Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 9 2006 Madrid 45 Ruinas de la torre situada cerca de la entrada de la mina y que datan de 1.660 La galería inferior, de unos diez metros de profundidad, está totalmente inundada de agua cristalina Las paredes sirven de guía, al igual que los raíles de hierro y madera con los que los pies chocan a cada paso A lo largo de 150 metros se podrán admirar estalactitas, puntales de madera y minerales del yacimiento nados al término de la visita al yacimiento, refiriéndose a las galerías que quedaron por visitar en el interior de la mina. El Patronato Madrileño de Áreas de Montaña, organismo dependiente de la Consejería de Presidencia, se ha comprometido a financiar con 30.000 euros el plan director que será ejecutado por el Ayuntamiento de Bustarviejo y que, según el alcalde de la localidad, estará listo en unos dos meses. La mina dio plata durante 500 años. Sus paredes de gneis, roca metamórfica compuesta por los mismos minerales que el granito, fueron testigo de largas jornadas de mineros que arrastraban, sin descanso, las vagonetas sobre los raíles de madera que aún hoy se conservan gracias a la humedad. Algunos de sus utensilios se conservan en el Museo de la Mina. Dentro de pocos meses, a pie o a caballo, se podrá llegar hasta estas galerías que se empezaron a excavar hace siglos. Ya no quedan mineros, pero las paredes de roca hablan por sí solas. Francisco Granados, durante su visita de ayer a la mina de plata de Bustarviejo personas minusválidas, para las que se habilitará parte de una galería añadió Mateo, quien ya ha acudido al yacimiento en varias ocasiones. ellas. Un recorrido cercano a los 150 metros en los que podrán admirar estalactitas, puntales de madera y minerales del interior del yacimiento. Y es que esta fuente de plata esconde más tesoros. La mina tiene un gran valor biológico, ya que dos investigadoras del CSIC, que ayer recogieron pruebas dentro de la mina, han iniciado un proyecto de investigación para analizar los microorganismos que crecen en las piedras del yacimiento, y que podrían ser de carácter único. Aunque la mina ha permanecido más de 500 años en pie, una vez que una persona se adentra en su interior, la idea de un derrumbe o desprendimiento puede llegar a pasar más de una vez por su cabeza. No hay ningún peligro, es totalmente segura. No es conveniente acercarse a alguno de los pozos, pero ahora mismo sólo existe el riesgo de que está abandonada, que desaparecerá en cuanto empiecen las obras explicó el ingeniero de minas Luis Jordá. No hemos visto nada aseguró Gra- Estalactitas y más tesoros En realidad, los 500 metros de galerías están formados por dos minas, que comunicadas tienen a su vez distintos niveles de altitud, llegando a tener alguna de ellas hasta cinco alturas distintas. Los visitantes sólo podrán acceder a la parte baja de las dos minas alcanzando un segundo nivel en una de