muy amable con el pro- quiso aventurarse y no prometió que la inauguración del Prado pueda tener lugar en 2007. Lo que sí lleva buena marcha, según dijo la Calvo, es la negociación con la Baronesa Thyssen para la compra de su colección. Aquí también echó en falta una herencia más fácil del Gobierno anterior. La ley del Libro y la del Cine, entre los proyectos estrella del nuevo curso en Cultura J. G. C. MADRID. La ley del Libro llegará probablemente antes de fin de este mes a puerto parlamentario y Carmen Calvo está feliz con el resultado, que los libreros califican, con menos entusiasmo, de correcto y que ella considera un logro pues es la primera vez que una ley regula el sector editorial desde el autor a la distribución. En su encuentro con la prensa, la ministra se mostró orgullosa por los diez millones de euros dedicados a la compra de libros en este año, que las autonomías deberán doblar y emplear en la dotación de bibliotecas favoreciendo a las pequeñas librerías. Esta medida, que el sector considera insuficiente, no basta para recuperar el retraso histórico en comparación con la realidad europea, según la Federación de Gremios de Editores, que incide en que estamos muy lejos, a más de 500 millones de distancia según declaró su portavoz ayer a ABC. También aclaró que, en realidad, la cifra dedi- cada por Cultura para comprar libros no alcanza los diez millones, sino que tan sólo los raspa. Otro de los proyectos, que en este caso se encuentra en su comienzo, es la futura ley del Cine. La ministra anunció ayer que finalmente no habrá un congreso catártico con el sector, como prometió cuando llegó al poder, sino que los productores han ido llegando a acuerdos sectoriales dentro de la profesión y elaborando documentos de trabajo que seran negociados con el Ministerio de Cultura en los próximos meses. Por otra parte, la reducción del IVA en los libros y discos va por buen camino, pero aún no hay unanimidad en la UE, según la ministra, y en los presupuestos de 2007 su Ministerio crecerá, aunque menos que en 2006.