Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 9 2006 11 PSOE y BNG resucitan la teoría de la trama para acusar al PP de obstruir la lucha contra el fuego en Galicia Los socialistas valencianos retrasan la moción contra Camps tras no lograr el apoyo social esperado Rajoy pregunta hoy a Zapatero si está satisfecho de su gestión de los problemas que han preocupado a los españoles este verano Y todo, con eficacia y con visión estratégica argumentó la vicepresidenta. Precisamente, el PP puso en marcha ayer una ofensiva parlamentaria en toda regla en materia de inmigración por la que pretende ir poniendo en marcha algunas de las aportaciones que Mariano Rajoy hiciera el pasado lunes ante la Junta Directiva Nacional de su partido. En concreto, el pleno de la Cámara Alta debatió ayer una moción en la que se solicitó completar el despliegue del SIVE (sistema de vigilancia) en todas las islas Canarias antes del año 2008, mantener los niveles óptimos de operatividad en los equipos ya existentes así como aumentar el número de efectivos de las FSE, en especial, el servicio marítimo de la Guardia Civil. En la misma moción, el Grupo Popular instó al Gobierno a potenciar la vigilancia de las costas africanas mediante acuerdos bilaterales o en el marco de acciones conjuntas de la Unión, donde creen necesario potenciar un plan global de lucha contra la inmigración ilegal. Los populares estiman el coste económico de sus propuestas en unos 180 millones de euros hasta el año 2008. Esta moción no fue más que el preludio de una amplia estrategia que seguirá hoy en la Cámara Alta. Efectivamente, el Grupo Popular aprovechará sus siete turnos de preguntas para, encabezados por Pío García- Escudero, interrogar a Fernández de la Vega y a los titulares de Interior, Trabajo y Sanidad, Alfredo Pérez Rubalcaba, Jesús Caldera y Elena Salgado, respectivamente. La ofensiva se trasladará al Congreso donde Rajoy- -que ha ampliado su pregunta- -interrogará a Zapatero sobre si está satisfecho de su gestión de los problemas que han preocupado a los españoles este verano en referencia a la crisis de los cayucos pero también a los incendios en Galicia y a la huelga ilegal de El Prat. El líder del PP almorzó ayer con la dirección del Grupo Popular del Senado para diseñar una estrategia de largo alcance sobre un tema que, creen, puede ser un buen banderín de enganche ante los ciudadanos frente a un Gobierno que consideran sobrepasado por los acontecimientos. Mañana jueves visitará, además, una casa de acogida de inmigrantes en Algeciras. Zapatero obtiene el respaldo de Merkel para la lucha contra la llegada de irregulares a España La canciller alemana reconoce que Frontex necesita más medios para interceptar cayucos b Alemania, que ocupará la presidencia de la UE en el próximo semestre, se compromete a mediar con los países más reacios a ayudar a España L. AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL R. VILLAPADIERNA. CORRESPONSAL MEERSBURG (ALEMANIA) Angela Merkel devolvió el favor a José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente del Gobierno está dispuesto a que la Comisión Nacional de la Energía suavice las condiciones impuestas a E. ON para hacerse con Endesa y la canciller alemana promete su respaldo para convencer a los países europeos más reacios de que hay que ayudar a España a combatir la inmigración irregular. Así quedó puesto de relieve en la cumbre germano- española celebrada en Meersburg, a orillas de un Lago Konstanz tan bello que Zapatero no pudo por menos que agradecer públicamente a Merkel que le hubiera llevado allí. La canciller aseguró al jefe del Ejecutivo español que puede contar con la solidaridad alemana y con el esfuerzo de la presidencia europea que comenzará el 1 de enero. Varias veces, en la rueda de prensa conjunta que ofrecieron, Merkel subrayó que el problema de la inmigración ilegal es de todos los europeos, aunque lo esté sufriendo España. En consecuencia, pidió más ayuda de los europeos, al tiempo que reconoció que los medios de que dispone Frontex, la agencia europea de control de fronteras, para interceptar los cayucos que llegan a las costas canarias no son suficientes. Tal vez- -dijo- -Frontex debería adaptar sus métodos de trabajo a la realidad para que realmente sean capaces de actuar Esperando a Schumacher Zapatero no es, desde luego, Michael Schumacher, aunque la traducción española de schumacher sea exactamente zapatero Es decir, contrariamente a lo que le ocurre al ídolo alemán, a nuestro Schumacher no se le pide llegar siempre el primero, pero tampoco el último. No es la primera vez que a Zapatero le tienen que esperar. Le ha ocurrido últimamente con Jacques Chirac, con Silvio Berlusconi y con algún otro líder europeo y ayer le tocó a Angela Merkel, durante unos veinte minutos. La virtud de Zapatero no es precisamente la puntualidad, aunque, en honor a la verdad en esta ocasión el retraso no fue culpa suya, sino de la delegación que llegaba desde Madrid, que se vio inmersa en un atasco de tráfico. Así que el presidente del Gobierno, que pernoctó junto a su esposa en Konstanz, tuvo que estar esperando a bordo del barco con el que había atravesado el lago hasta Meersburg hasta poder saludar a la canciller alemana y al resto de los miembros de su Gobierno. Y si entre los españoles había un Clos, Joan, los alemanes tenían un Glos, Michael, y ambos con las competencias de Industria. Agilizar la colaboración europea La jefa del Gobierno alemán insistió en que hay que afrontar el fenómeno de las migraciones no sólo con cooperación bilateral al desarrollo, sino también por parte de la UE. En ese sentido, anunció que bajo la presidencia alemana de la Unión se estudiará si hay forma de agilizar el proceso de colaboración. Zapatero agradeció expresamente la solidaridad de Angela Merkel y mostró su confianza en que ese apo- AP yo contribuya a que en el seno de la Unión Europea cale el sentimiento de que el problema de la inmigración irregular exige la ayuda de todos. Otros asuntos abordados en la cumbre fueron los relativos a la situación en Oriente Próximo y al contencioso con Irán, así como el futuro de la Unión Europea. Sobre este último punto, Zapatero y Merkel coincidieron en que Europa necesita una Constitución para evitar el estancamiento El jefe del Ejecutivo pidió a su colega alemana que durante su presidencia sepa conjugar determinación y flexibilidad para incorporar a todos los países al proyecto constitucional.