Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 9 2006 Internacional 35 Una popular presentadora de la cadena France 2 ha sido relevada tras su boda con el ministro de Empleo. La situación no es inédita en Occidente, donde los casos abundan y el desenlace suele estar dictado por el sentido común Amistades peligrosas Béatrice Schönberg y el ministro de Empleo de Villepin, Jean- Louis Borloo, se casaron hace un año. Presionado por periodistas y sindicatos, el presidente de France 2 ha decidido que la popular presentadora deje en enero su trabajo hasta que pasen las elecciones para no comprometer la credibilidad de los informativos bién le hizo perder la presidencia del partido. Mathiopoulos se casó luego con el democristiano Friedbert Pflüge, quien, tras 19 años y en vísperas de su candidatura a la alcaldía de Berlín, la abandonó por una secretaria 24 años más joven que él. Estados Unidos Francia La izquierda gala y su otra vertiente rosa En Francia, las relaciones amorosas entre políticos y periodistas, de muy distintos sexos, son una tradición muy sólida y no siempre soterrada, que se remonta a los prolegómenos de la Revolución de 1789, ilustrada con muchos colores pasionales por presidentes, ministros, revolucionarios, conservadores, genios y canallas de la escena pública nacional. Durante los últimos treinta años, tres presidentes de la ReBéatrice Schönberg y Jean- Louis Borloo pública, numerosos ministros, mista (él) y como profesional eficaz incontables diputados y senadores (ella) Es una evidencia, sin embargo, han protagonizado historias de amor que mal podía aguantar en su puesto con periodistas, no siempre mujeres. de presentadora de un telediario estaDe Valery Giscard d Estaing, de tal una periodista casada con un minisFrançois Mitterrand y de Jacques Chitro que ya está en campaña, a la espera rac se han contado las historias más de convertirse en primer ministro de tórridas. Una periodista sueca llegó a un posible presidente conservador, Niescribir un libro autobiográfico, concolas Sarkozy. tando veladamente sus aventuras con Mitterrand. De algún ministro de la cultura socialista se han contado devaAlemania neos amorosos con un célebre presentador de televisión. Entre los equipos Cherchez la femme en ministeriales de la última década se la historia de algunas han contado más de una docena larga de historias más o menos rosa subido. dimisiones Dos presidenciables socialistas (DoLa relación entre prensa y políticos aleminique Strauss- Kahn y Bernard manes es más fluída que en España y Kouchner) terminaron casándose con alcanza a veces la alcoba. Tampoco es dos grandes periodistas, guapas y fararo el paso del periodismo a la polítimosas, Anne Sinclaire y Christinne ca, como ocurrió con Willy Brandt, o Ockrent. Todavía es muy reciente una pasajera aventura o historia de amor entre Nicolas Sarkozy, ministro del Interior, líder del centro derecha, y una Nadie pone en duda la biógrafa del presidente Jacques Chiprofesionalidad del rac, comentarista en un periódico conservador. ministro Borloo ni de la En ese marco histórico muy proviperiodista Schönberg; sional, la historia de amor entre Béatrison otras las razones ce Schönberg, ex presentadora de tv France 2 cadena estatal) y el ministro de Trabajo y Cohesión social, JeanEl Nuevo Herald ha Louis Borloo, con aspiraciones a pridespedido a periodistas mer ministro, es una historia rosa. La periodista y el ministro jamás ocultaque cobraban sueldos ron sus relaciones, jamás han hecho oficiales por colaborar política espectáculo y ambos son con TV Martí respetados como conservador refor- Donde los mejores ocultan incluso a qué partido votan Para la periodista de la NBC Maria Shriver, la incompatibilidad de ser sobrina del presidente John F. Kennedy y casarse con un republicano era una broma sarcástica del corazón, pero cuando el actor Arnold Schwarzenegger se insertó en la política, Shriver decidió que con esa incompatibilidad ya no podía. Tan pronto como el actor anunció su decisión de presentarse a candidato para gobernador de California, ShriABC AFP ver pidió una excedencia, y apenas fue jurado gobernador, presentó su dimisión. Para la presentadora del programa Dateline su integridad periodística sería constantemente escrutinizada si siguiera en el cargo. El 72.6 por ciento de los que respondieron a una encuesta on- line del diario Hampton Road estuvieron de acuerdo con su decisión. Las incompatibilidades éticas de mezclar la vida política con el periodismo informativo se toman muy en serio en EE. UU, donde los periodistas más respetados se cuidan incluso de manifestar sus opiniones políticas, acudir a manifestaciones o confraternizar con los políticos. Apenas esta semana, dos periodistas del diario El Nuevo Herald fueron despedidos fulminantemente cuando se supo que habían recibido pagos por participar en programas de las emisoras TV Martí y Radio Martí, cuyos programas dirigidos a Cuba financia el Gobierno estadounidense como parte de su campaña de opinión contra el régimen de Fidel Castro. Para el presidente del grupo mediático Miami Herald Media Co. los pagos violaban la sagrada confianza entre los periodistas y el público. Incluso la apariencia de que tu objetividad e integridad puedan haber estado mermadas, es algo que no podemos condonar. Desde luego, no en nuestro negocio declaró Díaz. Con información de Juan Pedro Quiñonero desde París, Ramiro Villapadierna desde Berlín y Mercedes Gallego desde Nueva York de ésta al periodismo, como Helmut No es piedra de escándalo, salvo para el Bild cuando incluye infidelidades, y el cuarto matrimonio del ex canciller socialdemócrata Schröder lo incluía todo: con una periodista que lo entrevistó y que lo convertiría luego en canciller mediático por excelencia. Pero el asunto, descubierto en campaña, no afectó ni al resultado ni a su carrera luego a la cancillería. Lo mismo su vicecanciller, el líder verde Joschka Fischer, con cinco enlaces, el cuarto con la periodista Nicola Leske, 21 años más joven, y el quinto con la realizadora Minu Barati, 28 años menor. A su vera, ministros como Eichel, Scharping, Lafontaine, Biedenkopf y Waigel han trocado pareja en ejercicio del poder. El ex periodista, y con Schröder ministro de Economía, Wolfgang Clement mantuvo malas relaciones con la profesión como jefe de gobierno en Renania y Westfalia por varios escándalos El periodista del Süddeutsche Zeitung, Martin Süskind, trabajó para el socialdemócrata Willy Brandt antes de regresar a dirigir el Kölner Stadt Anzeiger y el Berliner Zeitung El ex canciller Willy Brandt fue pródigo en matrimonios como en líos, dos de ellos al menos con periodistas y uno con una secretaria encerrada luego por espionaje. Su romance extramatrimonial con la periodista Heli Ihlefeld ayudó a su dimisión; su intento de imponer más tarde a otra mujer, Margarita Mathiopoulos, como portavoz del SPD tam-