Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 9 2006 Internacional 33 Abbas acuerda con Hamás la creación de un Gobierno de unidad nacional Todo apunta a que el primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, se mantendrá en el cargo HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El presidente palestino, Mahmud Abbas, disolverá en las próximas horas el Gobierno de Hamás y designará a un primer ministro- -con toda seguridad Ismail Haniyeh continuará en el cargo- -con la misión de crear un Ejecutivo de unidad nacional que esté integrado por políticos y tecnócratas de varias tendencias. La presión de Israel a través de la comunidad internacional y el duro boicot que Occidente ha aplicado sin clemencia directamente sobre el gobierno de Hamás y sobre toda la población palestina han sido determinantes en el acuerdo entre Hamás y Fatah que ayer anunciaron Abbas y Haniyeh después de meses de negociaciones. Hemos finalizado los elementos de la agenda política y esperamos que en los próximos días empecemos a formar el Gobierno de unidad nacional confirmó el presidente Abbas en presencia de Haniyeh. Salah Bardawil, jefe del grupo parlamentario de Hamás, explicó que el acuerdo se fundamenta en dos textos que servirán de referentes para la actitud del nuevo Ejecutivo con respecto a Israel. Tzipi Livni, respondió que Hamás sigue siendo una organización terrorista y debe cumplir los requisistos del Cuarteto, incluido el reconocimiento de Israel. Ismail Haniyeh y Mahmud Abbas (derecha) se reunieron ayer en Gaza EPA Dos documentos de referencia Uno es el llamado documento de los prisioneros, que elaboró en mayo un grupo de palestinos encarcelados en Israel pertenecientes a las principales facciones. Este texto ofrece el reconocimiento de Israel a cambio del establecimiento de un estado en Cisjordania y Gaza con Jerusalén oriental por capital. El segundo documento es la llamada iniciativa de paz que la Liga Árabe redactó durante una cumbre que se celebró en Beirut en 2002 y que propone el reconocimiento de Israel por parte de todos los países árabes una vez que el estado judío diga públicamente que se quiere retirar de los territorios ocupados en 1967. Pero Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas en Gaza, recalcó que Hamás continuará teniendo su propia agenda política y nunca reconocerá la legitimidad de la ocupación La fórmula que se ha conseguido para que Hamás reconozca al estado de Israel no implica que Israel vaya a retirarse de Cisjordania, donde el estado judío sigue construyendo a diario viviendas para colonos. La situación en Cisjordania y en la franja de Gaza era cada día más intolerable y, en las últimas semanas, las huelgas contra Hamás, instigadas en gran parte por Fatah, se habían convertido en moneda corriente para reclamar el pago de los salarios que los funcionarios no han cobrado desde marzo debido al boicot internacional. La ministra de Exteriores israelí,