Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Economía DOMINGO 10 9 2006 ABC EN PORTADA El Corte Inglés Sede: Milán Tiene una oficina de compras en Milán y planea abrir tiendas en Milán y en Roma Sol Meliá Sede: Roma Cuenta con establecimientos en Roma, Milán y Cerdeña Endesa Sede: Roma Ha logrado convertirse en el tercer generador de electricidad en Italia Gas Natural gasNturl Sede: Milán Ha logrado adquirir empresas de distribución de gas y emprender proyectos de plantas regasificadoras AC Hotels Sede: Génova Cuenta con establecimientos en Génova, Lucca y Arezzo IND ITEX Inditex Sede: Milán Santder Banco Santander Sede: Turín Propietario del 8,7 del banco San Paolo- IMI de Turín Turín Milán Génova BBVA Sede: Turín Propietario del 14 de la Banca Nazionale del Lavoro Empresas españolas en Italia (Sedes) Roma FERNANDO RUBIO (Viene de la página anterior) tos de moda. El Corte Inglés está buscando locales para abrir centros en Roma y en Milán, dos ciudades con una distribución pésima debido al peso político de las pequeñas tiendas. En Italia empresas como Endesa han logrado éxitos e incluso aplausos. Otras, como Gas Natural, mantienen un perfil más discreto para evitar problemas. Muchas, como Telefónica, sufren historias de pesadilla hasta que logran escapar. Los chascos de Atlanet y de Ipse 2000- -que pagó 3.270 millones de euros por unas licencias que valían un tercio- están todavía frescos. un reparto mafioso del territorio. Los protagonistas minimizan la competencia y despluman al consumidor, que paga por la cuenta corriente, el seguro del automóvil, la electricidad y tantas otras cosas, los precios más altos de Europa. Las autoridades toleran esta situación, pues imponen multas simbólicas, muy inferiores a lo recaudado abu- sivamente. Cuando se descubrió que Banca Popolare Italiana robaba a sus cuentacorrentistas- -los vivos y los muertos- las autoridades manifestaron su enorme sorpresa Antes del crack de Parmalat ni el Banco de Italia, ni el Ministerio del Tesoro ni la Comisión del Mercado de Valores, ni la Guardia de Finanzas, alertaron de lo Al sur de Roma es África, al este es Oriente Próximo Los gerentes españoles que llegan a Italia, como los que van a hacer negocios a China, se encuentran al llegar con un sistema complejo, lento y difícil de gestionar. Pero quien viaja a Pekín lo sabe de antemano, mientras que en Roma se descubre, a base de disgustos, que casi todo es muy distinto de lo que cabe esperar en un país que pertenece a la Unión Europea. Aparte de la burocracia, el desorden y la informalidad, la diferencia profunda es cultural. Roma es el centro del mundo porque al sur empieza África y al este empieza Oriente Próximo, con un fuerte reflujo de ambas culturas cuando se escarba bajo la superficie. Los plazos son distintos. Lo que en España lleva tres horas puede llevar en Italia tres meses o tres años, sin que sea fácil prever hasta dónde llegará el retraso. La Justicia es la más lenta de Europa, con siete años como duración media de un proceso. La arbitrariedad de las autoridades es proverbial. Casi todo se decide sotto banco bajo la mesa, sin que un extranjero llegue a saber por qué la licencia que esperaba no llega, o por qué nadie responde con claridad a sus preguntas. Es muy sencillo: En Italia, la distancia más corta entre dos puntos no es la línea recta, es el arabesco Unidos frente al invasor Los italianos malgastan mucha energía discutiendo entre ellos, pero unen fuerzas frente al enemigo común. Políticos, reguladores, sindicatos y empresas urden una difusa telaraña que paraliza al enemigo. Quien intenta entrar por las malas acaba inmovilizado y desangrado, con independencia de los derechos que tenga y del capital que invierta. Sólo quien respeta las reglas del juego locales logra abrirse paso, siempre bajo el amparo de padrinos a los que debe mostrar respeto. En la mayor parte de los sectores- -la banca, los seguros, la construcción o la fabricación de automóviles- -hay casi que estaba pasando. La escena del gendarme de la película Casablanca que finge escándalo y sorpresa al descubrir el juego clandestino, es una de las más socorridas en el escenario italiano. Italia es el tercer o cuarto mercado de España, tanto para exportación como para importación. La mayor partida exportadora española- -un tercio del total- -son los automóviles ya que, gracias a permitir la entrada a fabricantes de otros países, España fabrica muchos más que Italia. Otra partida importante son los productos agroalimentarios como el aceite que, en parte, cambia de nacionalidad y sale hacia Estados Unidos en preciosas botellas artesanales italianas. En otros sectores el panorama es el normal entre países de la UE, con una excepción: las empresas españolas son víctimas de continuas estafas porque no conocen- -ni pueden imaginar- -la picaresca italiana. Pero lo peliagudo es controlar- -y ganar dinero- -con las inversiones. La presencia española en banca incluye al BBVA, que logró reunir hasta el 14 de la Banca Nazionale del Lavoro, y el Banco de Santander, propietario de un 8,7 del San Paolo- IMI, que significará un mero 4,2 del capital de la entidad resultante cuando se fusione con Banca Intesa. Aunque tanto BB-