Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE ITALIA LUNES 11 9 2006 ABC MAGIA EN MONZA FRANCISCO DEL BRÍO U na vez más, Monza alimentó sus mitos, circuito mágico, distinto a todos, ni mejor ni peor, único, un lugar mágico en el que el han ocurrido y ocurren cosas mágicas para los aficionados a este maravilloso mundo de la F 1. Comienzo de carrera con polémica, que ahora sólo fue un lance más del fin de semana que nos trajo otros asuntos más trascendentales, con la curiosidad de que incluso lo que debería haber sido la noticia natural más importante, la victoria de Michael Schumacher en su casa o, lo insólito, como es ver romper un motor Renault en carrera, quede ensombrecido por la despedida del gran campeón alemán. Schumacher dijo adiós con una carrera radical, de las de hace unos años, que aparentemente tenía fácil, pero en la que luchó como si le fuera su vida deportiva en ello. Y lo hizo con el riesgo de un motor que en la anterior carrera en Turquía dio muchas vueltas más de las previstas porque Alonso se lo puso muy difícil. Hablando de motores, ¿de dónde se han sacado la absurda medida de la congelación de los motores? En un mundo en el que, al margen de la genialidad de los pilotos, todo está dominado por la ingeniería, palabra que proviene de ingenio, parece un despropósito que la FIA nos prive de la constante emoción de descubrir las continuas evoluciones de las mecánicas. He recordado lo del ingenio porque cuando este concepto se pone en funcionamiento, la ventaja no siempre está de parte de quienes tienen mayores medios económicos, sino de quienes derrochan ideas. Sin embargo, parece que hay alguien empeñado en favorecer a unos pocos y dejar fuera de la jugada a otros equipos, que al final son los que pueden dar jugo y sal a la competición. A la Fórmula 1 le sobra normativa y le falta libertad, menos frenos y más acelerador, pero lamentablemente es conocido que es un negocio que se mueve por la suma de audiencias, a las que es necesario hacer crecer alimentándolas, cuando no creándolas, aunque los nuevos seguidores sólo sigan ídolos y la parte deportiva les importe más bien poco y al final se hable más de las declaraciones de uno u otro piloto que de los lances y avances de la competición. Lo peor de todo es que la organización del circo de la F 1 es la más interesada en que todo siga por estos derroteros y, si hay que capar la imaginación de los ingenieros y la evolución de las máquinas, pues se capa y a otra cosa. La frustración de Alonso era evidente por la manipulación en los despachos y pese a contar con el apoyo del resto de pilotos EFE La F 1 ya no es un deporte Furia de Alonso y protesta por el barniz en las ruedas de Ferrari J. CARLOS CARABIAS MONZA. La sanción de la Federación Internacional al campeón del mundo desembocó en veinticuatro horas de cuchillos largos en Monza. Es el estilo imperante en la Fórmula 1. El clic de las navajas se percibe en la distancia. El dopaje está en los coches, en el todo vale con tal de apurar los límites del reglamento. El día empezó en el circuito lombardo con la furia de Alonso por su sanción y acabó con otra visita a los despachos. Esta vez de Briatore y sus prebostes con unas fotos de los neumáticos de Ferrari. Un barniz especial que permite mayor adherencia a la pista, pero que no fue considerado ilegal por los comisarios. Alonso lo pasó mal en la noche del sábado al domingo. Tipo caliente, que se enciende con las injusticias, que defiende sus ideas por el camino más corto, que no utiliza la mano izquierda, gravitó entre la furia y la lógica en el transcurso de las horas. Finalmente decidió que algo había de hacer, que cruzar los brazos ante el castigo (del cinco al diez en la parrilla) era admitir la culpa ante la presión de Ferrari. Y así convenció a sus jefes, Flavio Briatore y Pat Symonds, de que debían dar un puñetazo en la mesa. Alonso llegó al circuito con signos preparados. Bajó el pulgar al entrar por la puerta, delante de cámaras y objetivos y a las once convocó una rueda de prensa junto a Briatore y Symonds. Para decir lo siguiente. La Fórmula 1 ya no es un deporte para mí Declaración contundente, que dará la vuelta al mundo, y que ratifica un pensamiento más o menos generalizado. Demasiados intereses, demasiados vaivenes económicos, demasiados dólares flotantes para ser considerado un deporte como cualquier otro. Mientras Alonso hablaba y Briatore y Symonds escuchaban, un enjambre nunca visto de periodistas se agolpaba en cuarenta metros cuadrados y veía las imágenes de la supuesta maniobra ilegal ante Massa. Me da vergüenza este deporte. Se ha hecho el ridículo más grande que se recuerda en mucho tiempo siguió Alonso. Reclamaciones de Renault Alonso había escogido con detenimiento sus manifestaciones y no contestó a preguntas. Lo que dijo fue, sin embargo, un filtro depurado de lo que se coció en los preparativos. En Renault se asegura que el español podía haber proferido juicios mucho más gruesos, caliente como es cuando atisba peligro. Por el campamento del equipo francés se llegó a escuchar la posibilidad de realizar manifestaciones, de lanzar pasquines como si se tratase de reivindicaciones laborales y cosas por el estilo. Es lo mismo que luchar contra el sistema dijo alguien por allí. El siste- ¿La retirada de Schumacher? Perdemos a un gran campeón, un gran rival, pero igual gana mucho el deporte ma es Ferrari, sus conexiones con la Federación Internacional, su hilo con Ecclestone. En Renault revisaron los vídeos de la tercera ronda de clasificación para descubrir algún movimiento sospechoso de Michael Schumacher. Y por la tarde, después de la carrera, más de lo mismo. Labor de zapa en el espionaje industrial. Algún ingeniero alertó sobre los neumáticos del equipo italiano. Y allí se lanzó el ataque Renault. Briatore llevó a los comisarios unas fotos que detectaron un barniz especial en las gomas del enemigo. Pero los jueces no lo consideraron ilegal. Y la furia de Alonso no amainó, con el abandono y el final del domingo. Nos parece que no es un deporte el ciclismo porque han descalificado al líder del Tour y la F 1 está superando esos límites. La F 1 lleva tiempo decepcionándome. En los últimos tiempos ha tomado una única dirección y está claro cómo quieren que se retire Schumacher. Supongo que después de esto ya no me quitarán nada más y podremos luchar en igualdad de condiciones ¿La retirada de Schumacher? -prosiguió el español- Cambiarán muchas cosas en la Fórmula 1. Perdemos a un gran campeón, un gran rival en la pista, pero igual gana mucho el deporte Al respecto de su posición en el Mundial, dos puntos de ventaja, Alonso no se declaró insatisfecho. Proclamó ganas de batallar. Las tres carreras que quedan nos favorecen y soy optimista, porque en igualdad de condiciones puedo ganar