Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DESPLIEGUE DE LAS TROPAS ESPAÑOLAS EN EL EXTERIOR MARTES 12 9 2006 ABC EL EJÉRCITO CIEGO or ley, los militares están obligados a ser mudos en cuestiones políticas, pero ahora parece que también deberían acostumbrarse a ser ciegos; respecto a las cuestiones políticas y a las militares. Por ejemplo, la de qué hacer una vez llegados a Líbano. Tanto disfraz pacifista y tanta ambigüedad sobre la motivación y los objetivos políticos de esta misión confunden a los ciudadanos. Pero también a los propios militares que, a estas alturas, dudo mucho que sepan cuáles son realmente sus objetivos en aquel país. Ya no se trata sólo de una discusión política o de un debate ideológico. Se trata de dar una orden clara a los militares, a los españoles y a los demás. Y EDURNE Zapatero y el ministro URIARTE Alonso dicen una cosa, pero la resolución 1701 pide otra. Llevamos una semana embarcados en la ridícula discusión de si las tropas de la FINUL tienen que desarmar o no a Hizbolá. Ridícula, porque si la FINUL va al Líbano a ayudar al gobierno libanés a controlar todo su territorio y el medio esencial para ello, según la resolución 1701, es el desarme de Hizbolá, entonces, ¿a qué va la ONU? ¿De paseo? ¿A socializar con las tropas libanesas? ¿A jalearles cuando se enfrenten a Hizbolá? Por una vez, discrepo de mi colega Rafael Bardají y de su afirmación en la Tercera del jueves pasado de que la FINUL no tiene mandato para desarmar a Hizbolá. Eso es hacerle el juego a las trampas lingüísticas de Kofi Annan que, en estas cosas, se parece mucho a Zapatero. Y sí, esas trampas están en la resolución. Y, además, es posible que Naciones Unidas decida no hacer nada sobre el terreno, como tantas y tantas veces, aunque las bombas caigan por todas partes. Y que Annan haga juegos florales con la palabra paz mientras Hizbolá siga sometiendo a los libaneses delante de sus narices. Pero, según la resolución 1701, no sólo Hizbolá ha sido el causante de la guerra, sino que la clave de la paz es su neutralización. Tanto es así que pide a Annan que presente, en el plazo de 30 días, propuestas para proceder a su desarme. Ni la FINUL ni España son neutrales, como afirmaba Alonso el domingo en El País Ni pueden serlo. No es lo mismo el ejército del Líbano o el de Israel que Hizbolá. Aunque este Gobierno de ideas tan inquietantes en política internacional pudiera incluso estar dispuesto a ser neutral con un grupo terrorista como Hizbolá, la resolución 1701 no lo es en su mandato. Ni tampoco la comunidad internacional. El objetivo, es decir, el enemigo, es Hizbolá. Igual que los talibán en Afganistán. Pero para este gobierno no hay objetivos ni enemigos porque no hay guerras. Envía a los soldados a ellas pero niega que existan. Según la información publicada por ABC el domingo, hasta oculta o tergiversa los ataques sufridos por el ejército en Afganistán. Dirige misiones militares pero no las reconoce como tales. Y si pudiera, hasta evitaría la palabra ejército. Se trata de ocultar esa incómoda realidad llamada guerra. P Chirac avisa a Zapatero de que la misión en el Líbano puede ser peligrosa en pocos meses El presidente francés explicó al jefe del Ejecutivo que ahora Hizbolá está debilitada, pero luego todo dependerá de la negociación con Irán b Alonso reconoce que la situa- ción de nuestros soldados en Afganistán es de riesgo indudablemente y que las condiciones en el sur se complican MARIBEL NÚÑEZ. ENV. ESPECIAL HELSINKI. El presidente de la República francesa, Jacques Chirac, reconoció ante el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que le inquieta la suerte que puedan correr los soldados europeos que están en Líbano, al tiempo que vinculó el futuro de esta misión, a la que España contribuirá con 1.100 soldados, con la actitud de Hizbolá y, a su vez, con las negociaciones que mantiene la comunidad internacional con Irán sobre su programa nuclear. No habrá problemas en tres o cuatro meses, porque al menos Hizbulá está un poco debilitada. Pero en tres, cuatro o cinco meses puede ser peligroso. Estoy un poco inquieto por el futuro fue la advertencia exacta que Chirac hizo a Zapatero el domingo en Helsinki, durante la inauguración de la sexta cumbre Unión Europea- Asia (ASEM en sus siglas en inglés) La conversación se desarrolló de manera privada, aunque una cámara de la televisión francesa la captó y luego la reprodujo subtitulada para paliar los problemas de sonido. Chirac también decía a Zapatero que la evolución de la situación dependerá de las negociaciones con Irán país que es el principal suministrador de armas a la milicia chií, e insistía en que es muy importante que Europa y los países musulmanes, en particular de Asia, envíen soldados a la FPNUL. Esto es muy positivo to que puede tener repercusiones sobre la vida de hombres, y entre ellos franceses Pero en ningún momento se desdijo del contenido de la conversación captada ni quiso quitar importancia al aviso. Por otra parte, y como resultado de los contactos bilaterales que han podido celebrar los líderes europeos y asiáticos durante esta cumbre de ASEM, Chirac anunció que es bastante probable que China participe también en Finul (Fuerza Internacional de Naciones Unidas para Líbano) con aproximadamente 1.000 soldados, que se sumarían a los 200 ingenieros chinos que están ya sobre la zona ayudando en las tareas de reconstrucción civil del país. La Unión Europea se ha comprometido a aportar más de la mitad de los 15.000 militares que, bajo bandera de la ONU, serán enviados al Líbano para reforzar a Finul en ese país y garantizar el cese definitivo del conflicto bélico entre Israel y la guerrilla libanesa chií de Hizbolá. Por su parte, Fernando Moraleda, secretario de Estado de Comunicación, tuvo que salir a explicar el episodio de la conversación captada por la televisión francesa, ya que Zapatero eludió comparecer Chirac saluda al primer ministro japonés, Koizumi, en presencia de Zapatero Enfado francés Este hecho, el que se reprodujera una conversación supuestamente privada, provocó un enorme enfado del político francés que ayer, y ya en una rueda de prensa oficial, aseguró que se trataba de un comentario que he tenido la imprudencia de pronunciar, sin darme cuenta de que estaba siendo pura y simplemente robado Según Chirac, se trataba de una reflexión común con el jefe del Gobierno español ya que reflexionábamos tranquilamente y me acordaré de esto ya que no tienen derecho a utilizar de forma tan ligera mis declaraciones sobre un asun- Primer presidente del Gobierno español que elude hacer balance de una cumbre M. NÚÑEZ, ENV. ESPECIAL HELSINKI. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no terció ayer en la polémica sobre la conversación con el presidente francés, Jacques Chirac, en torno a los peligros de la misión de los soldados europeos en Líbano ya que, por primera vez en una cumbre internacional, no compareció ante la prensa por lo que no se pudieron recoger sus opiniones en la capital finlandesa, anfitriona de la sexta Cumbre Unión Europea- Asia (ASEM en sus siglas en inglés) En su lugar comparecieron ante los periodistas tres Secretarios de Estado: el de Asuntos Europeos, Alberto Navarro; el de Asuntos Exteriores, Bernardino León, y el de Comunicación, Fernando Moraleda.