Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 9 2006 61 Toros Cara faena de Manzanares en el año I de Cayetano después de Ronda Plaza de toros de Aranda de Duero. Lunes, 11 de septiembre de 2006. Casi lleno. Toros de García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia, de pobre presentación y noble juego; destacaron 3 4 y 5 El Fandi, de grana y oro. Pinchazo y estocada corta (oreja) En el cuarto, bajonazo (dos orejas) José María Manzanares, de grana y oro. Estocada (saludos) En el quinto, estocada (dos orejas) Cayetano, de nazareno y azabache. Estocada contraria (oreja) En el sexto, dos pinchazos, estocada y descabellos. Aviso (palmas) El Fandi y Manzanares salieron a hombros. FERIA DE SALAMANCA Tres orejas y salida a hombros para un prometedor Juan Antonio Siro JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES SALAMANCA. Lo más destacado de la novillada de los Herederos de Arturo Sánchez y Sánchez fue la actuación del novillero local Juan Antonio Siro, que cortó un total de tres orejas y salió a hombros. Recibió al rival de su presentación con unas valientes verónicas. Estupendo inicio de faena, andándole a la res hacia delante. Derechazos de mando, en los que se dejaron ver sus buenas maneras, y fenomenal el pectoral de remate. No tuvo después el mismo ritmo al no acoplarse en los naturales. Hubo una remontada al volver a la otra mano, pero al final alargó el trasteo. No se le puede discutir la pedida oreja por el gran ardor novilleril mostrado. Se superó Siro en el sexto, en el que hizo una valiente faena, bien concebida y con una hondura y un temple que no tuvo la anterior. Se entregó en la estocada y cortó dos merecidísimas orejas. El primero de Íker Cobo fue abanto de salida. El torero se limitó con el capote a enseñarle el camino. Se dobló muy bien en el prólogo. Aunque algo eléctrico, encajó bien el genio de la res en dos tandas diestras, después de una primera de prueba. Más opaco y movido al natural y, de nuevo, entonado al regresar a la otra mano. Falló a espadas y hubo saludos tras un aviso. Dio demasiados muletazos al cuarto, sin resultados. Javier Blanco estuvo a punto de ser arrollado en su primera intervención. Con la flámula, la segunda tanda de derechazos poseyó más recorrido que la primera, de simple tanteo. Después no se acopló con su enemigo y, además, no anduvo acertado con la tizona. Fue silenciado tras un aviso. Blanco perdió el norte en el quinto, sobre todo, con la espada. Escuchó pitos y otro recado presidencial con el peor lote de un asequible encierro. ZABALA DE LA SERNA ARANDA DE DUERO (BURGOS) Aranda de Duero. Primera corrida de Cayetano. Año I después de Ronda. Un vestido de azabache estrena su etapa de matador de toros. Nazareno y azabache, exactamente. Le respalda el público con un lleno. O casi. La Goyesca colea, y el ambiente responde. El aura de Rivera Ordóñez arrastra. Cuando mata de una estocada contraria, de cabal ejecución, una pañolada mayoritariamente femenina solicita la oreja, que la presidencia concede. Cayetano ha estado correcto, pulcro, fino, elegante, con un buen torete. Cautiva su prestancia, pero su toreo se queda en límites frágiles, sin romper hacia delante. Tampoco hacia atrás. Ahora es cuando debe arrollar, sin perder las líneas de su concepto. Había material. José María Manzanares no cuenta con los tendidos, que enseguida se ponen en contra de un toro (sic) con cara de chiva, inválido, un muerto viviente, una porquería sin opción. El Fandi ya le había pegado un montón de pases a un toro voluminoso de cabeza jibarizada, y tres pares de los suyos, y con todo se había llevado una oreja por lo que ahora mismo no recuerdo, afortunadamente, cuando, terciada la merienda, el personal abandona los bocadillos para reventarse las manos en ovaciones hacia cuatro pares, cuatro, de banderillas, los dos últimos al quiebro y al violín, respectivamente. Qué estupendo es el toro, el me- Cayetano torea sobre la diestra jor, hasta el momento, de los anunciados de García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia, propiedades de Matilla. Obediente, entregado, largo en la embestida; El Fandi es El Fandi, para qué abundar. Suma otras dos orejas el líder del escalafón tras prolífica faena y contundente bajonazo. Supera el quinto al cuarto, y Manzanares supera a todos. La faena crece y crece cuando se olvida de los toques y la técnica, tan imprescindible y tan prescindible a veces. Alterna las manos y estalla la cosa al natural. Hay un coitus interruptus tras una cadena de molinetes de te quiero a la galería, que corta el rollo al aficionado. Pero vuelve a su son y a su ser con estupendas rondas de derechazos, ligados, profundos, mandones. Cuando se va con los toros y acompaña los viajes con ese empaque, privilegio genético o de Dios, parte moldes. Los ayudados por FÉLIX ORDÓÑEZ alto destilan, como whisky de Malta, un aroma especial. El espadazo rubrica por arriba el caro aire manzanarista. Es Manzanares un potencial, y si quita algún telonazo que otro, como para ligar el natural con el de pecho, todavía más. Cayetano se hinca de rodillas en el prólogo de la faena al sexto, que es más toro, dentro de un orden, y por ello le castigan más, también dentro del mismo orden. Del arrebato de hinojos, el recental matador pasa a languidecerse, se duerme, duerme la muleta, deja los pases a mitad y por tanto todo se queda a medias. Falta fibra, como en novilladas aquí juzgadas; falta la fibra que derrochó en Ronda. Aun así, si mata, la agradable plaza de Aranda de Duero hubiese premiado con generosidad su bonita estampa. Cayetano era la atracción, y Manzanares acabó como auténtico triunfador. Ponce y Liria indultan dos toros de Zalduendo en Murcia BLAS DE PEÑAS MURCIA. Enrique Ponce y Pepín Liria indultaron un toro cada uno de la extraordinaria corrida de Zalduendo lidiada ayer en Murcia. Ambos matadores salieron a hombros junto a El Cid y el mayoral de la ganadería en una tarde triunfal. Con la plaza llena, se lidiaron toros de Zalduendo, de gran juego; fueron indultados cuarto y quinto, que fue el mejor del encierro. Ponce, oreja y dos orejas y rabo simbólicos. Liria, dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos. El Cid, oreja en ambos. Cartagena y Galán, por la puerta grande en Albacete ABC ALBACETE. Andy Cartagena y Sergio Galán abrieron la puerta grande en el festejo de rejones celebrado ayer en Albacete. Con la plaza casi llena, se lidiaron toros de Fermín Bohórquez, de juego desigual. Joao Moura, pitos y ovación. Andy Cartagena, oreja en ambos. Sergio Galán, oreja y oreja. Navalcarnero (Madrid) Toros de Alcurrucén. Encabo, oreja en ambos. El Juli, silencio y oreja. Castella, dos orejas y silencio.