Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 9 2006 Sociedad 53 Educación El Rey recuerda a las familias que la tarea educativa les incumbe de modo primordial Don Juan Carlos rindió homenaje a los docentes por su admirable esfuerzo, dedicación y sacrificio b Sus Majestades los Reyes, en compañía de la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, inauguraron ayer de manera oficial el curso escolar 2006- 2007 ABC AVILÉS. Sus Majestades los Reyes inauguraron ayer en Avilés el curso escolar 2006- 2007. Don Juan Carlos inició su intervención, que tuvo lugar en el instituto Carreño Miranda de la localidad asturiana, pidiendo un minuto de silencio como emocionado recuerdo para todas las víctimas de los atentados que el 11 de septiembre de 2001 sacudieron Estados Unidos. El terrorismo- -destacó- -es siempre injustificado, cruel e inhumano y merece nuestra más firme condena y repulsa Tras recordar a los fallecidos ese día, Su Majestad pronunció el discurso que marcó la apertura oficial del año escolar. En él pidió a toda la sociedad que se involucre en la labor educativa, herramienta esencial para hacer efectiva la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos, y destacó el papel de la familia en esta tarea: La tarea educativa incumbe también, y de modo primordial, a las familias Y añadió: La familia y la escuela deben caminar unidas Sobre la labor de las familias, el Rey dijo que es consciente de lo difícil que es hoy compaginar el trabajo con la educación de los hijos, pero a pesar de todo animó a los padres a no desfallecer en tan hermoso esfuerzo El monarca señaló la función vertebradora de la labor educativa y destacó su importancia en la transmisión de conocimientos, pero también mencionó la necesidad de que transmita los valores y principios que consagra nuestra Constitución. La educación contribuye a superar la pobreza, la marginalidad y la exclusión social y será fundamental para asegurar que sigamos construyendo el futuro siempre mejor para la España que todos deseamos dijo Don Juan Carlos. Su Majestad se divirtió en compañía de varios alumnos de Primaria asturianos EFE Plan de la UE para combatir la obesidad en los colegios con frutas y verduras En la UE hay ya 14 millones de niños con sobrepeso, una cifra que se incrementa en 400.000 al año. A raíz de cifras como estas, la Comisión Europea lanzó en diciembre de 2005 una consulta pública sobre alimentación sana. El Ejecutivo comunitario ha recibido 260 respuestas con opiniones procedentes de los Estados miembros, de actores de la salud pública, de representantes de la industria alimentaria, de universidades y de la sociedad civil. La mayor parte de las respuestas señalan que es necesario prestar especial atención niños y jóvenes, porque es en este sector de población donde la obesidad incrementa más rápidamente. Señalan que es necesario aumentar el valor nutricional de las comidas escolares, subvencionando la oferta de frutas, hortalizas y leche. Del mismo modo, abogan por prohibir la venta de refrescos y bollería industrial en las escuelas. En paralelo, se propone mejorar la formación de quienes trabajan en las cocinas de los colegios, establecer normas específicas sobre las comidas escolares y establecer controles. También se debería promover el deporte. La UE, tras examinar los resultados, decidirá sobre la estrategia a seguir, buscando el justo equilibrio entre acuerdos voluntarios y medidas legislativas Charla con los pequeños Acompañados por la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y el alcalde de Avilés, Santiago Rodríguez Vega, entre otras autoridades, los Reyes visitaron dos centros de enseñanza públicos, el Enrique Alonso, de Infantil y Primaria, y el Carreño Miranda, de Secundaria. En el primero, Don Juan Carlos y Doña Sofía pudieron charlar con los más pequeños, ver cómo atendían a su profesora de inglés o dejarse dibujar por los alumnos, de tres y cuatro años. Algunos preguntaron espontáneamente a Sus Majestades por sus nietos, entre los que la más pequeña, la infanta Leonor, atrajo la mayor atención. En el instituto de Enseñanza Secundaria Carreño Miranda, Sus Majestades fueron al laboratorio de Química, donde alumnos de primero de Bachillerato les mostraron sus habilidades con probetas y otros instrumentos, con los que aún no están demasiado familiarizados. Tras la visita a los dos centros, y ante una representación de la comunidad educativa asturiana, el Rey recordó el compromiso de la Corona con la educación, y quiso rendir un homenaje a los profesores, quienes con admirable esfuerzo, dedicación y sacrificio, se entregan a la educación y formación de nuestros jóvenes, para hacer de ellos personas de bien La sociedad tienen contraída con ellos una impagable deuda de gratitud finalizó Su Majestad.