Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 9 2006 Cultura 49 Clásica 0 toño Musical Soriano Obras de Aponte Lodré, Délano, Nieva, Torres- Santos, Campos- Parsi y Mozart. Intérpretes: Orquesta Filarmonía y Coros de Soria. De Munck, Serna, Mont (sopranos) Bernal (tenor) Lugar: Auditorio Odón Alonso (Soria) Fecha: 8- 09- 2006 Nadie canta nada por primera vez, la historia de la música nos precede Madeleine Peyroux presenta su álbum Half the perfect world b Peyroux se sitúa en el punto de confluencia entre dos cantantes como Bessie Smith y Billie Holiday, y muchas de las cantautoras estadounidenses contemporáneas LUIS MARTÍN MADRID. No es una cantante más. Probablemente, sea la voz más interesante y original de entre cuantas la industria del disco muestra de cinco años acá a la afición de jazz. Madeleine Peyroux ha estado en estos días en España, presentando su nuevo disco, Half the perfect world Se trata de un trabajo en el que la cantante de Georgia mezcla a Leonard Cohen con Charles Chaplin, a Tom Waits con Johnny Mercer, a Serge Gainsbourg con Fred Neil. Y lo mejor es que nada chirría. Half the perfect worl es el tercer álbum de su carrera, exceptuando Got you on my mind grabado con el armonicista William Galison. Acerca de lo que tienen en común los autores a los que frecuenta en el disco que ahora estrena, Madeleine declara que todos elaboran una música de una calidad absolutamente contrastada. Proceden de épocas diferentes y los estilos que frecuentan son igualmente diferentes, distintos no sólo entre ellos, sino también con el resto de intérpretes. Todos, sin embargo, tienen una personalidad poética fortísima. Ese es, en realidad, el ingrediente que les proporciona cohesión. Hay mucha poesía en cada uno de ellos Madeleine Peyroux ha recalado en Madrid en medio de una operación promocional que, a modo de avance de lo que serán en el próximo otoño sus conciertos en Barcelona y Madrid, ha incluido un breve concierto en la sala Morocco. La cantante es consciente de la dificultad que tiene el jazz para explicarse en algunos sectores, aunque en realidad el asunto sea bastante engañoso. Realmente para mí- -dice- pese a que los estilos que se concentran en el PAPAGENO PASADO POR EL CARIBE ANTONIO IGLESIAS U na idea de Odón Alonso: estreno de cinco obras- encargo cuando la conmemoración, en 1991, en el Festival Casals de Puerto Rico, del bicentenario de la muerte de Mozart, ha sido utilizada con gran acierto en la sesión inaugural del XVI Otoño Musical Soriano. Las cinco páginas debidas a los compositores Raymond Torres- Santos, Ignacio Morales Nieva, Rafael Aponte, Jack Délano y Héctor Campos Parsi, acaban de reestrenarse aquí en Soria, como brillante apertura de un ciclo que ya, en su XVI edición, cobra muy singular importancia por su interpretación clara en sus ideaciones de la Orquesta Filarmonía, bajo la batuta titular de Pascual Osa, vencedor holgado del vanguardismo (de entonces) graciosa en las percusiones, divertida en lo académico, escolástica u ornamentada, de los cinco músicos citados respectivamente. Páginas cortas, la más extensa de las cinco no sobrepasa los seis minutos, que merecieron los encendidos aplausos de la sala soriana colmada. Este entusiasmo de un público que, luego de sus catorce Otoños ratifica un subido criterio valorativo en la comprensión de tales cinco reestrenos, subió todavía cuando la segunda parte de la sesión, ocupada por una amplia selección de La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart, centrada sobre sus Papagenos (él y ella) y demás intérpretes traducidos en la ocasión por las tres excelentes sopranos, Sonia de Hunck, Amanda Serna y Rosina Montes, seguidos por el tenor (color y justeza) Ricardo Bernal y el barítono Marco Moncloa que, a última hora, hubo de sustituir- -con subidos enteros- -al programado Torres. Si consignamos los nombres de dos actores, César Casares y Eudrum Esval, habré citado al elenco que además de luchar pintónicamente con el estreno de cinco partituras nuevas, corrió con capacidad ejemplar el dar vida a unos pentagramas siempre difíciles porque eran mozartianos. Y no escapa en la amplia cita, las dos breves actuaciones de las tres agrupaciones corales de Soria, breve noticia de una capacidad singular que aquí rebosaba con el entusiamo de unos seguidores vecinos, naturalmente orgullosos de constatar que Soria encabeza hoy un adelanto musical de indudable categoría. Madeleine Peyroux, durante un concierto disco sean muy diferentes, hay entre ellos un hilo conductor evidente. Ese hilo conductor es la gran tradición musical americana, de donde, por cierto, vienen el blues y el jazz, que representan el pop de décadas tan creativamente fecundas como las de los años 30 y 40 AFP Paternidad compartida En Half the perfect world hay un reconocimiento expreso a la co- paternidad del productor Larry Klein, que, incluso, ha colaborado en la composición de algunos temas. Larry es, sencillamente, el mejor declara Madeleine. En primer lugar es uno de los artistas verdaderamente minimalistas que existen en estos momentos. Por otra parte, tiene una sensibilidad muy especial para las voces como concepto, como sonido. Para todo el mundo que trabaja con la voz, Larry es un productor absolutamente especial Madeleine Peyroux se sitúa en el punto de confluencia entre dos cantantes como Bessie Smith y Billie Holiday, y muchas de las cantautoras estadounidenses contemporáneas. De entre las últimas, reconoce que Tracy Chapman fue decisiva en su crecimiento. De las primeras afirma que son dos grandes artistas y que proseguir con su legado es, de algún modo, recordarle a la gente que hay una tradición que llegó antes que yo y antes que otras. Por muy innovadores que nos creamos, incluso en estos tiempos modernos, la historia de la música nos precede a todos. Es preciso que todo el mundo sepa que nadie canta nada por vez primera. Ellas innovaron antes que yo, eran fantásticas. Y compararme con ambas me beneficia, hace que forme parte de la historia