Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 9 2006 Internacional 27 LO EVIDENTE consejo encarecidamente la lectura íntegra del discurso del presidente Bush en el quinto aniversario del 11- S a quienes creen que la firmeza de la Administración norteamericana en la guerra contra el islamofascismo se tambalea. Las 2.611 palabras dejan claro a todos nosotros lo que está en juego: 1) Ésta es la lucha ideológica decisiva del siglo XXI y el reto de nuestra generación 2) Si ellos llegaran a tener armas de destrucción masiva, las emplearían contra nosotros 3) La guerra no ha terminado y no terminará hasta que nosotros o los extremistas salgamos victoriosos 4) El mundo es más seguro porque Sadam Husein ya no está en el poder. El reto es ayudar al pueblo iraquí RAMÓN a construir una democraPÉREZ- MAURA cia que haga realidad los sueños de los casi 12 millones de iraquíes que fueron a votar en las elecciones del pasado diciembre 5) Cualesquiera que sean los errores cometidos en Irak, el mayor de todos sería el de creer que, si nos retiramos, los terroristas nos dejarían en paz 6) Los terroristas temen a la libertad tanto como a nuestra potencia de fuego 7) Esta lucha ha sido llamada un choque de civilizaciones Pero en verdad es una lucha por la civilización 8) Sesenta años persiguiendo la estabilidad para promover la paz en Oriente Próximo nos han dejado sin las dos cosas No es fácil plantear con más claridad los retos que se alzan ante nosotros. Y, sobre todo, conviene mucho reflexionar sobre la idea que en este resumen del discurso queda enumerada en el quinto punto. ¿De verdad creemos que esos islamistas seguirían la senda de la paz y el diálogo si Estados Unidos y Occidente entero dejaran de promover las libertades en Oriente Próximo y nos replegáramos a nuestras fronteras? ¿Estamos tan ciegos como para no darnos cuenta de lo evidente: que ésa sería la gran victoria, el triunfo decisivo en la batalla que arrancó el 11- S? No olvidemos que Mohamed Jatamí, el ex presidente iraní que promueve con Zapatero el diálogo de civilizaciones, declara públicamente que los neocon son lo mismo que Al Qaida (ver Neocons igual a Al Qaida ABC 12 02 06) Y para él, los neocon son los que controlan el Gobierno norteamericano. Ése es el discurso de quien promueve el diálogo al amparo de la ONU y Zapatero. ABC publicó ayer una entrevista con Bush realizada por Paul Gigot, director de la página de opinión del Wall Street Journal. Su conclusión era muy reveladora: Ésta es la cuarta vez que entrevisto a Bush largo y tendido en los últimos ocho años, desde que era gobernador de Texas. Algo que se puede destacar de él es el grado en que sigue pareciendo él mismo. Siempre ha confiado enormemente en sus decisiones y se ha centrado sobre todo en mirar hacia delante y no hacia atrás. Si la duda le corroe, no se lo demuestra a los periodistas. Los hay que ven terquedad en esto, pero él lo concibe como firmeza en sus convicciones A George W. Bush, sentado en su escritorio en el Despacho Oval de la Casa Blanca, ayer en Washington DC AFP Bush insiste en que el conflicto iniciado por el 11- S tiene su prolongación en Irak El presidente admite errores en la guerra pero descarta una retirada estudio de los Marines advierte que se agotan las alternativas para mejorar la situación política y social en un tercio del territorio iraquí P. RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. George W. Bush, el presidente de EE. UU. en un sombrío discurso de 17 minutos a la nación al final de las conmemoraciones del quinto aniversario del 11- S, ha vuelto a utilizar la ofensiva terrorista perpetrada por Al Qaida en el 2001 como argumento fundamental para permanecer en Irak. Con una retórica que engloba como enemigos de Estados Unidos desde los secuestradores de hace cinco años hasta la trama recientemente desarticulada en Londres pasando por la resistencia en Irak. Todos con un propósito totalitario común y la determinación de traer muertos y sufrimiento a nuestros hogares Durante su intervención, Bush ha solicitado unidad ante un combate que a su juicio es la lucha ideológica decisiva del siglo XXI y la misión de nuestra generación y que no terminará hasta que ganemos nosotros o los extremistas Llegó a reconocer errores en Irak pero insistiendo en que el peor de todos sería una precipitada e irresponsable retirada de las fuerzas militares de Estados Unidos, con la reiterada promesa de no dejar a futuras generaciones un Oriente Medio controb Un pesimista lado por Estados terroristas y dictadores radicales armados con armas nucleares Ante una opinión pública en Estados Unidos cada vez más escéptica sobre la situación Irak, el presidente ha presentado la siguiente alternativa: Si cedemos Irak a hombres como Bin Laden, nuestros enemigos se envalentonarán; ganarán un nuevo santuario; y utilizarán los recursos de Irak para alimentar su movimiento extremista Insistió en que la seguridad de Estados Unidos depende del resultado de la batalla en las calles de Bagdad Inmediatamente, los demócratas han reprochado a la Casa Blanca la utilización del 11- S para tapar todas las equivocaciones acumuladas en Irak. Según el senador Harry Reid, no es de recibo que el presidente use discursos institucionales para defender una guerra impopular en Irak y lanzar pullas malamente disimuladas contra los que estén en desacuerdo con su política En opinión del portavoz de los demócratas, a pesar de los mejores esfuerzos del presidente, el pueblo de Estados Unidos se da cuenta de esa tre- ta. Y comprenden que Irak es principalmente un conflicto sectario y que cuanto más tiempo estemos atrapados en las calles de Bagdad, más fácil será para Al Qaida y sus afiliados reconstituirse Otro instantáneo capítulo de críticas al discurso de Bush se centra en su tono monolítico. A juicio de Lee Hamilton, co- presidente de la Comisión bipartidista del 11- S, si uno combina todos los problemas en un masivo y único enemigo, no estamos definiendo al enemigo propiamente Según el prestigioso ex congresista, el riesgo es pensar que se les puede eliminar a todos con una sola estrategia Fracaso documentado Dentro de este complicado y multiplicado debate, los principales periódicos de Estados Unidos se hacen eco de un reciente informe secreto presentado por el responsable de inteligencia de los Marines en Irak. El estudio del coronel Pete Devlin llega a la conclusión de que las perspectivas de paz en la provincia clave de Anbar son muy poco halagüeñas a menos que se materialicen masivos refuerzos y ayuda. Llegó a afirmar que las fuerzas del Pentágono tienen muy pocas alternativas viables para mejorar la situación política y social en lo que representa un treinta por ciento del territorio iraquí. El documento es considerado como el primero de un alto mando militar en términos tan pesimistas sobre el futuro de Irak. Los demócratas critican lo engañoso que resulta confundir y mezclar la amenaza de Al Qaida con Irak