Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 9 2006 Madrid 37 Miles de ecuatorianos rinden homenaje a la Virgen del Cisne en la Plaza Mayor La multitud siguió a su patrona hasta la catedral de la Almudena, donde se le ofreció una misa CRISTINA ALONSO MADRID. Muchos ecuatorianos de los 200.000 que habitan en la región- -la nacionalidad inmigrante más numerosa de la Comunidad- -se reunieron ayer en la Plaza Mayor de Madrid para rendir homenaje a su patrona, la Virgen del Cisne, por segundo año consecutivo. El acto estuvo organizado por la Asociación de la Virgen del Cisne y la Universidad Técnica Particular de Loja y contó con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid. Ahora más que nunca, Madrid está construyendo su futuro y los ecuatorianos ya forman parte importante de la próxima generación de madrileños explicó Tomás Vera, director general de inmigración, presente en el acto. También quiso mostrar su apoyo a la comunidad ecuatoriana Luis Asúa, concejal del distrito Centro: Para nosotros es muy importante que el inmigrante se sienta cómodo en nuestra ciudad. Es bueno para ellos y bueno para los madrileños Quien no pudo asistir fue Ana Botella, concejal de Empleo y Servicios al Ciudadano, pero los ecuatorianos no se olvidaron de ella. Desde el escenario, la presidenta de la Asociación Virgen del Cisne la nombró madrina de honor de la obra en favor de la niñez ecuatoriana en el hospital de niños Alfonso Villagómez Román, de Riobamba. Botella también será su priosta quien encabezará la fiesta según la presidenta de la Asociación Virgen del Cisne- -en el homenaje de 2007. do de frutas, los ecuatorianos abandonaron la Plaza Mayor. La Virgen del Cisne se dirigía hacia la catedral de la Almudena para asistir a una misa solemne en su honor. Los ecuatorianos siguen a la Virgen del Cisne por la Calle Mayor CHEMA BARROSO Un altar en casa Pidan ustedes a nuestra virgencita y les cumplirá todo lo que sueñan aseguraba ayer un hombre en la Plaza Mayor, micrófono en mano. Es una virgen muy linda, pequeñita, con el pelo muy largo y con cara de buena Así describía una mujer ecuatoriana a la Virgen del Cisne. Entre los fieles congregados en la Plaza Mayor, que bailaban y cantaban las canciones de su tierra, destacaba Iván Tene, albañil ecuatoriano que abrazaba una réplica de la patrona de medio metro de altura. Para mí esta virgen es muy especial porque le hice una promesa cuando me iba muy mal la vida. Ahora le he hecho un altar en mi casa y la tengo siempre conmigo confesaba. Los ecuatorianos- madrileños se emocionaban ayer cuando veían tan de cerca a una imagen que tenían casi olvidada Salvó la vida de mi hija. Estaba enferma y la llevé a verla y se curó. No me acordaba casi de lo bonita que era, hace ocho años que no vuelvo a mi país explicaba Gabriela, vecina de Pueblo Nuevo. Tras disfrutar de serenatas, música y bailes tradicionales sudamericanos e incluso dulces típicos, como el hela-