Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 9 2006 Nacional 17 LA NEGOCIACIÓN GOBIERNO- ETA EL FRENTE POLICIAL Y JUDICIAL Los proetarras logran manifestarse dos veces en 24 horas y acentúan su presión con más terrorismo callejero Los batasunos marcharon ayer en Alsasua y Askatasuna, hoy en San Sebastián Rubalcaba el mando de Policía y Guardia Civil, ETA intenta quemar un autobús en la capital guipuzcoana y arrasa contenedores en Vitoria MANUEL ERICE MADRID. La presión de los proetarras al Gobierno se acrecienta en la calle y en todos los ámbitos. Si tras el permiso de Garzón la ilegalizada Batasuna marchó ayer por las calles de Alsasua (Navarra) con la presencia de destacados miembros de su mesa nacional como Otegi y Permach, hoy lo podrá hacer la sucesora de Gestoras pro Amnistía, Askatasuna, a pesar de que sus actividades están suspendidas. El juez Pedraz, desoyendo incluso la petición de la Fiscalía, decidió no pronunciarse sobre la prohibición o no de la anunciada marcha y descargó la responsabilidad en la vía administrativa, es decir, en la decisión in situ de la Ertzaintza. La manifestación, por tanto, tendrá lugar. Sólo unas horas antes, los nuevos comandos que ha activado ETA para presionar al Gobierno por el expeditivo método del terrorismo callejero, de los que dio cuenta ABC el pasado jueves y que Zapatero afirmó desconocer, intentaban quemar un autobús con el lanzamiento de botellas de líquido inflamable en San Sebastián y prendían con fuego a neumáticos para utilizarlos como barricadas en la vía pública en Vitoria. Después de que el ministro Rubalcaba impulsara el viernes su mando único para la Policía Nacional y la Guardia Civil, el desafío del terrorismo en la calle y la presión pública de los proetarras cuestiona la buena salud del proceso de la que habla Zapatero y que Otegi, aunque sea por otros motivos, pone en solfa. b Tras unificar Pedraz declina en la Ertzaintza prohibir la manifestación N. C. MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz rechazó ayer la petición de la Fiscalía y no prohibió la manifestación a favor de los presos de ETA que Askatasuna- -cuyas actividades están declaradas ilegales- -ha convocado para hoy en San Sebastián. Que no haya impedido la marcha no supone que el magistrado la haya autorizado pues, según señala en su resolución, no le corresponde a él, sino a la autoridad gubernativa- -el jefe de la Ertzaintza- autorizar o no la celebración de la convocatoria. Y en este caso, de momento, la policía autonómica no ha encontrado datos que aconsejen su prohibición. neral del PP, Ángel Acebes, se preguntaba en Barcelona qué pensarán nuestros socios europeos de un Gobierno que permite que una organización ilegalizada como Batasuna haga manifestaciones, actos públicos y ruedas de prensa Los socialistas se ponían a cubierto de las críticas refugiándose en el respeto a las decisiones judiciales Según su secretario de Política Autonómica, Alfonso Perales, calificó de afortunado para este país que los partidos, sean el PSOE o el PP, no puedan decidir si se puede celebrar o no una manifestación, y que ello recaiga en los tribunales de justicia También terció ayer el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, quien asumió también las dificultades por las que pasan las negociaciones. El prelado apeló a la paciencia, hija de la virtud de la esperanza, para ejercerla en su doble sentido: tolerando la lentitud de los procesos y sufriendo Arnaldo Otegi, durante su participación en la marcha celebrada ayer en Alsasua por la izquierda abertzale AFP Entreguismo según el PP Para los populares, la explicación para la que a su entender es una situación de impunidad está en el entreguismo del PSOE a ETA Batasuna. Para el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, los socialistas están abriendo todas las puertas a sus futuros socios, incluida la de la legalización Además de la laxitud político- judicial que ha impuesto el llamado proceso de paz que protagonizan el Gobierno y ETA, Barrio calificó de desfachatez que el PSE, por boca de su secretario general, Miguel Buen, admita ahora que la izquierda abertzale tiene una marca legal (en referencia a EHAK) cuando la Fiscalía General del Estado se negó a actuar contra ella precisamente por no haber pruebas de ello Mientras tanto, el secretario ge- Un dirigente de Batasuna habló en la marcha de Alsasua, que recordó al sanguinario De Juana BEGOÑA LÓPEZ ALSASUA (NAVARRA) Un millar de personas se manifestaron en la tarde de ayer por las calles de Alsasua bajo el lema Euskal Herriak Autodeterminazioa Encabezaba la marcha una pancarta y detrás, las letras que formaban la palabra independencia en euskera. Justo después, pudo verse a destacados dirigentes de Batasuna, Arnaldo Otegi, Juan Cruz Aldasoro, Patxi Urrutia, Joseba Permach o Imanol Iparraguirre. También se manifestó Vicente Nazábal, que fue condenado por asesinar a quien fuera alcalde de Echarri Aranaz Salvador Ulayar. Aldasoro, miembro de la mesa nacional de la ilegalizada Batasuna, como ciudadano que apoyaba la manifestación- -autorizada por Garzón- se dirigió al final de la marcha a los asistentes. Estuvo acompañado por otras dos personas y la mayor parte del tiempo habló en euskera, Aldasoro pidió al candidato socialista en Navarra, Fernando Puras, que se atreva a construir la unidad de los territorios vascos, porque es el único camino para quitar a la derecha del poder Además, lanzó un saludo al etarra Iñaki de Juana Chaos, en huelga de hambre, diciéndole que siga luchando, pero que se cuide, porque le necesitan vivo. Aldasoro acusó al PSOE y sus sucursales de ser los responsables de la situación muy grave en la que se encuentra el proceso de paz. La manifestación partió de la Plaza de los Fueros, en la que por la mañana se tapó con pintura el anagrama de ETA que durante años ha estado en una de sus paredes. En la antigua Casa de Cultura colgaba una pancarta con la representación de Euskal Herria y alusiones a la libertad de los presos vascos, entre los que incluían nueve fotos de ellos. En la marcha se pidió la amnistía de los presos y se aplaudió cuando en los huecos de los balcones de un edificio en rehabilitación, cuatro personas con monos blancos y máscaras de igual color aparecieron entre barrotes con fotos de De Juana y una pancarta alusiva a su huelga de hambre.