Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 11 9 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LA POLÍTICA, LAS PALABRAS Y LOS HECHOS 11- S, in memoriam Esa mañana del 11 de septiembre del 2001 viajaba yo en el tren que me llevaba todos los días desde Chicago al suburbio de Deerfield, cuarenta kilómetros al norte de la ciudad que acogió en el exilio, entre otros, al gran arquitecto alemán Mies van der Rohe en los años cuarenta. En lugar de estar leyendo, como habitualmente, la gente hablaba sin parar, escuchaba transistores y usaba constantemente los teléfonos móviles. En aquella época yo nunca escuchaba la radio o miraba las noticias por internet antes de ir al trabajo, de modo que en el tren todavía ignoraba el porqué de ese cambio colectivo de conducta. Lo descubrí antes de llegar a mi despacho, me lo dijeron en el ascensor. Desde entonces, siempre leo las noticias por internet antes de salir de casa y antes de acostarme. Desde ese 11 de septiembre muchas cosas han cambiado. Otras no. Ayer, 10 de septiembre de 2006, el líder islámico Jatami hablaba libremente en la catedral de Washington. ¿Cuándo podrán hablar libremente en Irán los líderes occidentales que tienen del islam una visión tan negativa como la que tiene Jatami de Occidente? Sólo entonces, ese día en que haya la misma libertad de expresión en Washington y en Teherán, la expresión Alianza de Civilizaciones dejará de ser una vacua cursilada. Y lo demás es silencio, que decía antes de morir Hamlet, príncipe de Dinamarca, de la Dinamarca de las dichosas viñetas. Luis D Olhaberriague Milwaukee (Estados Unidos) N ADA va bien en un sistema político en el que las palabras contradicen a los hechos decía Napoleón. Y tenía razón. Pero se quedó corto. Desde entonces apenas hay hechos políticos porque estamos inundados de declaraciones cuyo destino es precisamente ocultar hechos, retrasar decisiones, dar la impresión de que se está trabajando en algo que, obviamente, se abandoLUIS IGNACIO nará en cuanPARADA to otras declaraciones aseguren que se está trabajando en otra cosa para impedir que se repitan otros hechos. Deberíamos olvidarnos de valorar lo que se dice y dedicarnos a comprobar lo que se hace. Y no caer en la trampa de esperarlo todo de las declaraciones de los políticos. Hoy mismo aparecen en los periódicos tres ejemplos de politiquerías dialécticas. La Unión Europea e Irán, por medio de Javier Solana, responsable de la Política Exterior de la UE, y Alí Lariyani, negociador iraní, anunciaron que han aclarado malentendidos y han hecho progresos en el diálogo sobre la crisis nuclear tras una reunión en Viena. Esos malentendidos y esos progresos ¿incluyen que el país árabe suspenderá su programa de enriquecimiento de uranio? Una segunda noticia afirma que el presidente palestino, Abu Mazen, está dispuesto a entablar un diálogo con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, sin condiciones previas. Pero ¿hay alguna posibilidad de solución para un problema en el que ninguno de los dos bandos cumple las resoluciones de Naciones Unidas y entre los dos han convertido en papel mojado la hoja de ruta? La tercera noticia dice que la Comisión Europea advierte que un acuerdo bilateral Madrid- Berlín en el caso E. ONEndesa puede llevar el caos al mercado único. Y lo dice justamente el mismo día en que la propia Comisión decide permitir que Francia conserve ese mecanismo de control político de los mercados conocida como acción de oro en la eléctrica Gaz de France, que fue privatizada. ¿Hay ejemplos más claros de que nada va bien en política cuando las palabras contradicen a los hechos? Agresiones sexuales Escribo esta carta para explicar mi caso. El pasado miércoles, 6 de septiembre, sufrí una agresión sexual en Madrid, en el paso de peatones que cruza la autopista desde la estación de tren de Las Matas hasta la parada del autobús 625. Puse una denuncia y tanto la Guardia Civil como la Policía Local actuaron con rapidez. Detuvieron al agresor, que ya había agredido ese mismo día y en ese mismo sitio a otras mujeres, y que en el momento de la detención continuaba allí. El caso es que ese individuo fue puesto en libertad provisional el viernes 8 de septiembre porque es español, tiene trabajo y domicilio y está deprimido y por tal motivo no existe riesgo de huida. El caso es que ese individuo está en la calle. Yo no puedo dormir y ahora, por el hecho de poner una denuncia, él sabe mi nombre. Yo lo único que tengo es un papelito que pone que no se puede acercar a mí a menos de 500 metros. Y me pregunto: ¿esto es justicia? A mí no me importa si huye; si se va lejos, pues mejor. Lo que me preocupa es que me vuelva a atacar, lo que me preocupa es que ese mismo día ya agredió a otras personas, lo que me preocupa es a cuántas más mujeres va a atacar este individuo hoy, mañana, dentro de un mes... Lo que me preocupa es que, por más leyes que se hagan, las mujeres seguimos siendo un trozo de carne a utilizar por seres repugnantes que salen con total impunidad. Lo que me preocupa es que se supone que es fundamental la protección de las víctimas. Si no fuera porque constantemente tengo ganas de llorar me reiría de la protección que me da el papelito que a no ser que sea mágico no sé de qué me sirve. María Isabel González Chico. Madrid vivencia. Señor presidente y señores ministro de Trabajo y de Asuntos Sociales, soy una persona con discapacidad) desde que nací. A ustedes que me representan les pido que nos escuchen, a mí y al resto de ciudadanos que vivimos el día a día y minuto a minuto de la dependencia. Necesito urgentemente una LEPA que reconozca mi derecho a la dignidad humana y a la igualdad de oportunidades. Margarita Alonso Guevara Barcelona Empresas públicas aragonesas En las páginas de la Prensa aragonesa ha aparecido recientemente un informe sobre el entramado empresarial creado y participado por la DGA (Diputación General de Aragón) De ese informe, aunque se señala la opacidad como uno de sus defectos, se extrae una conclusión positiva, la necesidad y utilidad de ese conjunto de empresas, que son, a mi juicio, más que dudosas. Los sueldos de los cargos directivos y cuadros medios son mucho más elevados que los que perciben los funcionarios. Quien antes era jefe de servicio ahora es gerente, cobrando más que el propio presidente Iglesias. Los funcionarios que han pasado a esas empresas cobran ahora mucho más que antes por hacer el mismo trabajo. Muchas de ellas contratan y prestan sus servicios en exclusiva a la DGA en competencia desleal con el sector privado. Reciben sus ingresos directamente, por tanto, de los presupuestos de la Comunidad. Pero estas empresas a su vez subcontratan a las que antes contrataban directamente con la DGA. Su papel se reduce a la simple intermediación, cobrando su correspondiente margen y hurtando esa gestión a la fiscalización de los órganos de intervención y, por lo que se está viendo, al control parlamentario. Si a ello sumamos el desembarco de la militancia de los partidos gobernantes y de sus familiares, el cuadro queda completo. ¿Dónde está el ahorro? ¿Dónde la eficacia? ¿Dónde la trasparencia? Es claro que tienen su utilidad, pero no para los intereses generales. Pilar Fierro Gasca Zaragoza No me consta que los mencionados señores se hayan manifestado de forma parecida cuando determinados sujetos han impedido, en distintas ocasiones, que políticos como Gotzone Mora, Alejo Vidal- Quadras y un largo etcétera interviniesen en distintos actos que debían celebrarse en Cataluña. Vicente Menacho Madrid La chapuza de la ley de Dependencia Señor presidente y señores ministro de Trabajo y de Asuntos Sociales, están uste- Su libertad de expresión Leo en este periódico el comunicado de Pepe Rubianes justificando la retirada de su espectáculo Lorca eran todos Considera el ambiente agresivo y desmesurado y señala un trasnochado atentado a la libertad de expresión... En el mismo diario leo las declaraciones de Mario Gas, director del Teatro Español, en relación a la retirada del mencionado espectáculo, según las cuales le preocupaba la fragilidad de la libertad de expresión des a punto de aprobar una ley de Promoción a la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia con unos artículos mal redactados. Mal redactados porque no se contempla de forma clara y decidida el derecho a la asistencia personal como necesidad básica para la autonomía personal. Mal redactados porque mediante el copago a mí se me penaliza a vivir en la pobreza y en la dependencia. Y mal redactados porque se contempla en ellos el asesoramiento decisivo de los técnicos y la institucionalización como única opción a la super-