Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 9 2006 La Entrevista 13 (Viene de la página anterior) Discrepo de Maragall: el Estado no es residual en Cataluña ¿Dónde está Maragall? ¿Dentro o fuera del PSC? -Que yo sepa en el PSC. ¿Está enfadado el Gobierno con el presidente Maragall? -En absoluto. ¿Le pidió el Gobierno que no vaya a Senegal? -No. El presidente Maragall, que es un hombre responsable, decidió no hacerlo a la vista de la situación. Hay un acuerdo de cooperación entre Senegal y la Generalitat de Cataluña y él tenía previsto desde hace tiempo realizar un viaje allí. El otro día me llamó para preguntarme cuál era la situación en estos momentos en relación con Senegal. Y él, que es un hombre sensato y responsable, tomó la decisión de no ir. -Es bastante novedoso que la vicepresidenta diga que el señor Maragall es bastante responsable y sensato porque ha habido muchas críticas dentro del Partido Socialista, tanto a su artículo en el Periódico de Catalunya como al de Ernest Maragall, donde había fortísimas críticas al presidente del Gobierno. -Yo respeto todas las críticas. También las del éste es el plazo en el que esos contactos se van a producir. No ha hecho ninguna valoración más. Las declaraciones de Arnaldo Otegi no las he comentado ni las voy a comentar. ¿La legalización de Batasuna es una pieza clave de este proceso? -Evidentemente, para actuar políticamente en democracia hay que estar en la legalidad. -Pero ya están actuando públicamente como si fueran legales. -No, existe un control policial y fiscal de sus actuaciones. -Se ha reunido con el Partido Socialista de Euskadi. -Fue un contacto para decirles que si se quiere actuar en política con repercusiones en las decisiones políticas hay que estar en la legalidad. ¿Tiene que hacer el Gobierno algún gesto en esta situación del llamado proceso de paz, como un acercamiento de presos? -De eso no se está hablando. -Pero el Partido Nacionalista Vasco, por ejemplo, se lo ha planteado. -Uno puede hacer las manifestaciones que crea oportunas pero le digo que en estos momentos ese tema no está. -Es decir que no va a haber acercamiento. -Digo que en estos momentos no está encima de la mesa. ¿Pero podría estarlo? -Hoy no. Ahora estamos en otra fase. En un proceso tan difícil hay que ser muy leal con los ciudadanos y decirles exactamente en dónde estamos. Nos encontramos en una fase de primeros contactos. A partir de aquí ya veremos. ¿Qué propósito tiene la creación de un mando único para la Policía y la Guardia Civil? -Creo que es muy importante. En primer lugar, porque responde al cumplimiento de un compromiso electoral que adquirimos con los ciudadanos. Y en segundo término porque estoy convencida de que va a mejorar la coordinación entre ambos cuerpos, lo que a su vez redundará en una mayor eficacia en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia organizada y la inmigración ilegal. Por tanto, mejor coordinación, más eficacia y más seguridad. ¿Las relaciones con algunos pequeños pero importantes partidos del Parlamento van a permitir que prospere la aprobación de la Ley de Memoria Histórica que con otro nombre aprobó el Gobierno? -Habrá acuerdo y habrá ley. -Supongo que no con el apoyo del Partido Popular. -Lo voy a intentar. El día antes de la aprobación de la ley hablé con todos los Grupos Parlamentarios, incluido el Popular. Les dije que esperaba que pudiéramos llegar a un acuerdo porque es una ley sensata y centrada. ¿Es una ley necesaria? -Es una ley importante que viene a satisfacer y reconocer derechos. -Cuando se plantea el tema de la memoria histórica y usted oye cosas como que el Rey tiene que pedir perdón, ¿qué reflexión le suscitan esos comentarios? -Hemos abordado esta iniciativa por un mandato parlamentario que nos pedía tres cosas: un informe de la situación de las víctimas de la Guerra Civil, un in- Fernández de la Vega, en su despacho del Palacio de la Moncloa señor Maragall. -Sabiendo que no es secretaria general de un partido pero suponiendo que tiene también opinión política, ¿cuál es su opinión sobre los artículos del presidente Maragall y de su hermano Ernest? -Por supuesto discrepo. Y discrepancia significa no estar de acuerdo. Discrepo de Maragall en ese tema y en otros muchos. A lo largo de estos años he ido a veces a decirle! no! ¿Discrepa usted también en que el Estado es residual en Cataluña como ha dicho el presidente Maragall? -Discrepo. No creo que sea residual para nada. El Estado en Cataluña tiene el espacio que la Constitución le otorga y que se ha definido de forma pactada entre Cataluña y el Estado. ¿Cree posible una escisión del PSC? -No. ¿Pasqual Maragall va a participar en la campaña electoral de José Montilla? -No estoy siguiendo la campaña, pero pienso que participará. forme sobre la situación de los Archivos y un fondo de solidaridad con las víctimas. Recomiendo leer los dos informes porque si no la ley no se entiende muy bien. El Gobierno no va a hacer una interpretación de la historia. El Gobierno hace historia. No habrá nada en el proyecto de ley que suponga ningún juicio de valor sobre hechos históricos. Eso corresponde a los historiadores. Este proyecto de ley va en la línea de la política de este Gobierno de ampliación y reconocimiento de derechos. Y se hace desde el espíritu de la concordia que presidió la Transición. ¿Usted cree que hay tramas de incendiarios en Galicia? -Eso lo tienen que determinar los tribunales. Creo que lo que hay, y no sólo en Galicia, son incendios provocados. Las investigaciones llevadas a cabo demuestran que ha habido incendios intencionados, que requieren la aplicación de la ley con todo rigor y que se priorice como línea de política criminal la persecución de estas conductas. -Es usted más prudente que otros responsables políticos. -Siempre digo lo que pienso. -Tenemos un problema de agua gravísimo que en determinadas regiones puede ser acuciante en cuestión de semanas teniendo en cuenta que el año hidrológico ha sido decepcionante. -El año actual y el anterior. Venimos de una situación muy complicada. Como usted sabe, el Gobierno ha adoptado una de- terminada política del agua. Hemos estado trabajando en una misma línea desde el principio: poner todos los mecanismos a nuestro alcance para tratar de paliar las consecuencias derivadas de la falta de agua y garantizar el abastecimiento humano. Hemos hecho inversiones de casi 600 millones de euros en obras de emergencia, desaladoras, regadíos, aguas subterráneas. En estos dos años tan duros no ha habido restricciones hasta ahora. Me hubiera gustado que algunos de los responsables políticos de las zonas más afectadas, las Comunidades de Valencia y Murcia, hubieran colaborado más, haciendo una política de uso racional del ESPAÑA SECA Me hubiera gustado que algunos responsables políticos de las zonas más afectadas, Valencia y Murcia, hubieran colaborado más MEMORIA HISTÓRICA No habrá nada en el proyecto de ley que suponga ningún juicio de valor sobre los hechos históricos. Eso corresponde a los historiadores agua como ha hecho Madrid, por citar una Comunidad no gobernada por el PSOE. Y quiero que sepa que de todas las obras e inversiones que hemos hecho, más de la mitad han ido a Murcia, el tercio siguiente ha ido a Valencia y el siguiente a Castilla- La Mancha. Seguiremos trabajando. Nos espera el momento más duro de aquí a diciembre- ¿No se plantean la posibilidad de reconsiderar el trasvase del Ebro? -No. La verdad es que si creyéramos que eso iba a solucionar el tema lo hubiéramos hecho. Pensamos que algunas de las obras que estamos poniendo en marcha dentro de unos meses van a proporcionar más cantidad de agua, con menos coste y en menos tiempo. -Éste es un Gobierno que se va desagregando por etapas. Primero el señor Montilla. Hay una previsión de Juan Fernando López Aguilar para Canarias. Y la ministra de Sanidad, Elena Salgado, candidata a secretaria general de la OMS. Parece una crisis por etapas. -Éste es un Gobierno que tiene una enorme estabilidad, dirigido por un presidente que, me va a permitir la expresión, está llevando con talante y con talento los cambios que necesita en su Ejecutivo, dando continuidad a su acción de gobierno y garantizando su eficacia de cara a los ciudadanos.