Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 13 9 2006 ABC Nacional El Gobierno ofrece ya un pacto nacional por la inmigración, pero el PP dice que llega tarde De la Vega tilda la regularización masiva de ejemplar y Zaplana exige al PSOE que reconozca su error una ofensiva parlamentaria en el Senado que continuará hoy durante las primeras sesiones de control al Gobierno en el nuevo curso M. MARÍN C. DE LA HOZ MADRID. El Gobierno y el PP trasladaron ayer al Congreso su pugna por transmitir a la opinión pública quién lleva la iniciativa y cuál de los dos se presenta como más activo al inicio del nuevo curso político, a punto de concluir el verano más convulso en la lucha contra la inmigración ilegal. Anteayer, el líder del PP, Mariano Rajoy, denunció el fracaso de la política de inmigración del PSOE y se ofreció como parte de la solución al proponer entre otras medidas un pacto para reformar la ley de Extranjería que permita prohibir las regularizaciones masivas, como la que realizó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en 2005. El PP, que quiere sacudirse la imagen de oposición antipática y en permanente queja para difundir que su programa tiene soluciones y alternativas a los problemas de los ciudadanos, ha acompañado esta iniciativa con una ofensiva parlamentaria- -en el Congreso y en el Senado- -cuyo fin es poner en evidencia al Gobierno. El PP quiere denunciar la debilidad de Zapatero en España y en Europa para luchar contra la inmigración ilegal al haber fomentado un efecto llamada del que ahora se sufren las consecuencias. En respuesta al PP, la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, transmitió ayer a su Grupo Parlamentario en ambas Cámaras, en la primera reunión del periodo de sesiones, que el PSOE no va a permitir que sea el PP quien lleve la iniciativa y capitalice en su favor la crisis de los cayucos b El PP comenzó ayer Aguilar no descarta cambios en la ley de Extranjería N. C. MADRID. El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, dejó ayer abierta la puerta para reformar la ley de Extranjería, siempre y cuando cualquier posible modificación obedezca a un consenso No obstante, se mostró contrario a cambiar las normas pues, en su opinión, la inmigración ilegal no se resuelve así- las reformas legislativas salen baratas y por eso el PP, durante su Gobierno, sumó una y otra reforma legislativa, a cual más populista, pero ineficaz sino con un incremento espectacular de las ayudas al desarrollo de los países de origen de los sin papeles y mediante la lucha sin cuartel contra la criminalidad organizada y el tráfico ilícito de personas López Aguilar criticó al PP, a cuyos dirigentes acusó de falta de seriedad y de rigor precisamente por reclamar la reforma de una norma que promulgó el Gobierno de José María Aznar. El ministro de Justicia mantuvo ayer una reunión con su homólogo mauritano, Mahfoudh Ould Bettah, con quien firmó cuatro convenios cuya finalidad es mejorar la lucha contra la criminalidad organizada, en particular la que se dedica a traficar con seres humanos. Las nuevas herramientas con las que contarán ambos países serán un acuerdo de extradición, un convenio para el traslado de personas condenadas, otro de cooperación civil y mercantil y, por último, un pacto de asistencia penal. una huida hacia adelante en un momento en que el Gobierno está acorralado arguyen que se trata, en definitiva, de un intento a la desesperada de Zapatero por hacer cómplices a todos los Grupos de su errónea política y arrastrarnos en su desgaste Una segunda interpretación del PP apunta que se trata de una nueva trampa de Zapatero porque sabe que, en inmigración, el PP lleva la iniciativa y que al PSOE la regularización masiva se le ha ido de las manos Además, en el PP desconfían de la invitación del Gobierno a un gran pacto nacional porque no sólo hicieron la regularización masiva de 2005 a espaldas del PP, sino que resulta muy sospechoso que nos llamen ahora, en el tercer año de legislatura, cuando más agobiados están De todos modos, nada indica que el Gobierno vaya a admitir su error y a rectificar su política, como planteó Za- plana. De hecho, ayer De la Vega se ratificó punto por punto en la política de inmigración del Gobierno, aunque en los últimos días haya endurecido su discurso, algo que, por cierto, le valió ayer una dura crítica de IU, que acusó a Zapatero de derechizar su política al adoptar un nuevo discurso xenófobo, de mano dura y de tolerancia cero Un coste de 180 millones de euros Hemos acometido y conducido con éxito un proceso de regularización ejemplar dijo De la Vega ante los parlamentarios socialistas; este Gobierno ha hecho una regularización que ha permitido que cerca de 600.000 inmigrantes tengan un contrato de trabajo añadió; hemos resuelto crisis como la de la entrada a través de Ceuta y Melilla y estamos situando el fenómeno migratorio en la agenda política y movilizando los recursos de la UE PSOE: Lo que pide Rajoy ya está hecho Por eso, el Gobierno, en su afán por demostrar que va un paso por delante del PP, infravaloró ayer las iniciativas propuestas por Rajoy- todas ya las ha puesto en marcha este Gobierno dijo- -e invitó al PP a suscribir un gran pacto nacional por la inmigración para cumplir el objetivo de que todo el que entra en España de manera ilegal salga, tarde o temprano Pero el PP, a través de su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, le hizo saber de inmediato que la oferta llega tarde y que, antes de sentarse a hablar- -a lo que el PP dice estar dispuesto- -Zapatero debe reconocer su error En el PP interpretan que esta actitud generosa del PSOE sólo esconde El Gobierno presume de haber resuelto crisis como las entradas a través de Ceuta y Melilla IU critica el endurecimiento del discurso del Gobierno, al que acusa ya de xenófobo Un grupo de inmigrantes recibe agua en un centro de acogida de Tenerife