Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 9 2006 111 Televisión y radio FÉLIX MADERO Director de De costa a costa De lunes a viernes en Punto Radio, de 20.00 a 24.00 horas Mujeres llega por fin a la oferta de TVE. La serie de Dunia Ayuso y Félix Sabroso, una de las principales apuestas de la Primera para la pasada temporada, se estrenará el lunes 18 en La 2, a partir de las 22.30 horas. Un programa sin obsesiones sólo lo podía hacer en Punto Radio Cuando habla tiene la habilidad de convencer a todos con su sinceridad y veracidad, un don que no usa para convertir su micrófono en púlpito ideológico. En Punto Radio ha encontrado la horma de un zapato que no pisa trincheras y que recorre la variedad de este país De costa a costa TEXTO: SARA CAMPELO FOTO: JOSÉ GARCÍA Estamos en la división de honor Hace poco más de una semana, el Gobierno aprobó el nuevo Plan Técnico de FM en virtud del cual se concederán 866 nuevas emisoras de radio. -Con las nuevas frecuencias, Punto Radio se prepara para competir en igualdad. ¿Tiene la sensación de haber jugado con una mano atada a la espalda hasta ahora? -Tengo la sensación de jugar en primera división pero con una pelota cuadrada: a los demás, el balón les rueda mejor. Mientras que el resto tiene cien años de vida, tú llevas dos; mientras que todos tienen una gran cobertura técnica, a ti te faltan frecuencias... Pero he de decir que el producto que hemos hecho es perfectamente homologable en calidad al que hacen nuestros competidores. Cuando tengamos los mismos postes y la misma potencia que tienen la COPE, la SER y Onda Cero podremos hablar. ¿Hablamos ahora de calidad? Estupendo: ¿qué calidad le puedes pedir a Luis del Olmo, a Julia Otero, a Ramón García, a Markínez, a Fernández Arribas? ¿Alguien duda que esa gente no podría estar en la emisora que se les antojase? -Y se les antojó Punto Radio. -Es que estamos en la división de honor, aunque nos queda mucho por recorrer. Un buen producto, algo que se va cimentando mes a mes y que además no da marcha atrás en sus señas de identidad, tiene que acabar triunfando. No me podrán escuchar donde técnicamente no se me puede escuchar, pero me consta que cada día hay mucha gente que descubre nuestro programa y que llena una demanda muy importante de gente que no encuentra su lugar en la oferta de cadenas. -En términos de audiencia, ¿prefiere calidad a cantidad? -Me importa muchísimo la calidad, pero a mi empresa le importan mucho ambas cosas. En radio, todos sabemos cómo conseguir audiencia a cualquier precio y es cierto que la radio crápula concita el interés de mucha gente a la que le parece hasta divertida por lo exagerada e hiperbólica; pero esa tendencia está llegando a cansar a muchos oyentes. Estoy convencido: la calidad acaba llevando a la cantidad. MADRID. ¿Qué novedades tiene para el curso? -Iniciamos temporada ampliando De costa a costa hasta la medianoche, todo un reto ya que jamás había hecho un programa de cuatro horas. Así competiremos con el resto de las cadenas convencionales entre las mismas franjas. Para mí ha sido una gran satisfacción lograr estos sesenta minutos más, primero por el mensaje de confianza y de aliento que recibo de Vocento y por otro porque hay un hábito de consumo de tertulias muy importante de diez a doce de la noche al que antes no llegaba del todo. ¿Cómo le va a dar de sí esta prórroga otorgada? -Me va a permitir hacer una cosa clave que hace tiempo ansiaba: llevar a los oyentes una buena revista de prensa, sin las limitaciones que tenía antes. Ahora tenemos todas las cabeceras y podemos ser más reflexivos. -A De costa a costa le han abierto, además, una ventana al deporte. -Efectivamente, hemos incorporado un informativo deportivo que hemos encargado a Guillermo Moreno. Seguimos con las señas de identidad de la casa: el Fuego cruzado que pasa a las nueve de la noche, el Tiempo de la Economía a las nueve y media y los resúmenes informativos. -También amplía su nómina de contertulios. -Era de esperar. Esta empresa está haciendo una tertulia que solamente podría hacerse en la casa de Punto Radio. A día de hoy, juntar en una mesa a gentes de Vocento, de ABC, El Mundo El País de Zeta, de Prisa, independientes... Eso no lo puede hacer ninguna otra cadena. Este es el talante de esta radio. ¿Alguien le ha dado calabazas? -No, todos los periodistas (estar en activo en esta profesión es condición para estar en mi tertulia) a los que he llamado me han correspondido. ¿Tiene carta blanca de Vocento? -Me contrataron para hacer un buen programa de radio, competitivo y del que la casa se pudiera sentir orgulloso: sin sectarismo y sin insultar a la au- Esta temporada, Félix Madero gana una hora y estrena secciones diencia. Estoy haciendo el espacio que siempre quise hacer y, créame, no me supone ningún problema coincidir desde el punto de vista editorial con la empresa. Este es un programa lejos de las obsesiones, capaz de unir todas las sensibilidades periodísticas de este país. ¿Qué está pasando con el medio radiofónico en España? -Hay radios que han sublimado la opinión; sería injusto decir que no dan información, lo hacen pero ésta es siempre en la misma dirección. Lo propio de este medio es dar noticias, sin embargo, esta función se ha perdido. Sólo hay que examinar cuántos redactores y cuántos informativos tenían estas emisoras hace quince años y cuántos tienen ahora. En muchos casos, donde había un informativo, ahora hay una tertulia. -Igual es lo que busca el oyente. -La audiencia ha llegado a un punto en el que quiere confirmar su opinión JOSÉ GARCÍA en una tertulia para que le den la razón. Pero el vestir la opinión de información tiene muchos riesgos, en primer lugar evitar que el oyente reflexione, que escuche críticamente. Yo quiero oyentes inteligentes. ¿Siente que va contracorriente? -Soy consciente de que en la forma que he elegido de hacer radio la cosecha de oyentes es mucho más indolente, más relajada; pero es que yo no podría hacer radio de otra forma. ¿Cúal es su público objetivo? -Yo creo que estoy haciendo una radio que cualquier persona moderada en la izquierda o la derecha puede asumir. Por otro lado, creo que el oyente de radio es una persona informada, reflexiva, preocupado por la política, quiero creer que con algún tipo de responsabilidad profesional, principalmente urbano y alguien que busca opiniones inteligentes.